PUCV se adjudica importante financiamiento para seguir contribuyendo a la crisis sanitaria por Covid-19

Los fondos serán destinados al desarrollo, testeo, implementación y/o escalamiento de protectores faciales para trabajadores de la salud, solución de rápida implementación a la demanda local de elementos de protección personal para enfrentar la pandemia.

29.04.2020 

Un nuevo hito en el marco del trabajo colaborativo impulsado desde la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso a través de Valparaíso Makerspace, su espacio creativo-tecnológico de prototipado, se concretó recientemente con la adjudicación del proyecto “Retos de Innovación COVID-19, Elementos de protección para el personal de la salud” impulsado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación junto a Corfo, el que buscaba responder a las necesidades de elementos de protección para el personal (EPP) de la salud a través de esta iniciativa basada en ciencia y tecnología.

Sobre este logro, el rector Claudio Elórtegui destacó el trabajo que desarrolla Valparaíso Makerspace, “que tiene que ver con innovación orientada a llevar avances tecnológicos hacia la concreción de productos que van en beneficio de la sociedad”. Al respecto, indicó que “en este contexto tan dramático de pandemia mundial, es realmente un honor para la Universidad que haya sido distinguida por contribuir a la protección de las personas, en particular a quienes están en el día a día atendiendo a los enfermos, como es el personal de la salud”.

La solución presentada por Valparaíso Makerspace consiste en el rediseño, testeo, validación y fabricación de protectores faciales impresos con tecnología 3D, los que serán donados a distintas instituciones de salud pública de la Región de Valparaíso, y serán replicables, reutilizables y de bajo costo de producción. Además, el proyecto considera una parte importante de trabajo logístico y de coordinación consistente en la implementación de una Red Maker que reúna a personas, organizaciones e instituciones con capacidades de fabricación digital, lo que permitirá aumentar los niveles de producción de estos insumos.

“El valor de adjudicarnos este reto de innovación es, a nuestro juicio, el de poner a disposición de la sociedad las capacidades y conocimientos sobre innovación e infraestructura tecnológica desde Valparaíso MakerSpace, tomando un rol activo en el gran desafío de combatir la pandemia”, señaló Etienne Choupay, director de Incubación y Negocios. Agregó que “el desarrollo de este proyecto se condice totalmente con nuestro sello valórico de vinculación con el medio, una característica que identifica a la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso como una institución muy participativa en la colaboración con el entorno regional y que hoy, más que nunca, nos hacemos presente”.

La iniciativa considera también a la Universidad de Valparaíso en una segunda etapa de escalabilidad, institución que destaca por su amplia trayectoria y especialización en carreras del área de la salud y su compromiso con la creación y coordinación de la Red Maker. Esta alianza sería clave para una fase posterior de fabricación, ya que con su ayuda se espera  llegar a las 10 mil unidades de protectores faciales.

Respecto a la iniciativa, Dayan Echeverría, coordinadora general de Valparaíso Makerspace, comentó que como equipo esperan que con la adjudicación y ejecución del proyecto puedan “promover el actuar en comunidad con y hacia nuestro entorno, en base a la cultura de colaboración, la democratización de la tecnología y el conocimiento”. Agregó que “para ello hemos integrado la visión de múltiples profesiones, principalmente provenientes del nexo PUCV-UV y del área de la salud. Esperamos vincularnos prontamente con la ciudadanía mediante la creación de una Red Maker regional de colaboración”. 

Actualmente, la solución está siendo testada y validada por especialistas del Hospital Carlos Van Buren y el Cesfam Marcelo Mena de Valparaíso, proceso tras el cual se podría conseguir una eventual certificación y la liberación de la licencia del producto para que quienes cuenten con implementos de impresión 3D descarguen los diseños ya iterados y puedan imprimirlos.

En total fueron 292 proyectos de todo Chile los que postularon al desafío, de los que solo trece se adjudicaron los fondos tras ser evaluados por un jurado de expertos del mundo de la salud, la ciencia y el emprendimiento. En la Región de Valparaíso, tres propuestas resultaron ganadoras, siendo una de ellas la de Valparaíso Makerspace. “Estamos y estaremos a disposición y al servicio de las personas de nuestra región. Nos llena de orgullo, compromiso y motivación este gigantesco desafío, creemos que si cada institución y/o persona aporta desde su quehacer, esta pandemia la mitigaremos entre todos y todas.” concluyó Dayan Echeverría.

Finalmente, el rector Elórtegui señaló que “ésta es una manifestación más del compromiso permanente de nuestra universidad con la sociedad, que se está materializando en un contexto dramático, y que se agrega a otras iniciativas que estamos desarrollando. Por ejemplo, los laboratorios del Campus Curauma, tanto de Tecnología Médica como de Patógenos Acuícolas del Instituto de Biología, están siendo certificados por el Instituto de Salud Pública para comenzar a realizar los test de diagnóstico del Covid-19; los escudos faciales elaborados por el FabLab Aconcagua; y la amplia y diversa labor de extensión cultural que está desarrollando nuestra área de Vinculación con el Medio. Hay un conjunto de acciones con el que nuestra universidad se pone al servicio de la sociedad en este momento tan difícil”.

Dirección General de Vinculación con el Medio