Esta noche se podrá observar el eclipse lunar más largo de los últimos 550 años

Este fenómeno podrá verse la noche del 18 de noviembre al 19 de noviembre. El eclipse lunar se podrá ver en el oeste de Europa, África, América, el Pacífico, Oceanía y Asia.

18.11.2021

Este 19 de noviembre nuestro país será testigo del último eclipse en territorio continental, cuando la Luna quede cubierta en más del 95% por la sombra de la Tierra. Este fenómeno astronómico que será visible en todo el territorio nacional, incluido Isla de Pascua, tendrá una duración aproximada de 3 horas 30 minutos, lo que lo convierte en uno de los más largos en los últimos 550 años.

Según ha explicado el profesor del Instituto de Física, Nicolás Tejos, un eclipse ocurre cuando un objeto es ocultado por otro objeto visto desde la Tierra, agregando además que “los más famosos y evidentes son los eclipses de Sol y eclipses de Luna, pero también puede darse un fenómeno similar en sistemas de estrellas tal que una oculta la luz de la otra y viceversa”. A diferencia de un eclipse solar, que es cuando la sombra de la Luna oscurece total o parcialmente al Sol, un eclipse lunar se produce cuando la sombra de la Tierra oscurece total o parcialmente la Luna.

Este fenómeno astronómico, al contrario de lo que ocurre con un eclipse de Sol, que solo es visible en sectores específicos, se podrá ver desde una gran parte de nuestro planeta, incluyendo América del Sur. Al respecto, el académico PUCV, manifestó que "un eclipse de luna se puede apreciar desde muchos lugares de la Tierra (poco más de la mitad de su superficie). Vale destacar, que la sombra de la Tierra proyectada a la distancia de la Luna es mucho más grande que el tamaño mismo de la Luna”. 

Dentro de las fases del eclipse, tenemos la umbra y penumbra. El primero es cuando la parte de la sombra de la Tierra que es más oscura está sobre la Luna y está se ve más oscura, es la parte más fácil de identificar y la penumbra es cuando la Luna empieza ser parcialmente oscurecida por la penumbra de la Tierra, o sea, la parte de la sombra de la Tierra que no es completamente oscura. Al respecto el Dr. Tejos señaló que “el eclipse de penumbra es mucho más difícil de percibir, pues la luna sólo va decreciendo su brillo lentamente y es también mucho más largo ya que tiene una duración aproximada de seis horas.”.

Hace más de 2000 años y a partir de la duración de un eclipse lunar total, Aristarco de Samos, pudo estimar el tamaño de la sombra proyectada de la Tierra a la distancia de la Luna. Esto, sumado a que los eclipses de Sol sólo pueden ocurrir si la Luna se encuentra más cerca del Sol que de la Tierra, le permitió obtener de forma correcta los tamaños relativos del Sol, la Tierra y la Luna y sus distancias relativas.

El experto en Astronomía manifestó a su vez que “de esta forma Aristarco entendió que el Sol es un objeto muy muy grande que se encuentra muy muy lejos, y también sabía que la Luna era un objeto más pequeño que la Tierra en órbita alrededor de la misma. Todo esto gracias a los eclipses de Luna y Sol”, agregando además que “otra cosa importante de los eclipses lunares, es que podemos ver la forma de la sombra de la Tierra proyectada en la superficie Lunar. Dicha sombra es siempre curva, tal como se espera de la sombra de un objeto esférico. Por lo tanto, la forma de la sombra de la Tierra proyectada en la Luna provee evidencia directa de que la Tierra es efectivamente esférica”.

Por Miguel Gasson

Facultad de Ciencias PUCV