Profesor Emérito Eduardo Cavieres dona colección de libros de historia regional a la PUCV

Más de 100 ejemplares de la biblioteca personal del destacado académico e historiador estarán disponibles para los investigadores que requieran revisar estos documentos que guardan valiosa información sobre la historia de ciudades desde Arica a Punta Arenas.

28.08.2019

Los libros tienen un valor especial. En su interior contienen información de momentos que guardan sentido dentro de un contexto mayor, pero también son significativos porque son parte de la historia de cada uno y nos han servido para entender lo que ha ocurrido en el pasado, prepararnos para el futuro que se avecina y también confeccionar nuevos libros.

Considerando que es importante que estos valiosos documentos lleguen a nuevas generaciones, esta semana el Profesor Emérito de la PUCV y Premio Nacional de Historia 2008, Eduardo Cavieres, fue protagonista en la inauguración de un nuevo espacio dentro del Archivo Histórico de la Universidad, a través de una valiosa sección de Historia Regional y Urbana que lleva el nombre de este prestigioso académico formado en el Instituto de Historia de nuestra Casa de Estudios y que por décadas ha guiado a alumnos de diversas universidades de Chile y el extranjero.

Más de 100 libros que fueron donados por el Dr. Cavieres a la PUCV ahora estarán en la Casa Central de la Universidad, donde se narran historias de comunas de Arica a Punta Arenas y que son interesantes, pues algunos corresponden a primeras ediciones que no se han vuelto a lanzar, por lo que son escasas para los investigadores que llegan al Fondo Eduardo Budge, provenientes de diversas regiones.   

A la ceremonia asistió el rector Claudio Elórtegui; el vicerrector Académico, Nelson Vásquez; la directora general de Vinculación con el Medio, Karina Toledo; la jefa de Proyectos Culturales, Kareen Stock; el jefe de la Unidad de Patrimonio Histórico y Museográfico, Fernando Vergara; el investigador Samuel León; entre otros amigos (as) y alumnos (as) del profesor.

Al respecto, el rector Elórtegui recordó que el acto se efectuó el mismo día en que se conmemora a San Agustín, patrono del Instituto de Historia de la Universidad. “Hoy nos reunimos en esta significativa ceremonia para recibir del profesor Eduardo Cavieres, esta colección de obras que viene a enriquecer aún más el Fondo Patrimonial de la Universidad, que está conformado entre otros por el Fondo Eduardo Budge y el Fondo Margot Loyola junto a una serie de colecciones que ha ido recibiendo a través del tiempo, por personas muy generosas que han querido legar a la PUCV parte de sus tesoros bibliográficos y archivísticos”, señaló.

“Hoy recibimos una colección que está en la línea del trabajo académico del profesor Eduardo Cavieres, que tiene una gran riqueza y corresponde especialmente a obras asociadas a la historia regional y urbana de distintas regiones del país. Agradecemos al profesor y es muy significativo que este acto se realice justo en el mismo lugar donde comunicó al país la obtención del Premio Nacional de Historia en 2008, un logro muy difícil para los profesores de regiones, un justo reconocimiento a sus grandes cualidades académicas y personales”, precisó.   

UN TESORO PATRIMONIAL

Por su parte, el Dr. Eduardo Cavieres recordó que hoy en día las bibliotecas son cada vez más escasas a nivel de los intelectuales y académicos. En efecto, los profesores jóvenes prefieren ocupar los espacios que ofrecen las universidades en vez de comenzar sus propias bibliotecas en casa.

Hace tres años, el académico del Instituto de Historia fue a visitar a dos destacados intelectuales europeos: Franco Angiolini y Giovanni Levi en Italia. Gran parte de la conversación que tuvo con ellos se centró en sus bibliotecas, que paulatinamente van enfrentando dificultades de mantenimiento, en comparación al uso del libro digital que se descarga directamente desde Amazon o Google, entre otras plataformas.

“Cada ejemplar es parte de una totalidad y cada uno tiene una historia que contar (…) Las bibliotecas no son para mirarlas y los libros tampoco. Son para leerlos. Desde ese punto de vista, lo he pensado y me encontré con esta colección que incluye historias de ciudades, desde Arica a Punta Arenas. Algunas escritas por personas que quieren su ciudad, que no son académicos, pero que vierten allí sus tradiciones y cuentos. El mejor espacio para esta colección es en la PUCV. Quiero mucho estos libros, pero creo que deben estar en un lugar donde los alumnos los lean. Los libros son parte de mi cultura y de mi historia. Aquí estarán accesibles para muchas personas”, expresó.  

La Colección Eduardo Cavieres Figueroa continuará creciendo en los próximos meses, pero sus primeros 100 ejemplares ya se encuentran ingresados al Sistema de Biblioteca de la PUCV y estarán disponibles para todos los investigadores que lo requieran.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio