En la PUCV se presentó informe final sobre resiliencia climática del Área Metropolitana de Valparaíso

En la ocasión, el profesor del Instituto de Geografía, Ariel Muñoz, advirtió que las comunas que se verán más afectadas por la crisis climática entre 2030 y 2100 serán respectivamente: Valparaíso, Viña del Mar, Villa Alemana, Quilpué y Concón.

11.09.2019

En el Salón de Honor de la Casa Central de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso se presentó el estudio de vulnerabilidad y riesgo del territorio del Área Metropolitana de Valparaíso (AMV) al cambio climático, trabajo que se desarrolló en el marco del “Programa de resiliencia climática para el AMV”, iniciativa que fue abordada durante un año con especialistas de las cuatro instituciones del Consejo de Rectores de Valparaíso (PUCV, UV, UTFSM y UPLA) y que fue liderado por el académico Ariel Muñoz del Instituto de Geografía de la PUCV.

El rector de nuestra Casa de Estudios, Claudio Elórtegui, destacó que el ámbito del cambio climático es de la máxima importancia para la sustentabilidad del planeta y de la región. “El cambio climático es posiblemente el mayor desafío que tiene la humanidad en la actualidad. Nos convoca a transformar nuestra forma de vivir y producir bienes y servicios para asegurar el desarrollo sostenible de la sociedad en el futuro. La región de Valparaíso es considerada la más amenazada por el cambio climático en Chile, según los informes del Ministerio del Medio Ambiente”, advirtió.

El proyecto fue posible gracias al financiamiento del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y como contraparte nacional estuvo colaborando el Ministerio de Medio Ambiente. La mesa técnica del proyecto fue integrada por el Gobierno Regional de Valparaíso, la Seremi de Medioambiente y los municipios de Valparaíso, Viña del Mar, Concón, Quilpué y Villa Alemana.

La ejecutiva principal de cambio climático de CAF, Carolina Cortés, señaló que desde la institución se han enfocado en promover un modelo de desarrollo sostenible, aportando con créditos y una serie de recursos no reembolsables. La experiencia ha sido exitosa, lo que se refleja en una serie de proyectos realizados en Colombia, Brasil y Ecuador. Próximamente, se va a realizar a nivel nacional un estudio de similares características en las regiones de Atacama, O´Higgins y Los Lagos.      

Por su parte, la encargada del Área de Adaptación y Generación de Capacidades de la Oficina de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente, Maritza Jadrijevic, indicó que se ha trabajado intensamente desde el Gobierno de Chile en un anteproyecto de ley marco sobre esta temática que incluye metas de mitigación para el país, una nueva institucionalidad, instrumentos de gestión del cambio climático (largo, mediano y corto plazo), instrumentos, financiamiento y sistemas de información, mapas de vulnerabilidad a escala local, entre otros aspectos.

GRAN IMPACTO DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA REGIÓN

En la ocasión, el profesor Ariel Muñoz, advirtió que las comunas que se verán más afectadas del AMV por el cambio climático entre 2030 y 2100 serán respectivamente: Valparaíso, Viña del Mar, Villa Alemana, Quilpué y Concón.

En el documento se establecen una serie de medidas de mitigación y adaptación al cambio climático considerando seis amenazas que se percibirán en la zona del Área Metropolitana de Valparaíso hacia el año 2050: inundaciones, incendios forestales, sequía, olas de calor, remoción de masas y marejadas. Cada una de ellas puede causar deterioro y destrucción de viviendas, daños a la salud e infraestructura, pérdida de cohesión social, aumento de presiones de uso de servicios municipales, escasez hídrica, degradación ambiental, entre otras. 

Debido a estas múltiples amenazas y características socioeconómicas, ambientales y topográficas, el AMV es considerada una de las zonas más expuestas del país a los efectos del cambio climático. “A futuro, las variaciones en el clima van a afectar más a la conurbación interior por olas de calor y sequías, lo que se expresa en mayor riesgo de incendios en comunas que hoy no se ven tan afectadas como Valparaíso. Por ejemplo, Villa Alemana y Viña del Mar pasarán al segundo lugar en la medida que el cambio del clima se acentúe a fines del siglo XXI”, indicó.   

Los resultados de la modelaciones climáticas indican una disminución a futuro de las precipitaciones, una mayor cantidad de días secos y más frecuencia de sequías meteorológicas.

Caracterizado el clima y estudiada su relación histórica con las amenazas y los impactos en el territorio, los expertos proyectaron los riesgos que enfrenta el AMV para los periodos de 2030, 2050 y 2100. Además, se generó un Índice de Vulnerabilidad y Riesgo al Cambio Climático (VRCC) a escala censal de cada una de las cinco comunas del AMV.

Entre las medidas propuestas por el equipo de especialistas está contar con una infraestructura adecuada que regule las crecidas del Estero Marga Marga y así evitar las inundaciones ocurridas a mediados de los años 80; infiltrar el agua para abordar el aumento de la humedad ambiental y así reducir el riesgo de incendios forestales; también se propone un manejo de la interfaz urbano-forestal en el ámbito de las quebradas y la vegetación urbana, entre otras. 

Finalmente, los expertos proponen avanzar hacia una cultura de la prevención, mitigación, preparación, respuesta y recuperación ante los eventos extremos, contribuyendo a la transformación de las condiciones de vulnerabilidad y a una mayor resiliencia desde la acción ciudadana. 

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio