Reportaje: PUCV actualizó su Modelo Educativo con participación de la comunidad universitaria

Tras largos meses de trabajo nuestra Casa de Estudios actualizó el documento, decisión que fue recogida en el Plan de Desarrollo Estratégico 2017-2022.

10.02.2021

El desarrollo de la sociedad del conocimiento actual ha significado un gran desafío para las universidades alrededor del mundo, puesto que todo el quehacer universitario se ha visto influido por su acceso y esta fue una de las grandes motivaciones para actualizar el Modelo Educativo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. El objetivo era muy claro: “adecuar la formación de las personas a las demandas de la sociedad actual”, de acuerdo a lo planteado por el rector, Claudio Elórtegui Raffo.

Pero todo este trabajo no podía llevarse a cabo sin la participación de todos quienes forman parte de nuestra Institución, por lo que toda la comunidad universitaria se hizo presente. Académicos, estudiantes, funcionarios, egresados y empleadores participaron de las instancias de diálogo y conversación, como lo fueron las encuestas, grupos focales y mesas de trabajo, las que comenzaron a desarrollarse desde principios de año.

En enero de 2020  se dio el puntapié oficial y se llevó a cabo una reunión junto a directores y jefes de Docencia de todas las unidades académicas de la Universidad para conocer y discutir sobre el proceso de actualización del Modelo Educativo. En esa instancia, el vicerrector Académico, Nelson Vásquez, agradeció la participación y comentó que “el Modelo Educativo recoge lo que somos actualmente y proyecta hacia el futuro lo que queremos ser, camino al centenario de la Universidad.  Esta propuesta se hace cargo de nuestra tradición, de los aportes de varias generaciones de académicos que han contribuido al engrandecimiento de la PUCV y asume varias de las tendencias nacionales e internacionales en educación superior”.

Desde el lado de los docentes, agradecieron la instancia de participación y destacaron la importancia de formar parte de estas mesas de trabajo, tal y como señaló en la oportunidad Patricia Peñaloza, jefa de Docencia de la Escuela de Agronomía, “me pareció que se realizó una discusión muy rica, creo que es muy bueno que se presentara como una etapa borrador y que nosotros pudiésemos desde cada uno de nuestros ángulos mejorar esa propuesta”.

PARTICIPACIÓN DEL ALUMNADO

Pero al igual que el cuerpo docente, los estudiantes fueron considerados desde el inicio como pieza fundamental en la actualización del Modelo Educativo de la PUCV. A comienzos de año, se invitó a la Federación de Estudiantes, miembros de comités curriculares, ayudantes y tutores a una reunión para participar de la construcción de este nuevo documento.

En la oportunidad, los estudiantes conocieron en detalle la estructura básica de lo que se estaba trabajando y luego, en grupos, pudieron conversar sobre los elementos presentes en la propuesta y discutir sobre cuáles deberían ser las principales funciones de este nuevo modelo.

Para Alfredo Gutiérrez, estudiante de cuarto año de Pedagogía en Educación Física, esta instancia fue muy bien recibida, ya que para él “es importante considerar la opinión de los estudiantes al momento de desarrollar el Modelo Educativo, porque somos nosotros los que lo vivimos día a día, por tanto, conocemos sus falencias, sus puntos fuertes y sabemos dónde es necesario hacer hincapié”.

Sin embargo, esa no fue la única ocasión en la que los alumnos pudieron participar de reuniones enfocadas en el desarrollo de este Modelo Educativo, ya que en total se realizaron 240 talleres a estudiantes de pregrado, implementados por la Dirección de Asuntos Estudiantiles y la Dirección de Desarrollo Curricular y Formativo.  En ellos, pudieron conocer los pilares fundamentales en los que se basa la formación de personas en la Universidad y aspectos centrales de la identidad institucional: una Universidad católica, de excelencia y con vocación pública.

EL NUEVO MODELO

Todas las ideas que surgieron de las distintas sesiones y mesas de trabajo se relacionaron directamente con los cuatro pilares conceptuales sobre los cuales se estructura la actualización del Modelo Educativo y que guían el quehacer universitario en la PUCV: formación integral, formación de excelencia, formación a lo largo de la vida y formación que aspira a lograr una vinculación permanente con el medio.

El trabajo de toda la comunidad universitaria permitió llegar a un documento robusto que busca adecuar la formación de personas a las demandas de la sociedad actual y respeta la base de la identidad institucional que caracteriza a la PUCV.

En palabras del rector Elórtegui, a través de este Modelo Educativo nuestra Universidad “se hace cargo del contexto nacional e internacional de la educación superior. Asume que el mundo de la cultura, de las artes, del trabajo, de la producción científica y de la formación de personas es dinámico y cambiante, con crecientes exigencias de aseguramiento de la calidad. Y se compromete con el desarrollo de habilidades transversales, esenciales para el desempeño profesional actual, las que se van alcanzando en los procesos formativos de los planes de estudio de pre y postgrado”.

Pero también destaca que en el centro de este nuevo documento “están las personas, con su dignidad, sus talentos y su realidad. Establecemos como prioridad institucional que todos los estudiantes alcancen aprendizajes en niveles progresivos de complejidad. A través del estudio, ellos van tomando plena conciencia de su rol social, de sus capacidades y de las oportunidades que nuestra Universidad les pone a disposición para que logren una formación integral, de excelencia, a la largo de la vida y vinculada con las necesidades de la sociedad”, concluyó.

Dirección General de Vinculación con el Medio