Más del 85% de los egresados 2016 de Propedéutico ya ingresaron a la PUCV

Con un promedio PSU de 630 puntos generacionales, los estudiantes ya ingresaron a la carrera que deseaban.

29.12.2016

En el marco de este nuevo proceso de selección universitaria, son varias las interrogantes que se presentan en los jóvenes tras recibir este lunes 26 los resultados de la PSU.

Y es que, preguntas como qué estudiar y dónde estudiar son clave para completar el proceso de ingreso a la educación superior. Sin embargo, existe un grupo de jóvenes egresados de cuarto medio del programa Propedéutico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso en conjunto con la Vicerrectoría Académica, ya están inscritos en una carrera universitaria PUCV.

Respecto a ello, Andrea Marchant, Coordinadora Estudiantil de Propedéutico, aseguró que “ésta generación Propedéutico tuvo un nivel de exigencia aún mayor que la del año anterior, cuestión que se vio reflejada en los resultados PSU, aumentando el promedio de puntajes, cosa que no es menor. De hecho, muchos de nuestros estudiantes ponderaron sobre los 700 puntos, y eso, sumado al cupo especial de Propedéutico, les da la posibilidad de elegir cualquier carrera universitaria”.

Con un promedio PSU de 630 puntos generacionales, más del 85% de los estudiantes de alto rendimiento egresados del programa Propedéutico PUCV y de diferentes establecimientos educacionales, ya ingresaron a la carrera que deseaban, pretendiendo continuar los pasos de la primera generación, cuyos jóvenes han tenido un 0% de deserción en su primer año de universidad.

Es lo mismo que espera lograr uno de sus protagonistas, Ignacio Hurtado, egresado del programa y del Liceo José Cortés Brown, “Desde pequeño quise estudiar una carrera que tuviera relación con la tierra, por lo que siempre tuve claro que quería algo como Geología, Ingeniería en Minas o incluso Arqueología. Así que durante la enseñanza media me fui informando y me decidí por Ingeniería en Minas gracias a un profesor titulado de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso que estudió lo mismo, ya que forman un perfil de profesionales integrales que me pareció muy destacable. El programa es una experiencia única, así que cualquier joven que se esfuerce, puede llegar a lograr lo mismo que yo. Es por eso que agradezco a Propedéutico, porque me ayudó a alcanzar mi meta de ingresar a la PUCV”.

Por la misma vereda, Felipe Gutiérrez, también egresado del programa y del Liceo José Cortés Brown, quien postuló a Pedagogía en Matemáticas, espera de su carrera que “puedan formar docentes que ayuden a forjar un auspicioso futuro a otros estudiantes. Mientras que, mis expectativas respecto a la universidad son meramente humanas, me refiero a que espero encontrar solidaridad, compañerismo y cooperación entre estudiantes y profesores. Finalmente, lo que pretendo también, es romper el paradigma y los prejuicios respecto a la carrera de pedagogía, ejerciendo … más adelante, como un buen profesional en el área de la educación”.

Con resultados por sobre los 700 puntos ponderados, la actual generación Propedéutico 2016 se inclina hacia el área científica, optando por las diferentes ingenierías que ofrece la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, siendo las más requeridas: Ingeniería Civil e Ingeniería Industrial. Por lo que, que gracias a su esfuerzo personal y académico, el 85% de ellos ya están inscritos en una carrera universitaria PUCV.

Por Carolina Gaete

Propedéutico PUCV