Instituto de Historia realizó Segunda Sesión 2017 del Grupo de Estudios “Circulación de la información, objetos y personas”

“Tras las huellas de una cristiandad perdida: el monacato céltico a través del Penitencial de Tallaght" se tituló la ponencia de Exequiel Monge Allen, candidato a doctor en Estudios Célticos por la National University of Ireland, Galway.

23.06.2017

“Un penitencial era una lista de pecados con sus correspondientes penitencias. Este tipo de documento entró a la historia de occidente como una de las innovaciones del cristianismo irlandés. Probablemente no hay penitenciales más antiguos que los irlandeses y en ellos se puede encontrar la creatividad de esta cristiandad”, señaló Exequiel Monge Allen, candidato a doctor en Estudios Célticos por la National University of Ireland, Galway.

En su exposición se refirió a la cristiandad perdida o cristiandad irlandesa temprano medieval y especialmente al Penitencial de Tallaght del siglo VIII. “Este texto se conserva incompleto, de manera que no existe una copia del manuscrito íntegro. Irlanda después de las invasiones vikinga y normanda del siglo XII, vive una polarización entre la aristocracia normanda y una aristocracia gaélica. Era la aristocracia gaélica, la que poseía una preocupación por la cultura y lo antiguo, y recogió este documento. Algunos intelectuales visitaron los antiguos monasterios y recuperaron estos textos”, precisó el investigador.

A pesar de que solo se conserva un manuscrito del Penitencial de Tallaght, partes de éste fueron convertidos posteriormente en una homilía. Asimismo, cada capítulo del penitencial se divide de la siguiente manera: un párrafo con el nombre del vicio o pecado capital y su descripción; un segundo párrafo donde se describe la “prole” del vicio; un tercero sobre las virtudes establecidas contra el vicio, un cuarto con los remedios contra el mismo y por último los cánones penitenciales.

Este penitencial irlandés es el único escrito en gaélico antiguo, desconociéndose su autoría y fecha exacta de publicación. Sólo se presume que data de finales del siglo VIII y principios del siglo IX (y se originó en el Monasterio de Tallaght, en Dublín).

El historiador mencionó los otros penitenciales irlandeses que existen pero que fueron escritos en latín: Penitencial de Finnian (s.VI), Penitencial de Columbano (ca. 600), Penitencial de Cummian (ca.640), Penitencial de Teodoro (siglo VII. ca. 680?) y Penitencial Bigotiano (s. VIII).

CONTEXTO HISTÓRICO

“Sobre el cristianismo céltico, para entender este problema historiográfico, hay que considerar la pugna de confesiones cristianas que se dio en Irlanda. La idea de que este país tuvo un cristianismo especial, distinto de la tradición latina continental”, indicó Exequiel Monge Allen.

El profesional agregó que “no se sabe el origen o fecha exacta de los penitenciales en la cultura monástica que entró en Irlanda. Sin embargo, probablemente con Patricio (misionero cristiano conocido como el santo patrón de Irlanda) y sus sucesores más inmediatos, o sus posibles y anónimos predecesores, entró un cristianismo de impronta decisivamente monástica donde los límites entre el clero secular y regular fueron más bien difusos. El mismo Patricio se percibe muy parcial al monacato, muy favorable a él. No obstante, el monasticismo llegó a Irlanda en fecha bastante temprana, estando en su apogeo a finales del siglo V, siendo un monacato de raíz gala”, concluyó.

HISTORIA DEL GRUPO

En abril del año 2016 se constituyó el Grupo de Estudios “Circulación de la información, objetos y personas”, conformado por los profesores Ximena Urbina, Virginia Iommi, José Marín, Paulo Donoso y José Moráis, del Instituto de Historia de la PUCV.

Exequiel Monge Allen actualmente hace su doctorado en la National University of Ireland, Galway, y la investigación presentada es parte de su tesis.

Este Grupo nació con el objetivo de profundizar en los temas de investigación que los académicos vienen desarrollando y es una iniciativa que integra a los alumnos de pregrado, magíster y doctorado.

Por Natalia Cabrera Vásquez

Instituto de Historia