PUCV es sede de proceso que cierra primera etapa del Proyecto Ciencia 2030

Más de 25 profesores de las diferentes universidades se dieron cita en las dependencias de nuestra Casa de Estudios.

14.01.2020

El consorcio integrado entre la USACH, UCN y Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, para el proyecto Ciencia 2030, se reunió en las dependencias de la PUCV, para continuar afinando detalles en las estrategias que buscan potenciar la transferencia de tecnológica y la incorporación científica en la industria.

En la oportunidad se trabajó con un grupo de expertas provenientes de Estados Unidos e Inglaterra, quienes aportaron desde su experiencia, al debate que busca la implementación de procesos cambios en las mallas de cada una de estas casas de estudio y el poder acercar el emprendimiento a los estudiantes.

Durante los tres días se realizaron diversas actividades en las dependencias de la PUCV que buscan sentar las bases de los cambios necesarios para poder acercar la ciencia a la comunidad, pero también para la generación de más ciencia aplicada a la industria. Entre estas actividades se encuentra talleres con profesores de las tres universidades, charlas que muestran los modelos utilizados en universidades de otros países y seminarios con ex alumnos.

Para la seremi de Ciencia de la región de Valparaíso, María José Escobar, los esfuerzos del programa Ciencia 2030, están dentro de las líneas prioritarias del Gobierno, señalando al respecto que: “estos esfuerzos son parte de una declaración de estado para situar a la ciencia como pilar fundamental en el desarrollo del país”, agregando además que: “la ciencia y el conocimiento son una materia transformadora hacia un país integral y sostenible que mejorará la calidad de vida de los chilenos”.

El vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Universidad de Santiago de Chile, Julio Romero, destacó la importancia del proyecto, que radica en la posibilidad de poder integrar las mejores experiencias del extranjero y adaptarlo a la realidad nacional.

“Tuvimos la posibilidad de visitar diferentes universidades en Estados Unidos y Europa, recogiendo las mejores experiencias y así poder generar el mayor impacto y conocimiento para la formación científica en Chile”, agregando además que: “Hemos realizado distintos talleres a nivel país para establecer las prioridades, mecanismos, herramientas e ideas principales para poder modificar los currículo y así generar para las instituciones mejores formas de lograr conocimiento y transferirlo a la sociedad”, señaló.

Un punto central en estos días fue la realización de un seminario con las tres invitadas, Babs Carryer, directora del Big Idea Center, de la Universidad de Pittsburgh, Kit Needham, directora de Enterpreneue in residence proyecto Olympus, de Carnegie Mellon University y Kirsten Cater, directora Académica del Centre for Innovation and Entrepreneurship, de la Universidad de Bristol. En la oportunidad cada una de ellas expuso sobre los desafíos que vivió cada uno de los programas para fomentar la investigación y lograr decantar proyectos a la industria y a la sociedad.

Las tres exposiciones destacaban que la gran fortaleza para el desarrollo de este trabajo era conocer las deficiencias de la sociedad y lograr generar un programa que fomentará la participación de estudiantes en proyectos ligados directamente con las empresas. Babs Carryer, señaló al respecto que: “Lo que nosotros realizamos fue un programa de emprendimiento para el crecimiento de la región y nos relacionamos con los locales comerciales que se encontraban a nuestro alrededor”, agregando además que: “este programa de emprendimiento también se potenció con un programa especial para alumnos. Así nuestros propios estudiantes podían generar sus emprendimientos o aportar desde su área a lo que la sociedad necesitaba”.

Todas las actividades están realizadas por el cierre de la primera etapa del proyecto Ciencia e Innovación para el 2030, de CORFO, que busca “Fomentar la transferencia tecnológica, la innovación y el emprendimiento de base científica- tecnológica en las Facultades de Ciencias Básicas de las Universidades chilenas”. La segunda etapa del proyecto será entre el 2020 y 2025, dónde este consorcio volverá a postular para poder realizar la implementación del plan estratégico.

Facultad de Ciencias PUCV