LIDERES EDUCATIVOS presenta marco de actuación para la gestión y el liderazgo de sostenedores de la educación pública

La iniciativa busca aportar nuevos conocimientos, desarrollar nuevas capacidades de liderazgo y abrir nuevos espacios de innovación para el fortalecimiento del sistema escolar en Chile.

04.08.2017

Con la presencia de autoridades y líderes del sistema escolar, fue presentado el “Marco para la Gestión y Liderazgo Educativo Local”, iniciativa de LIDERES EDUCATIVOS, Centro de Liderazgo para la Mejora Escolar, en colaboración con el Ministerio de Educación para aportar nuevos conocimientos, desarrollar nuevas capacidades de liderazgo y abrir nuevos espacios de innovación para el fortalecimiento del sistema escolar en Chile.

Esta iniciativa nace considerando la importancia de la administración local como catalizadora de la mejora de los centros escolares, razón por la que entrega un conjunto de definiciones, acciones y recomendaciones para avanzar en la profesionalización de la gestión y el liderazgo intermedio, abordando los apoyos que se pueden esperar del equipo profesional del sostenedor, los jardines infantiles, escuelas y liceos. Así, al definir un marco de actuación, se orientan los procesos de desarrollo profesional y formación especializada de los equipos del nivel intermedio.

“Este marco es inédito, ya que por primera vez se propone una definición de las responsabilidades y desafíos para los sostenedores de establecimientos educacionales, con un especial foco en su rol de apoyo a sus escuelas y liceos, creando las condiciones necesarias para fortalecer la autonomía en la gestión y el liderazgo escolar”, destacó Mario Uribe, director adjunto de LIDERES EDUCATIVOS y responsable del proyecto.

En Chile, al nivel intermedio de la gestión educativa se le ha denominado en las últimas décadas “sostenedor”. Este concepto, que solo es utilizado en nuestro país, no tiene una definición específica, ni tampoco un marco de actuación formalmente declarado. Es más, hoy en Chile la labor de los sostenedores presenta ambigüedades respecto a sus ámbitos de acción y responsabilidad final con los colegios que administra, en temas tan importantes como su aporte en lo pedagógico, el desarrollo profesional docente y la gestión de recursos.

“LIDERES EDUCATIVOS entrega este marco con tal de fortalecer los pilares de la educación en Chile, contribuyendo a la mejora y excelencia del sistema escolar chileno. La transformación va a ocurrir cuando se transforme la sala de clases, y esto se debe hacer con una mirada a largo plazo. Para ello es necesario tener a los líderes adecuados”, comentó Nelson Vásquez, vicerrector Académico de la PUCV.

Sin embargo, la evidencia internacional señala que en sistemas educativos en los que la administración local de educación es la responsable de generar condiciones para la mejora escolar, sus ámbitos de actuación y responsabilidad están claramente delimitados. En Chile hay evidencia de que el apoyo del sostenedor a las escuelas y liceos requiere de un compromiso mutuo para generar mejores resultados en los aprendizajes de los estudiantes.

“El valor del marco para el sostenedor no es solo para la educación pública, sino para la totalidad de la educación del país. Es un trabajo colaborativo que presenta un marco de gestión de líderes intermedios, y que nos apoya en la generación de mejores estructuras”, indicó Carlos Concha, secretario ejecutivo de Educación Pública del Ministerio de Educación.

El alcalde de Lo Prado, Maximiliano Ríos, junto con recordar que éste es el primer intento de darle un marco a los sostenedores, indicó que “antes nos sentíamos solos en estas funciones. Ser sostenedor o Daem es un cargo con una responsabilidad gigante, donde muchas personas pueden saber de administración, pero no obligatoriamente de educación. Este marco permite hacer un nexo entre ambas áreas, con tal de construir educación de calidad, con escuelas administrativamente sustentables y económicamente viables”.

Finalmente, Mario Uribe, director (A) de LIDERES EDUCATIVOS y responsable del proyecto, concluyó que “existe un marco para una buena enseñanza y otro para la buena dirección escolar. Sin embargo, el sistema chileno de educación carece de estándares para sostenedores y aquí se entrega un documento que define sus responsabilidades y su relación con las escuelas a partir de la experiencia internacional y las mejores prácticas nacionales. Sin un buen sostenedor no es posible una educación pública de calidad”.

Por LÍDERES EDUCATIVOS