Testimonio Rocío Almazán

Estudiante
Pedagogía en Física

"Antes de entrar a la universidad procuré informarme de todos los aspectos que para mí eran relevantes. Investigué sobre el enfoque de Pedagogía en Física en la PUCV, las asignaturas que tendría que tomar, la sede a la que iría a clases, cómo llegaría a ese lugar, busqué imágenes, etc. Esto me ayudó a contextualizar y a tomar la decisión de entrar a la PUCV.

Mi instituto es pequeño y eso tiene algunas ventajas. Lo que más me gusta es la cercanía que se tiene con las y los profesores/as. Si bien el cambio de la educación media a la superior puede ser un proceso algo brusco, particularmente no lo viví así pues siempre me sentí en un ambiente de cercanía y agradable.

En la PUCV hay variedad de actividades extracurriculares en las que se puede participar y fortalecer vínculos de vida universitaria. Actualmente soy monitora de Difusión PUCV, es un espacio que me ha dado la oportunidad de desarrollar ciertas habilidades de expresión y relación con otros/as, lo que también me ha servido muchísimo para mi carrera. Además, he tenido la oportunidad de conocer personas de otras carreras y ha sido una experiencia bastante enriquecedora personalmente.

En mi paso por la PUCV, lo que más rescato es la capacidad de autonomía que he logrado desarrollar hasta el momento. He tenido que adquirir una gran responsabilidad conmigo misma, ya que, mi principal objetivo es terminar mi carrera, he sido consciente de que nadie lo hará por mí, así que debo ser responsable con las cosas que hago y las que no. Sin duda, la universidad ha sido una instancia para crecer a nivel personal, además de desarrollar habilidades en lo profesional".