Ir a pucv.cl

Futuros Estudiantes

TRADICIÓN Y CALIDAD

Con más de cien veinte años de existencia, numerosas generaciones de grandes abogados, jueces, diplomáticos, juristas, políticos y académicos han pasado por las aulas de la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, las que puedes conocer en esta galería.

Esta tradición centenaria, su reconocido prestigio y su calidad académica la sitúan como uno de los más importantes centros de enseñanza e investigación del Derecho en el país y en el continente, lo que garantiza al egresado ejercer con éxito las diversas posibilidades profesionales que ofrece la abogacía.

A lo largo de sus más de 120 años, más de mil abogados han sido formados en la Escuela de Derecho PUCV, los que en este tiempo han destacado en las más altas y diversas funciones, siempre precedidos de gran reputación y prestigio profesional, que es la impronta y configuran la identidad de los licenciados Derecho PUCV. Puedes conocer a algunos de ellos a través de las Mini Entrevistas aquí publicadas.

PERFIL DE EGRESO

El licenciado de la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso sobresale por un razonamiento jurídico riguroso que le permite desenvolverse en cualquier función del ámbito profesional del derecho, con la aptitud para realizar un juicio crítico al derecho vigente, su aplicación y sus cambios. Su formación profesional, fundada en los principios sustentados por nuestra Universidad, lo prepara para realizar un trabajo de calidad al enfrentar y resolver los desafíos profesionales que decida asumir. Contribuye a la aplicación y el desarrollo del derecho con una visión comprensiva e informada que le permite considerar los intereses públicos y privados desde la perspectiva del bien común, demostrando flexibilidad, capacidades de liderazgo, comunicación y negociación que lo destacan como un profesional confiable.

El perfil se basa en las siguientes competencias que deberán cumplir las personas que se licencien de la Escuela de Derecho PUCV:

 

Excelencia Profesional
Orientación a realizar un trabajo de calidad, superior a los estándares del contexto. Implica diseñar estrategias efectivas para abordar problemas jurídicos, mantener un esfuerzo firme y constante para alcanzar las metas, y trabajar duro en situaciones cambiantes o estresantes, sin alterar la productividad. Asumir las responsabilidades como desafíos profesionales y contar con la flexibilidad necesaria para aprender de manera constante.

En este ámbito, el licenciado PUCV es capaz de asumir diversos desafíos de manera simultánea, manteniendo su esfuerzo, organización y motivación. Considera y amplía su visión de los problemas o cuestiones por abordar para superar los estándares en calidad de contenido, forma y tiempos de respuesta. Asume la responsabilidad de las consecuencias de sus decisiones y puede argumentarlas de manera clara, dando cuenta de los principios que guían su acción. Toma decisiones visualizando las mejores alternativas posibles, identifica los medios idóneos y desarrolla las estrategias necesarias para conseguir resultados deseados en el ámbito jurídico.

Conocimiento y razonamiento jurídico
Conocer los aspectos fundamentales de las principales disciplinas del derecho. Implica manejar las fuentes del derecho y aplicarlas de manera rigurosa, sistemática, lógica y pertinente. Supone contar con un razonamiento integrador y crítico que permita enfrentar la realidad jurídica, comprendiendo las causas, los hechos y el derecho.

En este ámbito, el licenciado PUCV identifica los tópicos jurídicamente relevantes de una hipótesis determinada y los problemas que plantea, desde una visión sistémica del derecho; es capaz de proponer una solución jurídica a un problema hipotético o real, utilizando los argumentos jurisprudenciales, teórico o doctrinarios disponibles; genera un análisis crítico de los argumentos existentes, avizora razonamientos alternativos y es capaz de formular, cuando sea posible, nuevos argumentos o propuestas plausibles.

Trabajo en equipo
Capacidad de participar en equipos de trabajo, colaborando, tomando decisiones y dirigiéndolo hacia el cumplimiento de una meta u objetivo. Implica la capacidad de organizar el trabajo estableciendo metas y estándares de desempeño, realizando un seguimiento y evaluación del trabajo conjunto.

En este ámbito, el licenciado PUCV puede dirigir equipos con objetivos y estándares establecidos, realiza un seguimiento del cumplimiento de metas y plazos del equipo en el que participa, e identifica el rol que le corresponde en los procesos de trabajo
en equipo.

Negociación
Es la capacidad de desarrollar un comportamiento estratégico dirigido a modificar pretensiones encontradas en vista a la producción de un acuerdo. Implica la capacidad de dirigir discusiones, planificar alternativas y escenarios con ese fin. Centrarse en el problema y no en las personas. Supone la habilidad para crear ambientes propicios para el logro de acuerdos y control emocional del contexto de negociación.

En este ámbito, el licenciado PUCV visualiza posibles escenarios en el que destaquen los intereses de las partes involucradas, discrimina situaciones en las que la negociación aparece como un curso recomendable de acción respecto de otros, y es capaz de jerarquizar sus objetivos en los correspondientes escenarios y definir su margen de acción para negociar.

Comunicación e Impacto-Influencia Profesional
Es la capacidad de expresarse con claridad y precisión, en condiciones de generar confianza en sus interlocutores. Implica contar con las habilidades de comunicación escrita y oral. Expresión clara de argumentos, de manera asertiva y persuasiva, con el propósito de alcanzar los objetivos propuestos en el ámbito profesional. Corresponde al manejo de los recursos expresivos y receptivos de modo de originar una acción o actuación concreta en los demás.

En éste ámbito, el licenciado PUCV comunica temas complejos y verifica que el interlocutor comprenda el mensaje transmitido; estructura adecuadamente el contenido y da la debida redacción técnico jurídica a los escritos requeridos en los distintos contextos de su praxis profesional e institucional, y atiende, además, a los requisitos formales asociados a ellos. Habla con tono seguro y mantiene una postura abierta que facilita la relación con los interlocutores, lo que le permite captar su atención; y es capaz de interactuar con todo tipo de persona, para lo cual muestra siempre una disposición de escucha.