Ir a pucv.cl

Historia

El 8 de Mayo de 1963 se firmó el Decreto de Rectoría que concedía reconocimiento oficial a la Escuela de Educación Física, aunque las clases se habían iniciado semanas antes, conforme al período académico de entonces.

Don Luis López González (Q.E.P.D.), fue miembro fundador y primer Director de la Carrera. Distinguido académico universitario de la época, filósofo, matemático, arquitecto y visionario, fue quién, junto a los primeros profesores de la época (algunos de los cuales están hoy presentes), transmite su legado, poniendo énfasis en una concepción fundamentalmente humanista de la Educación Física.

Al conocer la vida de Don Luis López González, podemos entender que el fundamento de su obra estaba mediatizada por una férrea convicción altruista, en donde los propósitos educativo físicos, deportivos y recreativos, no podían excluirse de los objetivos últimos que debía seguir la Universidad en la formación de los estudiantes.

Desde los inicios de la formación de la carrera, se concentra la atención educativa en el hombre, como totalidad y realidad indivisible al respecto. Los documentos de la época señalaban: "La Educación Física es la Educación para el desarrollo armónico del hombre en cuanto tal. En consecuencia, es el interés de este departamento promover aquella clase de educación, que integra al hombre dentro de la cultura cristiana en forma sólida y completa, dotándolo de los fundamentos y habilidades que lo capacitan para la participación eficiente en la sociedad moderna". Han transcurrido 46 años y los propósitos institucionales establecidos en nuestra misión mantienen la concordancia con los ideales que nos legaron sus fundadores. Desde los inicios y a lo largo de todos estos años, la comunidad de la Escuela de Educación Física ha procurado mantener un diálogo fecundo y permanente que enriquezca la relación entre quienes forman y han formado parte de ella.

En estos 55 años han estudiado más de mil alumnos, han acontecido muchas historias y particularidades. Podemos señalar que la gran mayoría ha vivido intensamente la corta vida universitaria. Debemos enorgullecernos de nuestra Institución Universitaria, que ha formado y preparado profesionales de gran valía, que hoy se desempeñan en las más variadas actividades relacionadas con el quehacer profesional. Así también, al ser depositarios de un conocimiento amplio y generalizado recibido en la universidad, han sabido canalizar sus talentos individuales para aportar en el desarrollo de la nación, en los más diversos ámbitos productivos y de servicios del país.

Hemos llevado esta década con especial esperanza en el porvenir, el plan de desarrollo estratégico trazado con un horizonte determinado, nos hace visualizar que nuestra Escuela continuará avanzando en sus propósitos formativos sin apartarse de los principios legados por sus fundadores.

Su cuerpo docente ha iniciado un programa de perfeccionamiento conducente al grado de Doctor en el área de Ciencias de la Motricidad Humana por la Universidad de Granada, España. La investigación en el área se debe constituir por todos nuestros profesores en una obligación que permita generar nuevos conocimientos en la especialidad, con la firme convicción que nuestra institución contribuya decididamente en el avance de al Educación Física y Deporte en nuestro país.

Es también cierto que, como profesionales vinculados con el deporte, no hemos querido prosperar sobre terreno plano, sino en ascenso y como todo montañista que se anima a subir el cerro, hemos visto con paciencia y avanzado con prudencia desde abajo hasta su aparente cima, pero ahora que llegamos arriba del promontorio, nos dimos cuenta que sólo era una saliente montaña y al contemplar su ilimitada magnitud, nos percatamos que tan sólo estamos de nuevo al comienzo del camino.