PUCV ofreció exitoso espectáculo de flamenco “De Tal Palo tal Astilla” en la Facultad de Ingeniería

La presentación realizada por la Compañía Flamenco Triana cautivó a los asistentes que repletaron el Aula Mayor. La obra contempló el uso de la danza y la música para representar la pertenencia, tradiciones y la evolución de la familia.

06.10.2016

Representar las tradiciones, la vida cotidiana, conflictos y alegrías, mediante el lenguaje de la danza y la música flamenca es la propuesta de la Compañía de Arte Español “Flamenco Triana”, quienes ofrecieron el espectáculo en vivo “De Tal Palo tal Astilla” en la Facultad de Ingeniería de nuestra Casa de Estudios.

La presentación fue organizada por la unidad de Extensión Cultural de la Dirección General de Vinculación con el Medio de la PUCV, recibiendo la entusiasta respuesta del  público de la región que llegó para repletar el Aula Mayor de la Facultad de Ingeniería.

Durante la función, que contó con la asistencia del Vicedecano de la Facultad de Ingeniería, Raúl Conejeros, junto a académicos, estudiantes de la Universidad y un variado público que llegó en familia, la compañía conformada por los Aragú-González ejecutó distintas piezas cantadas y bailadas para construir el argumento de la obra: la representación de una familia y su evolución: el matrimonio de los padres, la llegada de los hijos, los momentos de la vida cotidiana como el almuerzo familiar y también los períodos de rebeldía y ansias de independencia de los hijos a medida que crecen.

Gabriel Aragú, director artístico de la obra, vive actualmente en Sevilla y recordando a su familia a la distancia realizó los guiones y las coreografías. “Traté de tomarnos como ejemplo, pero generalizamos la historia para que cada familia se sintiese identificada con ella. Parten los padres, después llegan los hijos y de a poco van creciendo. Cada persona tiene su rol dentro de la obra. Está el que se encierra en la música, el más conflictivo, el más cariñoso... Todo sucede dentro del hogar”, comentó.

Por su parte, Verónica Muñoz, Jefa de Extensión Cultural de la PUCV, indicó que esta puesta en escena responde al objetivo de ampliar los espacios donde la Universidad llega con instancias artísticas como también permitir que al público fiel y constante se sumen nuevas personas.

“No sólo queremos llegar a más lugares, sino que también ofrecer propuestas nuevas, de calidad, que permitan acercar a la comunidad externa, pero también a nuestros académicos, estudiantes y funcionarios al quehacer que nos mueve. En ese sentido, esta obra no sólo respondió a esos objetivos sino que se planteó también como una oportunidad de encuentro, conversación y emoción, para seguir conversando cuando nos vayamos a casa. Además nos enorgullece que tres de los miembros de esta compañía, que ya ha trabajado con otros elencos de nuestra Universidad, sean ex alumnos y mantengan a través de su arte un vínculo fuerte con su Alma Mater”, precisó.

La obra “De Tal Palo tal Astilla” se estrenó en única función el 21 de agosto en el Parque Cultural de Valparaíso y su elaboración duró más de tres meses.

EL FLAMENCO COMO LENGUAJE

Tomando la música y lírica de cantos tradicionales y populares propios del flamenco, como alboreás, siguiriyas, tientos y canasteras, la representación llevó al público por distintas emociones, desde el romanticismo de un primer encuentro que da origen al matrimonio de los padres, la risa con las típicas frases de las madres hasta la tensión de las discusiones entre padres y hermanos.

Llena de simbolismos, como cuando las hijas dejan la infancia vistiendo la bata de cola -vestuario cuyo uso supone muchísima destreza-, un baúl con recuerdos, la mesa para compatir las comidas y conversaciones y el guitarrista Cristian Ramírez en penumbras, como la música omnipresente en la historia de esta familia,  formaron parte del ambiente que se vivió en el Aula.

“El público es parte de la obra. No quería que fuese una obra liviana. Ellos aportan con mensajes que le habrían dicho a sus padres o hijos y muchos lloran. Estoy satisfecho por la respuesta del público que se desborda de emoción. A nosotros, por ejemplo, nos afectó la obra. Sobre todo en la escena  final del nido vacío, donde lloramos y fue muy fuerte la primera vez que la interpretamos”, agregó.

El flamenco es oriundo de la comunidad de Andalucía. Representa una mezcla de culturas, entre ellas, la gitana, la andaluza y la hindú. Estos tres grupos étnicos estaban allí cuando surgió el flamenco, por lo tanto refleja esa fusión. “El flamenco es muy amplio, tiene ritmos alegres y otros más trágicos. Como lenguaje ofrece varias posibilidades para representar distintos momentos”, concluye Gabriel Aragú.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio   

Fotos: Ángela Tobón Coral