Dr. Joseph Ramos abordó los desafíos que enfrenta un profesor católico en la Inauguración del Año Académico

El rector de la PUCV, Claudio Elórtegui recordó que este solemne acto constituye uno de los hitos más relevantes en el calendario académico anual de la Universidad.

26.03.2019

Con la realización de una Misa en la Capilla de Casa Central, la que fue oficiada por el Administrador Apostólico de la Diócesis de Valparaíso y Pro Gran Canciller de la PUCV, Monseñor Pedro Ossandón, comenzó oficialmente la Inauguración del Año Académico 2019 en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Posteriormente, en el Salón de Honor de la Casa Central y como acto principal se efectuó la conferencia titulada “Testimonio de un académico católico”, la que estuvo a cargo del Dr. en Economía de la Universidad de Columbia y ex decano de la Universidad de Chile, Joseph Ramos. El experto se ha desempeñado como investigador de FLACSO en temas de desarrollo, tecnología y empleo, además de colaborar en organismos internacionales como CEPAL y la OIT.

El rector de la PUCV, Claudio Elórtegui recordó que este solemne acto constituye uno de los hitos más relevantes en el calendario académico anual de la Universidad. Los fundadores de la PUCV eligieron en efecto el día de la Anunciación a la Virgen María para abrir las puertas de la Universidad un 25 de marzo de 1928 y para conmemorar ese acto fundacional en esta fecha se inaugura oficialmente el Año Académico.

En su discurso, el rector se refirió a una serie de avances que ha presentado la PUCV durante el último tiempo, entre ellos ha aumentado el porcentaje de estudiantes que postulan a la Universidad en primera y segunda preferencia, superando el 90% del total durante el pasado proceso de admisión.

“Hemos avanzado en inclusión, otorgando oportunidades y formación de calidad a jóvenes con talento y capacidades académicas, de todos los sectores sociales, en especial con los más vulnerables. Casi el 50% de los estudiantes recibe el beneficio de la gratuidad, lo que evidencia la diversidad socioeconómica que caracteriza a nuestra Casa de Estudios”, indicó.

En relación al lineamiento estratégico “Universidad que crea conocimiento”, durante el año 2018 se lograron significativos avances, tanto cuantitativa como cualitativamente. Se superaron ampliamente las 500 publicaciones ISI-WOS, que era un hito que se había establecido para este periodo, alcanzándose 560 artículos, lo que significa un aumento de un 15% en relación al año anterior.

Como amenazas futuras, el profesor Elórtegui lamentó que dentro de la PUCV se utilice la paralización de actividades como primera medida para abordar los problemas que surgen dentro de la comunidad estudiantil, siendo que es posible acceder a otras opciones que propicien el diálogo.

“Los paros reiterados y prolongados amenazan la calidad de la formación de nuestros estudiantes, que constituye una de nuestras principales fortalezas. Los más perjudicados son los propios estudiantes, especialmente los más vulnerables. Otra amenaza se vincula con los ataques al necesario pluralismo que posee la Universidad. Este es un atributo necesario y positivo en instituciones que se desarrollan en ambientes de libertad como la nuestra”, precisó.

El rector recordó que el pluralismo al interior de la Universidad tiene muchas dimensiones. “Me refiero a la necesaria y positiva coexistencia de distintas visiones y escuelas de pensamiento, en particular desde las ciencias sociales y las humanidades. Me parece fundamental que en estas disciplinas en una universidad católica esté presente el pensamiento y la visión cristiana (…) Estoy convencido de que no pueden faltar al interior de la Universidad”, advirtió.

A NO RENUNCIAR AL DIÁLOGO

Por su parte, el Dr. Joseph Ramos comenzó su conferencia con una reflexión: “¿Qué valor le da la catolicidad a una universidad? Permite educar a los hombres de manera íntegra, en diálogo con lo mejor de su tradición cultural en ciencias, artes y humanidades (…) La cultura occidental no es universal, pero hay que conocer una cultura para entender mejor a las demás”, señaló.

Otro de los aspectos que es importante promover dentro de una universidad católica es fomentar el diálogo y generar puentes entre la ciencia y la Fe. “Es necesario promover el diálogo entre las ciencias, las filosofías y la teología. El diálogo puede ser áspero, pero una universidad católica no puede renunciar al diálogo”, advirtió.

¿Qué es ser un buen profesor? Como claves, Ramos planteó que se debe estar en la frontera del conocimiento, ser conocedor de los límites, ser un docente entusiasta y ponerle “fuego” a la vocación como docente. Sobre el aporte que realiza un académico católico, el economista señaló que permite integrar mejor la Fe y la Razón, enriquece la cultura (humanizándola). (…) En estos días, hay que evitar caer en los reduccionismos y la simplificación que distorsiona, sin mirar la complejidad de la realidad”, concluyó.

Dirección General de Vinculación con el Medio

Fotos: Ángela Tobón Coral