Académico Boris Alvarado ofrece múltiples actividades en Argentina

Junto a los alumnos Matías Villalón y Camila Leal visitó la ciudad trasandina de Córdoba para realizar conciertos, ensayos abiertos, conferencias y coloquios.

17.06.2016

Como parte de una invitación del Conservatorio de la Universidad Provincial de Córdoba y de la Facultad de Humanidades y Filosofía de la Universidad Nacional de Córdoba, el profesor del Instituto de Música de la PUCV, Boris Alvarado, asistió con dos de sus alumnos, Matías Villalón y Camila Leal, a la ciudad argentina para participar en una serie de actividades, entre ellas, conciertos, ensayos abiertos, conferencias y coloquios.

Tras una entrevista en la que abordó las relaciones entre la música contemporánea y la identidad de la música sacra, la composición, la interpretación y la identidad geográfica latinoamericana, comenzó los ensayos a sala llena en el auditorio del Conservatorio Félix T. Garzón, para el concierto dedicado al compositor italiano Luciano Berio, congregando a más de 200 estudiantes de cinco escuelas de música.

Para el concierto inaugural, Alvarado dirigió en escena, con ovación del público, las Folk Songs de Berio, con Constanza Estevan como solista, y preparó a la cantante Fabiana Scheatinni para la iconográfica obra Sequenza III para voz sola.

El segundo encuentro estuvo dedicado a la música chilena, en su mayoría con obras de compositores de la Católica de Valparaíso, donde el académico dirigió y trabajó el “mapuchismo”, tanto desde su obra como desde el trabajo de Eduardo Cáceres, tema que fue muy bien recibido por el público.

Por su parte, la pianista y profesora de la cátedra de Tecnicatura del Conservatorio Félix T. Garzón,  María Victoria Asurmendi, agradeció y manifestó la importancia de esta visita. “Conocieron un gran músico. Mucha alegría, y aún sorpresa, por haber trabajado con un director invitado de gran nivel y una especie de desconcierto-sorpresa por parte de muchos académicos y músicos cordobeses por lo que ocurrió durante esas dos noches de concierto. A mí me emocionaba ver a Boris Alvarado en el escenario, dirigiendo a ese grupo de jóvenes de manera tan sobria y exquisita. Lujo y más lujo”.

Sus actividades contemplaron encuentros con Luis Pérez, director de producción del Gran Teatro de San Martín, con quien abordaron ideas para establecer un intercambio fluido con el Festival Internacional de Música Contemporánea de la PUCV y Plataforma 21 de dicho teatro, comenzando por el estreno allí de la Ópera de Cuerpo.

Además, se reunió con los compositores Juan Carlos Tolosa y Diego Senes, con quienes debatió las problemáticas de la realización de este tipo de encuentros en “ciudades conservadoras” y cómo daña la formación de audiencias la lejanía con la nueva música, lo que Alvarado ha llamado recientemente como una manera de “estado policial”, haciendo suyo el análisis de las formas de relación con la masa a partir de la filosofía. También se juntó y expuso su ópera gracias a una invitación del decano de la Facultad de Humanidades y Filosofía de la UNC, Diego Tatian.

Finalmente, las conferencias de los alumnos Matías Villalón y Camila Leal, del Colectivo de Composición Valparaíso y del Diplomado que dirige Boris Alvarado, en torno a la obra de ambos y de la problemática de la noción de “obra contemporánea”, fueron recibidas con mucho interés. Del mismo modo, ellos pudieron ensayar y estrenar sus obras “Mali” para violonchelo solo y “Sei” para trío mixto.

“Me sorprendió mucho el interés, respeto y dedicación de los jóvenes instrumentistas del Conservatorio. No se trata de decir interés como una pura emoción, sino la calidad de cada instrumentista para abordar estas obras, en algunos casos difíciles y al mismo tiempo el respeto por ella, por sus maestros, los invitados y el entorno de la vida de la preparación de obras. Sin duda algo de lo cual nuestros alumnos debieran aprender, ese valor intrínseco que es el trabajo del aprendizaje por sobre el descuido de la inmediatez y que no conduce finalmente a una buena y acabada producción, sino al vivir la vida por encima de la vida misma”, concluyó Boris Alvarado.

Dirección General de Vinculación con el Medio