Ir a pucv.cl

Felipe Guzmán, asistente del laboratorio de optoelectrónica: “esta área destaca por su gran cantidad de aplicaciones”

Felipe Guzmán, Ingeniero Civil Electrónico; estudiante del programa de Magíster en Ciencias de la Ingeniería con mención en Ingeniería Eléctrica, y asistente del laboratorio de optoelectrónica de la Escuela de Ingeniería Eléctrica (EIE) de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, nos comentó parte de lo que ha sido su trabajo al interior del laboratorio, en el ámbito de investigación:

 

¿Cómo llegas a trabajar al laboratorio de optoelectronica?

 

Felipe (F): Partí trabajando cuando inscribí mi memoria de pregrado, el 2018. Entre los temas que se ofrecían me llamó mucho la atención el desarrollo de un microscopio de alta resolución. Utilizaba unos algoritmos computacionales, llamados fourier tycography, y el profesor guía era Esteban Vera.

 

En ese entonces el laboratorio era bastante pequeño, recién estaba comenzando. A medida que estuve estudiando esta área me llamó la atención la cantidad de aplicaciones que tiene: en este caso, estaba trabajando directamente a un microscopio, pero la matemática, el trasfondo, se puede aplicar a cualquier sistema de imagen, ya sea un microscopio o macroscopio.

 

Me llamó mucho la atención esta área que en realidad hasta ese entonces no se conocía mucho en la Escuela, la optoelectrónica. Junto a las asignaturas que dictaba el profesor, me parecía muy atractiva, así busqué una forma de dedicarme a ella.

 

¿Cómo se ha ido desarrollado la colaboración con el profesor Vera?

 

F: El profesor quedó satisfecho con el trabajo que hice, y me orientó a presentarlo como paper en conferencias. La primera fue en Concepción, en la Conferencia Internacional en Automatización IEEE y Vigésimo Tercer Congreso de la Asociación Chilena de Control Automático, a modo de avance de lo que estaba trabajando. La segunda, al terminar, fue en el Vigésimo Segundo Simposio en Imagen, Procesamiento de Señales y Visión Artificial, en la Universidad Industrial de Santander, en Bucaramanga, Colombia.

 

En paralelo, el profesor Vera me sugirió realizar una pasantía, la que hice en esa universidad, en el grupo de Procesamiento de Señales de Alta Dimensión o HDSP, en inglés, bajo la tutela del Dr. Henry Arguello, y con orientación del entonces estudiante de doctorado, Samuel Pinilla. Esta pasantía duró tres semanas. Mis estudios fueron una introducción al sensado compresivo, que es la especialidad de dicho grupo. Aparte de eso, me ayudaron a orientarme en lo que vendría a ser mi tema de magíster.

 

¿Por qué decidiste ingresar al programa de Magíster de la EIE?

 

F: La verdad, fue un poco bajo la orientación del profesor Vera. Él me aconsejó darle continuidad a mis estudios, aprovechando la oportunidad del posgrado de la Escuela, la que incluso me permitía la convalidación de asignaturas. Fue todo muy, muy fluido, ya que estaba terminando mi tesis de pregrado y pude ingresar al magíster fácilmente.

 

¿En qué te encuentras trabajando en este minuto?

 

F: Actualmente estoy en lo que es la tesis de magíster, la que consiste en usar los conceptos de sensado compresivo que use allá (en Bucaramanga), para un arreglo de cámara con sensores CMOS, donde me encuentro en una etapa de planificación, que, de hecho, tengo presupuestada una presentación en la conferencia Sensado e Imagénes Óptico-Computacionales de la Sociedad Óptica Estadounidense, la que dada la situación del virus, la haremos en línea el 22 de junio. Solo quedaría la presentación formal de mis avances, mientras que la tesis de magíster culmina con la publicación en una revista especializada.

 

¿Cómo te perfilas profesionalmente?

 

F: Para empezar, me gusta la idea de la investigación. Es muy estimulante. Particularmente siento que me queda mucho aún por explorar en optoelectrónica. Tengo varias ideas que quiero probar. Con el profesor Vera y con Camilo, también asistente del laboratorio, tenemos ganas de hacer varias cosas. Estamos en búsqueda de agrandar nuestro equipo. Hago un llamado a los estudiantes y profesores, que se viene fuerte este campo, que si bien suena desconocido en la universidad, las investigaciones son muy vanguardistas. En algún punto, llegara a ser muy influyente.

 

Para conocer más del laboratorio de optoelectrónica de la Escuela de Ingeniería Eléctrica (EIE) de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, puede visitarse el sitio web oficial.