Ir a pucv.cl

Proyecto creará Repositorio de libre acceso al Archivo "Roberto Hernández Cornejo"

Será financiado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a través del Fondo del Patrimonio y con aportes de nuestra Casa de Estudios

Por Juan Paulo Roldán

La ciudad de Valparaíso fue un referente a finales del siglo XIX y principios del XX como principal puerto del Pacífico Sur. Una serie de adelantos técnicos, financieros y culturales partieron en esta ciudad. Roberto Hernández Cornejo, connotado cronista y escritor de aquella época, fue testigo de muchos de estos adelantos. 

Nacido en Melipilla en 1877, Roberto Hernández hizo sólo dos años de estudios primarios y fue autodidacta. Se inició en los periódicos locales. Trasladado a Santiago en 1902, fue secretario de redacción de El Chileno y cuatro años más tarde asumió la dirección del mismo diario en Valparaíso. Entre 1915 y 1954 fue redactor del diario La Unión, periodo extraordinariamente fértil en estudios, artículos y publicación de libros y durante 35 años dirigió la Biblioteca Pública Santiago Severín, en pleno centro de la ciudad.

Al respecto, el presidente de la Fundación Roberto Hernández Cornejo y nieto del cronista, Horacio Hernández, recuerda que luego de su fallecimiento en 1966, toda la documentación quedó resguardada en la familia, precisamente por su papá. “Estos textos se guardaron, sin catalogación ni inventario. Se sabía que eran valiosos. Cuando recibí el material, esos documentos comenzaron a ser estudiados por mí y en el encuentro con los textos advierto el gran valor patrimonial, histórico y trascendente para el país, lo que da origen a la Fundación”, añade.

Con la PUCV, en 2017 se suscribió un convenio, precisamente para preservar los documentos y asegurar el acceso a la investigación. Los textos permanecen custodiados en el Archivo Histórico de la Universidad. “En el espíritu del convenio, el año pasado tomamos la decisión de postular al Fondo del Patrimonio Cultural, que permite realizar el registro, inventario e identificación de documentación patrimonial. El rector de la PUCV nos dio pleno apoyo y colaboración profesional. Y así, postulamos, adjudicándonos el proyecto”, recuerda Horacio Hernández.

Hay textos manuscritos que documentan el itinerario biográfico de su abuelo y su quehacer historiográfico, con textos de cuando tenía nueve años. Algunos se refieren a Melipilla, Santiago y Valparaíso. “Es interesante saber que a los 13 años en 1891, mi abuelo hizo anotaciones de la Guerra Civil y fue testigo del momento. Es una personalidad que va registrando y recopilando antecedentes. Hay cartas de Juan Egaña, una de las figuras relevantes de la Independencia, variada correspondencia del siglo XIX. Destacan manuscritos de Diego Portales, son textos muy importantes en la historia del país. Además, de comienzos del siglo XX, hay registros de personalidades como el embajador Miguel Cruchaga Tocornal, Feliú Cruz, el escritor Joaquín Edwards Bello, periodista nacido en Valparaíso. Roberto Hernández está siempre en la vanguardia de la opinión pública, un vigía sobre los acontecimientos”, complementa.

Sobre el objetivo del proyecto, Horacio Hernández agrega que se requiere hacer un inventario para saber con exactitud qué hay. Además, se espera identificar cuáles son los más relevantes y empezar a catalogar lo que existe. “El acento del proyecto es conocer, ordenar, clasificar, documentar, digitalizar y también difundir. Esto se subirá a un repositorio que elaborará la PUCV. Se pondrá a la luz una serie de documentos que pueden ser valiosos para investigadores e intelectuales, pero también a estudiantes de colegios y universidades”, advierte.

APORTE DE LA PUCV

La PUCV es un lugar de estudio y difusión del conocimiento. Al albergar este valioso archivo se abren posibilidades de investigación y acceso a estas fuentes documentales para todo público. Para llevar a buen término este proyecto, se conformó un equipo muy profesional donde participa Andrés Navarro, a cargo del inventario y documentación, Francisca Escandón, como diseñadora gráfica y digitalizadora, Julia Koppetsch y Fernando Vergara como responsables de la divulgación y posicionamiento del repositorio.

La parte Archivística, de Conservación e Informática del Proyecto son fundamentales para el logro de los objetivos. Pero también será relevante lo que podamos realizar para difundir los hallazgos y crear contenidos atractivos para los distintos públicos que hemos identificado: especialistas de varias disciplinas, el sistema escolar y público general interesado en la historia y las memorias de Valparaíso, sostuvo Fernando Vergara, jefe de la Unidad de Patrimonio Histórico y Museográfico de la PUCV.

La experta en conservación del patrimonio Andrea Hermans, es la jefa del proyecto y tiene mucha esperanza que este trabajo contribuya a entregar luces sobre la evolución de la ciudad.

“Vamos a redescubrir cajas que han permanecido cerradas desde 1966. Horacio, como albacea de los documentos, sabe más o menos lo que deberían contener, pero la apertura será emocionante, como desenvolver regalos de cumpleaños. La primera etapa será saber qué hay, hacer separaciones de documentos como manuscritos, recortes de prensa, fotografías y otros. En la medida que vayamos conociendo el universo de Roberto Hernández, tendremos claridad de las subdivisiones. En el proceso de exploración iremos develando cuáles son los tesoros de este inédito fondo. Lamentablemente, no podremos dar a conocer todo lo que encontremos, este proyecto es apenas la primera etapa”, precisa Hermans.

“Todo se va a pasar a contenedores con criterios de conservación y se trabajará inicialmente con aquellos documentos históricamente más relevante para dar a conocer el Fondo Roberto Hernández Cornejo. Nosotros queremos que su legado llegue a personas comunes y corrientes que les interesa la historia de Valparaíso, alguien que esté buscando el nombre de una calle, por ejemplo. El archivo va a ser un aporte a la ciudad y el redescubrimiento de un gran personaje de su tiempo”, destaca Andrea Hermans.

 Un aspecto que es muy valioso de este proyecto es que el material documental se subirá a una plataforma que estará disponible para todos quienes lo deseen. “Un proyecto destacable ha sido la iniciativa Bicentenario de la Armada de Chile con la creación del Repositorio Digital a cargo de su Archivo y Biblioteca Histórica. El Fondo RHC sería el segundo de estas características en la región y ambos serán un complemento para todos los amantes de la historia. Para nosotros es muy importante el respaldo de la PUCV, una institución sólida que, con sus casi 100 años de trayectoria, nos brinda la certeza de la proyección en el tiempo de esta iniciativa. Esa seguridad nos impulsa a seguir avanzando en la digitalización y acceso de todos los documentos. Es un circulo virtuoso donde colaboramos todos por el bien común”, concluye Hermans.

Dirección General de Vinculación con el Medio