PUCV presentó resultados de cierre del Programa de Tutorías Pedagógicas de la Región de Valparaíso

Esta iniciativa solicitada por Unesco-Chile llevada a cabo por la PUCV logró resultados positivos en el desarrollo de habilidades de los estudiantes participantes.

11.01.2021

Durante el segundo semestre de 2020, un equipo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) liderado por la jefa de la Unidad de Formación Inicial Docente y profesora de la Escuela de Pedagogía, Marta Quiroga, además de Jessica Medina (Unidad de Formación Inicial Docente) y Paula Soto (Instituto de Historia), se adjudicó un servicio de asistencia técnica solicitado por Unesco-Chile, a través del Programa de Tutorías Pedagógicas en la Región de Valparaíso. En la implementación participaron además 3 ex alumnos del Instituto de Historia.

El equipo trabajó con más de 100 estudiantes, en un total de 19 establecimientos educacionales, con el fin de favorecer la permanencia de los alumnos en el sistema escolar.

En la ceremonia de presentación de los resultados de este proyecto el Dr. Nelson Vásquez Lara, vicerrector Académico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, compartió un discurso de bienvenida. “Se realiza esta actividad en el marco del Programa de Tutores Pedagógicos en un contexto de grandes desafíos para nuestro país. La pandemia, sin duda, significó una adecuación relevante para este programa. Sin el esfuerzo del Ministerio de Educación, de la Unesco, de la Universidad y de los profesionales que han trabajado, esto no podría haberse concretado. Agradezco a todos quienes fueron parte de esta iniciativa”, señaló el doctor.

El académico agregó que este tipo de instancias favorecen la igualdad de oportunidades para que todos los jóvenes puedan tener las mismas posibilidades de acceder al desarrollo de nuestro país. “Agradecemos el apoyo de los profesionales que se comprometieron con este programa. Para cambiar a Chile y beneficiar su desarrollo hay que subir a todas las personas en la línea del desarrollo y la educación es clave para ese ejercicio”, indicó Vásquez.

Rodrigo Pérez, representante de la Seremi de Educación de la Región de Valparaíso, mencionó que el principal foco que tuvo este proyecto fueron los (as) niños (as) y jóvenes insertos en el sistema escolar, atendiéndolos de manera directa, para así obtener aprendizajes significativos que puedan contribuir a la labor futura de los establecimientos educacionales.

Rodrigo Araya Moreno, coordinador del Programa de Tutorías Pedagógicas desde la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe de la Unesco, agradeció a quienes fueron tutores pedagógicos, ya que hicieron posible esta experiencia de los estudiantes en sus comunidades educativas.

“Valoramos profundamente este proyecto porque esta estrategia de retención educativa tuvo que ser implementada de manera virtual por el contexto de pandemia. Fue un contexto muy desafiante y complejo, tanto para los equipos de implementación del proyecto como para las comunidades educativas, las familias de los estudiantes y todos los actores involucrados. Desde Unesco creemos que las intervenciones de este tipo van en la línea de promover el objetivo del desarrollo sostenible número cuatro de la Agenda 2030, parte del marco de acción de educación de este organismo. Este objetivo busca garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, promoviendo oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida para todas las personas”, destacó Araya.

Ana Pérez – Canto, jefa del subdepartamento de Procesos y Soporte del DEPRODE del SENAME, expresó en su discurso que “la implementación de este modelo de tutorías pedagógicas, en este contexto de niños altamente vulnerados, aporta en el desarrollo de habilidades socio-emocionales que estos tutores les han entregado a los menores. Esperamos para este año poder contar con más apoyo de estas tutorías pedagógicas porque tener al sector educación de nuestro lado, apoyando esta protección de los niños, es tremendamente importante”.

Resultados de la Experiencia

Este proyecto tuvo por objetivo fortalecer las competencias y habilidades sociales, emocionales y cognitivas de estudiantes provenientes de Residencias Familiares del Servicio Nacional de Menores y estudiantes afectados por pobreza multidimensional de las comunas de Quillota, Quilpué, Villa Alemana, Viña del Mar y Valparaíso.

La iniciativa buscaba potenciar las trayectorias educativas de los jóvenes, acordes a sus necesidades, intereses y aspiraciones, favoreciendo su inclusión y retención en el sistema educativo. Se trabajó con alumnos de entre 10 y 18 años que se encuentran en riesgo de abandono escolar.

Alejandro Rabuco, coordinador territorial del Programa de Tutorías Pedagógicas de la PUCV, entregó los resultados generales del programa, abordando las experiencias de los tutores y mencionando además los lineamientos metodológicos utilizados.

“El objetivo de este programa es fortalecer habilidades sociales, emocionales, cognitivas de los estudiantes provenientes de residencias familiares del Servicio Nacional de Menores y estudiantes en riesgo y abandono escolar que les permitan la resignificación de sus procesos educativos y al mismo tiempo también trazar trayectorias educativas acorde a sus necesidades, intereses y aspiraciones, favoreciendo su inclusión y retención en el sistema educativo. Siempre dijimos que lo importante era que las tutorías pedagógicas no tenían como objetivo el reforzamiento disciplinar, sino más bien el logro de objetivos de aprendizajes a nivel de contenidos”, indicó el profesional.

La estrategia utilizada consistió en sesiones individuales virtuales, de entre 30 a 60 minutos aproximadamente. Hubo un trabajo a partir de las motivaciones propias de cada estudiante con la finalidad de potenciar sus habilidades, siempre colocándolos en el foco del proceso de aprendizaje.

Por Natalia Cabrera Vásquez

Instituto de Historia