Ir a pucv.cl

Investigación

Escuela de Ingeniería Eléctrica investiga sobre la impresión 3D para telecomunicaciones

El grupo de investigación experimenta con la impresión directa de piezas funcionales con el fin de reducir tiempo y costos de fabricación para antenas y otros dispositivos.

Desde 2017, un grupo de investigación de la Escuela de Ingeniería Eléctrica de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso está indagando en cómo utilizar la impresión 3D para aplicarla en el rubro de las telecomunicaciones. El grupo, conformado por la profesora Eva Rajo Iglesias de la Universidad Carlos III de Madrid, el profesor Oscar Quevedo Teruel del KTH Real Instituto de Tecnología de Estocolmo, Suecia y José Manuel Poyanco, exalumno de la nuestra universidad, actualmente alumno de doctorado en la Universidad Carlo III de Madrid, colaboran con el profesor Francisco Pizarro, quien está explorando con diversos materiales, obteniendo un buen resultado, habiendo publicado cerca de cinco artículos en importantes revistas científicas.

La relevancia de esta disciplina radica en que, actualmente, en diversos mercados no hay suficientes alternativas ergonómicas para cubrir las necesidades tecnológicas que surgen. El profesor Pizarro cuenta que ‘’lo que hacemos nosotros (...) es justamente darles diferentes opciones a los diseñadores (...) si se pone a volar un dron con determinadas características, quizás ese dron necesite una antena que pese muy poco, y las alternativas actuales son muy pesadas. Con la impresión 3D yo puedo ofrecerte una antena de 100 gramos, mucho más liviana’’.

Si bien alrededor del mundo hay diversas agrupaciones que prueban cómo obtener piezas funcionales y de buena calidad, tal como la Universidad de Valencia, quienes cubren sus prototipos con una capa metálica delgada, Francisco comenta que ‘’es un muy buen grupo de investigadores (...) pero nosotros apostamos por imprimir la pieza directamente, apenas sale de la impresora, esta ya puede ocuparse (...) además contamos con impresoras que pueden imprimir con dos materiales a la vez, logrando piezas más complejas, precisamente para ahorrarnos ese recubrimiento’’.

Impresión directa, recubrimiento con metal o utilizar diferentes materiales conductivos, todo es válido para los investigadores alrededor del mundo. No obstante, aunque sus enfoques sean distintos, se busca resolver la misma interrogante: ‘’¿cuáles son los límites de esta nueva tecnología?’’. Siempre hay espacio para colaborar, en palabras de Francisco Pizarro, ‘’estamos al mismo nivel profesional que otros grupos alrededor del mundo, cada quien con sus técnicas y enfoques, pero compartiendo nuestros conocimientos, poniendo nuestro pequeño grano de arena para complementarnos unos a otros’’.