Estudiantes PUCV realizan talleres inclusivos para personas con discapacidad

Esta iniciativa se inserta en diversas actividades académicas, formativas y terapéuticas que realizan estudiantes PUCV para la estimulación de personas con discapacidad de la provincia de Valparaíso desde el 2012.

18.08.2017

Insertos en el proyecto de estudiantes de la Católica de Valparaíso: “Creando Cultura Inclusiva”, comenzaron  los talleres inclusivos del Centro Cultural “La Casa de los Peces”, iniciativa ganadora de un FDI (Fondo de Desarrollo Institucional) del Ministerio de Educación, con el apoyo de la Dirección de Asuntos Estudiantiles de la Vicerrectoría Académica.

Ésta tiene el objetivo de promover el mejoramiento de la calidad de vida de personas en situación de discapacidad y su inclusión en la vida social por medio de instancias de desarrollo integral y el trabajo multidisciplinario de estudiantes de pregrado de la PUCV.

Para ello desarrollarán este semestre dos talleres: Música y Radioteatro. El primero consiste en aprender a utilizar diferentes instrumentos y luego la preparación de temas musicales en conjunto, lo que permitirá beneficiar a un total de 75 personas, incluidos participantes con diversidad funcional, sus familias y amigos.

Rosa Crothers, integrante del taller de Música, destacó la posibilidad de participar con estudiantes universitarios: “una de las cosas que más me gusta es compartir con jóvenes universitarios y con la familia, pues hay una integración a la sociedad de las personas con discapacidad, es decir, compartimos con personas con y sin discapacidad, no nos aíslan”.

En el caso de Radioteatro, éste es un taller en el que se elabora, ejecuta y musicaliza un guion simple, el cual se transmitirá en una actividad final de muestra de proyectos.

Uno de sus integrantes, Juan Miralles, comentó que lo que más le gusta de estos talleres es “observar la dulzura, entrega y capacidad de empatía que tienen los jóvenes con las personas que uno generalmente no observa. Es hermoso lo que hacen ellos, porque les hacen ver a las personas que son valiosas y que tienen potencial”.

Los talleres son realizados por alumnos de diferentes carreras de la PUCV. Evelyn Vera, estudiante de Educación Diferencial y monitora en el taller de Teatro, indicó que “siento que es una buena instancia de aprendizaje y para conocer otras personas. Aquí no solo aprendes un oficio o un arte, sino que a relacionarse con otras realidades, y a valorar y respetar esto”.

VINCULACIÓN CON EL MEDIO

Los participantes tuvieron la oportunidad de ser parte de una actividad abierta en la que se pusieron en el lugar de otro, se vendaron los ojos y vivieron la experiencia de circular sin la capacidad de ver, por lo que tuvieron que agudizar otros sentidos.

Vanessa Cisternas, encargada de la Oficina de Discapacidad de la Municipalidad de Valparaíso, enfatizó el compromiso que tiene la entidad con el proyecto de los estudiantes de la PUCV. “Tuvimos un primer acercamiento al proyecto hace un tiempo atrás y ahí conocimos la organización, por lo que ponemos a disposición de ellos todos los espacios municipales para las actividades, es decir, los patrocinamos”, destacó.

“Me gusta mucho la iniciativa porque son jóvenes de diferentes carreras, no necesariamente de Educación Diferencial, que les motiva y les llama la atención trabajar el tema de la inclusión, el cual ahora es transversal a todas las áreas”, agregó.

PROYECTO “CREANDO CULTURA INCLUSIVA”

 

“Creando Cultura Inclusiva” es un proyecto multidisciplinario de actividades académicas, formativas y terapéuticas bajo la estimulación sonora desde el enfoque inclusivo, creado por estudiantes de diversas disciplinas de la PUCV pertenecientes al Centro Cultural “La Casa de los Peces”, organización comunitaria sin fines de lucro gestora de proyectos inclusivos desde las artes, la cultura y la educación en la provincia de Valparaíso desde 2012.

Gabriela Stela, directora del proyecto, indicó que “nos motiva la convivencia que se genera y el lazo humano desarrollado tanto por los participantes que asisten a los talleres, como por los monitores y mediadores de la ‘Casa de los Peces’. El agradecimiento recíproco y la retroalimentación de nuestras prácticas, nos permiten cuestionarnos, apuntar a la mejora, emocionarnos y darnos cuenta de que la cultura inclusiva debe ser un elemento que se refleje en nuestras relaciones interpersonales, asimismo como una característica macro de un país, sobre todo que transitamos por un periodo de contingencias sociales relacionadas a los migrantes, la diversidad sexual, funcional, étnica y de género”.

Añadió que en estos cinco años de funcionamiento, “el ejercicio de llevar a la práctica nuestros conocimientos adquiridos en la academia, de manera de vincularnos con el medio y con la realidad contemporánea, nos permite convertir estos conocimientos en saberes, en reconocer que somos un ente activo y que a nivel de organización podemos contribuir a los cambios sociales, desde las problemáticas observadas en nuestra realidad más cercana, como comuna y como área de inclusión a abordar. Nos permite potenciar y revalorizar nuestros aprendizajes, y hacer relación de ellos con lo que hemos evidenciado y experimentado en la ‘Casa de los Peces’. Nos ha permitido consolidar cierta madurez en la responsabilidad de nuestras prácticas sociales. No es sólo vincular nuestros estudios académicos a un trabajo voluntario, es transformar nuestros propios paradigmas y prejuicios, y realizar un trabajo que pueda transformar nuestro presente y un presente histórico desde el paradigma de la integración a la inclusión a modo de preservar una memoria con ello. Una memoria viva”.

Esta iniciativa también ha sido ganadora del programa de fondos concursables de la Dirección de Asuntos Estudiantiles: “Con Tus Ideas: Universidad Viva”, a través del Fondo de Acción Social.

Por Sharon Bodenstein

DAE