ILCL se posiciona como líder nacional en investigación de Lingüística y Literatura con la adjudicación de 4 nuevos proyectos Fondecyt Regulares

Los proyectos seleccionados fueron asignados a los académicos Sabela Fernández, Claudio Guerrero, Walter Koza y Giovanni Parodi.

23.03.2017

Durante la última edición del concurso del Fondo Nacional de Desarrollo Tecnológico y Científico (Fondecyt), el Instituto de Literatura y Ciencias del Lenguaje de la PUCV se ha adjudicado cuatro proyectos regulares en la categoría Lingüística, Literatura y Filología. Dentro de esta categoría fueron elegidos 12 proyectos en el país, por lo que el ILCL posee el 25% de la investigación nacional en esta materia, posicionándolo como uno de los mayores centros de investigación del área en Chile.

Los proyectos seleccionados fueron asignados a los académicos Sabela Fernández, Claudio Guerrero, Walter Koza y Giovanni Parodi. Sus líneas de investigación dicen relación con el desarrollo de competencias terminológicas, las poéticas postdictatoriales, la traducción automática de conocimiento médico y el estudio descriptivo y experimental con uso de eye tracker.

La profesora Sabela Fernández, comenta la importancia de contar con estos fondos, ya que “es una herramienta fundamental, que permite contratar personas y formar un equipo de trabajo, ya que de lo contrario la labor de investigación es muy solitaria y menos fructífera”. La docente añade que “el número de proyectos que nos hemos adjudicado y que en general tiene el Instituto, nos permite considerarnos un centro de investigación importante en el país dentro del área de las humanidades, específicamente en lingüística, traducción y literatura”.

Por su parte, el director del ILCL, René Venegas, sostiene que la adjudicación de estos proyectos es una oportunidad concreta de fortalecimiento y consolidación de diferentes líneas de investigación, lo que a su vez “permite la proyección de nuestros estudiantes, el avance en el desarrollo de la ciencia y generan un impacto positivo en los índices de investigación de la Universidad”.

ILCL y su trabajo investigativo

En la actualidad el ILCL cuenta con un total de 24 proyectos de investigación con financiación externa, 10 de Fondecyt regular, 8 proyectos de iniciación, 3 post-doctorado y 2 proyectos internacionales de cooperación científica. Estas cifras señalan que de 27 profesores del ILCL con contrato para investigación, entre otras actividades académicas, se han generado 25 proyectos investigativos lo que corresponde a un 93% de ocupación de estos académicos en sus respectivas áreas de investigación.

Mónica Cárdenas, Jefa de Investigación del ILCL, indica que este volumen de proyectos investigativos ha logrado que el Instituto se posicione como uno de los grandes centros de investigación del país en sus áreas de desarrollo.

Las grandes áreas de desarrollo investigativo que actualmente posee el LCL se relacionan con la Lingüística Aplicada y todas sus interdisciplinas, la Psicolingüística Discursiva, la Literatura Chilena e Hispanoamericana, los Estudios Literarios y Culturales, la Comprensión Oral en Segunda Lengua y la Formación Inicial Docente.

“Los departamentos de Lingüística y Literatura han sido quienes tradicionalmente destacan por la producción intelectual, donde sus académicos son invitados a conferencias nacionales e internacionales como expositores, además de participar de importantes organizaciones como la Academia Chilena de la Lengua, Sociedad Chilena de Lingüística (SOCHIL), Sociedad Chilena de Estudios Literarios (SOCHEL), Latin American Studies Association (LASA), Cátedra UNESCO, entre otras”, añade Cárdenas.

Si bien existen departamentos con mayor trayectoria en la generación de conocimiento, se destaca que durante los últimos 5 años los Departamentos de Inglés, Traducción e Interpretación han comenzado a potenciar sus propias líneas de investigación, quienes se han adjudicado proyectos regulares y "esperamos con expectación poder ayudar a consolidar estas nuevas líneas de investigación”, señala la Jefa de Investigación del ILCL.

Por Gabriel Cerda

Instituto de Literatura y Ciencias del Lenguaje