Profesor participa en Comisión Investigadora por Ley de Modernización de Puertos

El académico de la Escuela de Ingeniería de Transporte, Leopoldo Santibáñez, expuso sobre el ámbito de Sostenibilidad y Puertos.

26.07.2019

El académico de la Escuela de Ingeniería de Transporte, Leopoldo Santibáñez, ha tenido que exponer en cuatro ocasiones durante las últimas dos semanas como integrante del Comité Técnico de Apoyo a la Comisión Parlamentaria de Investigación de Puertos, en temas de normativa legal, sustentabilidad e institucionalidad portuaria.

El trabajo concluirá con la presentación del Informe Final en el mes de agosto de 2019 ante la Comisión Investigadora de la Cámara, presidida por el diputado Marcelo Díaz.

La presencia de la Escuela se enmarca dentro del ámbito de Vinculación con el Medio, donde aporta con la opinión académica y técnica en ámbitos relevantes para la sociedad a nivel país y en especial en la región de Valparaíso.

El académico expuso sobre el área de Sostenibilidad y Puertos. “El Gobierno de Chile le pidió a la Cámara de Diputados que analizara la Ley Portuaria. Hay algunas leyes que presentan desajustes y son extemporáneas. Por ejemplo, un tercio de los puertos de Chile se manejan con concesiones y dos tercios con una ley que data de 1960”, recordó el académico.

El profesor Santibáñez explicó que los puertos con un desarrollo sostenible incluyen aspectos ambientales, sociales, económicos e institucionales, ámbitos que deben estar en equilibrio. En esta misma línea, las universidades tienen un rol específico como mediadores y pueden acceder a un mayor protagonismo. “Aportamos con el conocimiento y ponemos los temas sobre la mesa, contactamos a las comunidades e impulsamos el desarrollo. La idea es que los puertos chilenos se desarrollen. El tema se ha abordado desde una perspectiva medioambiental, pero en los otros procesos falta mucho avance. El ámbito de la sostenibilidad tiene una larga trayectoria de convenciones internacionales. Los modelos existen. Los puertos impactan en las ciudades, comunidades, en el medioambiente”, precisó.

DESAFÍOS PARA VALPARAÍSO

El profesor Santibáñez agregó que hoy las cargas peligrosas circulan por Valparaíso, lo que representa un riesgo para la población. “¿Por qué ocurre lo de Puchuncaví y Ventanas. Tenemos más de un 95% de incumplimiento frente a la Organización Marítima Internacional (OMI) sobre lo que es polución en los puertos. Esto no se transparenta. Tenemos que avanzar hacia el transporte multimodal: terrestre, aéreo y marítimo”.    

En el ámbito de la sostenibilidad social, el experto recordó que la eventualidad del trabajo portuario ha impactado durante los últimos años en la ocurrencia de paros que impactan a la industria. “Cada huelga significa una pérdida de 500 millones de dólares. Hoy los trabajadores se dividen en esporádicos, ocasionales y estacionales. Todos son eventuales, no tienen derecho a vacaciones, jubilación y sistema de salud. Ellos podrían estar trabajando con una base salarial y leyes sociales. No entendemos estos argumentos. Este trabajo va a ser más eventual, transitorio y vulnerable en el futuro (…) En Chile hay alrededor de 40 mil trabajadores vinculados a los puertos pero no registran más de 8 mil puestos de trabajo porque esto se ha dado sin tener el marco institucional correspondiente”, explicó.

“La OIT establece que somos un país con una inestabilidad estructural desde el punto de vista del trabajo humano. Siempre se está enquistando una huelga en los puertos. Las universidades deben aportar a la formación del capital humano. Es un tema de desarrollo y tenemos que apuntar a eso considerando que se manejan máquinas que valen más de tres millones de dólares. Creemos que los trabajadores deben avanzar hacia un sector de mayor conocimiento”, lamentó.

Como conclusión, el experto propuso la creación de una ley y criterios regulatorios para todos los puertos de Chile, impulsar el desarrollo del capital humano que incluya a trabadores, empresarios y academia, transparentar la tarifa del uso de los puertos, aplicar las regulaciones internacionales a todos los puertos, además de integrar las dimensiones ambiental, social, económica e institucional para contar con puertos “verdes” en nuestro país.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio