Innovaciones con gamificación mejoraron la docencia en la PUCV

Se trata de dos proyectos, impulsados por los docentes Berta Silva, de la Escuela de Comercio, e Ignacio Orrego, de la Escuela de Ingeniería en Construcción.

25.04.2019

La Vicerrectoría Académica de la PUCV, a través de su Unidad de Mejoramiento de la Docencia Universitaria (UMDU) y bajo el marco del Programa de Mejoramiento, Innovación e Investigación de la Docencia Universitaria 2018, impulsó dos proyectos que utilizaron estrategias centradas en la gamificación.

La gamificación es una técnica que ha derivado del ámbito empresarial y que consiste en utilizar mecánicas asociadas al videojuego, para presentar al estudiante una serie de retos de aprendizaje, que cuando este los haya cumplido, generará una recompensa a corto plazo dimensionada a la complejidad del reto.

VIDEOJUEGOS EN LA SALA DE CLASES

El proyecto de mejoramiento, impulsado por la Escuela de Comercio PUCV y liderado por la docente Berta Silva, consistió en la implementación de técnicas de enseñanza y aprendizaje basadas en la gamificación, con el apoyo de herramientas tecnológicas para el aprendizaje.

La experiencia se llevó a cabo en la asignatura de primer año, denominada “Fundamentos de la Empresa”, que abarca el tratamiento de contenidos contables en los cursos iniciales de la carrera de Contador Auditor, donde se trabajó particularmente con el juego Deborah (Double Entry Bookkeeping Or Accounting History Game), con el fin de enseñar la historia de la contabilidad y sus principios fundamentales.

Berta Silva, directora del proyecto, destacó que la iniciativa logró abordar la diversidad de estilos de aprendizaje de los estudiantes. ‘’Algunos son más visuales, necesitan ver imágenes y presentaciones. Están los kinestésicos que necesitan involucrarse, y están los auditivos, que nunca toman notas, pero se debe a que sólo necesitan oír. Nosotros incorporamos todos esos elementos, hoy hacemos eso explícito”, señaló la docente.

Javiera Rubio, estudiante de primero año de la Escuela de Comercio, manifestó la importancia de la innovación en el proceso de aprendizaje. ‘’La innovación implementada fue un método muy didáctico, lo que me parece muy bueno. En clases con este tipo de metodologías, el estudiante tiene un rol activo, se interesa, toma atención y se compromete mucho más con su aprendizaje, en comparación a métodos rutinarios y lineales, donde es probable que los estudiantes se aburran y desmotiven’’, indicó la estudiante.

Más detalles en el siguiente vídeo.

LEGOS EN LA UNIVERSIDAD

Por su parte, el proyecto impulsado por la Escuela de Ingeniería en Construcción y liderado por el docente Ignacio Orrego, consistió en la aplicación de una propuesta didáctica para la enseñanza de la gestión de proyectos de obras civiles.

Para llevar a cabo el proyecto, los estudiantes definieron la planificación de cada uno de sus proyectos. Luego cada grupo recibió un set de legos, el cual armaron en base a plantillas y manuales, y de manera transversal, reflexionaron cada vez más profundamente a través de los diversos desafíos que se interpusieron en la construcción, para finalmente exponer sus modelos y compartir sus reflexiones y puntos de vista.

‘’He percibido diversos aprendizajes en los estudiantes, dentro de ellos destacó la tolerancia, la comunicación efectiva, el trabajo en equipo y la paciencia, dado que estas son sumamente importantes para el desempeño profesional.  Normalmente lo que vemos en la universidad es mucha teoría, muy centrado en los temas técnicos y no tanto las habilidades blandas, que son un eje central en el quehacer profesional’’, aseguró Orrego.

Bárbara Reyes, estudiante de quinto año de Ingeniería en Construcción, manifestó que la experiencia de abordar problemáticas tradicionales, mediante trabajo colaborativo en un formato práctico y lúdico, fue un gran aporte para el aprendizaje. ‘’La experiencia me pareció excelente, dado que pudimos abordar un proyecto, de una manera diferente, es decir, pudo haber sido mucho más extenso a nivel de oficina y en lugar de eso aprendimos mediante la práctica con algo que jamás nos hubiésemos imaginado que ocuparíamos en la universidad”, destacó la estudiante.

Para más detalles revisar el siguiente vídeo.

 

Por Francisco Rivera A.

Unidad de Mejoramiento de la Docencia Universitaria