Debaten en torno al presente y futuro del capitalismo en la PUCV

El encuentro, que contó con las exposiciones de Crisóstomo Pizarro, Cristián Larroulet, Ernesto Ottone y Fanor Larraín, fue organizado por el Capítulo Valparaíso de la Academia de Ciencias Sociales, Políticas y Morales del Instituto de Chile.

27.10.2016

Para ahondar en el presente y futuro del capitalismo, tanto en el país como en el mundo, el Capítulo Valparaíso de la Academia de Ciencias Sociales, Políticas y Morales del Instituto de Chile organizó en Casa Central de la PUCV un debate que contó con la participación de los Miembros de Número, Cristián Larroulet y Ernesto Ottone, y del profesor Fanor Larraín.

El responsable de dar inicio al encuentro con su intervención fue el académico Crisóstomo Pizarro, quien abordó la perspectiva de diferentes intelectuales en torno a este sistema, entre ellos Schumpeter, Stiglitz, Deaton, Piketty, Hirschman y Habermas, de manera de esbozar una idea sobre el “estado del arte”.

Pizarro planteó la existencia de una contradicción entre el “capitalismo histórico” y las promesas de bienestar material, libertad e igualdad universales proclamadas por la doctrina neoliberal, que hoy sirve de justificación ideológica y cuyas expresiones en el ámbito de las políticas económicas están muy bien definidas en el decálogo del Consenso de Washington. “En este sentido, es difícil diferenciar a neoliberales de neoconservadores. Ambos coinciden en la importancia de los mercados libres autorregulados, la reducción del Estado a las funciones de defensa y protección de la propiedad privada, su rechazo a los impuestos progresivos, y el impulso a la privatización”, explicó.

Agregó que “un segundo punto de vista contrafáctico más exigente puede derivarse de una interpretación del significado de los valores de la libertad e igualdad distinta a la propuesta por el neoliberalismo doctrinario. Un nuevo significado de esos valores y de sus mutuas relaciones constituirían los fundamentos de nuestra idea de lo que podemos reputar como una sociedad justa y buena”.

VISIONES DISÍMILES

El economista Cristián Larroulet, si bien planteó que en muchos países existe una mirada pesimista sobre su futuro, indicó que en los últimos 200 años, a nivel mundial, “ha habido un aumento del bienestar económico y social, como nunca se había visto en la humanidad”, lo cual se ha traducido en una mejora sustancial en la distribución del ingreso y en la disminución de la pobreza.

En este sentido, confesó que no confía en un capitalismo sin un sistema democrático en lo político: “creo en un sistema de economía social de mercado donde el Estado tiene un rol fundamental que cumplir”.

“Pienso que en el futuro, esta sociedad democrática, abierta y capitalista nos va a seguir acompañando, sobre todo porque es la única manera de aprovechar el profundo cambio tecnológico (…) Estamos viviendo la revolución tecnológica más grande de la humanidad, que tiene una profundidad impensada. Para aprovecharla, hay que dar libertad a la iniciativa de las personas”, concluyó.

Con una postura opuesta, el sociólogo Ernesto Ottone planteó que, aunque es arriesgado realizar predicciones, especialmente en economía, todo es finito y el capitalismo puede terminar.

Planteó que este sistema siempre va a generar desigualdad económica básica que está en la forma de cómo se organiza para generar riqueza. Aun cuando reconoce que ha existido una disminución de la pobreza, “no estoy tan seguro que la distribución del ingreso haya mejorado, salvo en América Latina, donde hubo diez años muy buenos en aspectos económicos”.

“Creo en la posibilidad de retomar un capitalismo con muchas posibilidades de combinarse con los cambios tecnológicos y con un Estado capaz de morigerar aquellas desigualdades que surgen. De esta forma podremos hablar de un nosotros y de una cohesión social”, explicó.

Frente a la mirada oscura que existe sobre el sistema capitalista hoy en día, en especial tras la crisis de 2008, el académico Fanor Larraín sostuvo que éste tiene “características de resilencia que le permiten mantenerse a través del tiempo”.

En este plano, resaltó que éste tiene la capacidad de adaptarse y que ve poco probable que colapse en lo inmediato, y si se perpetúa, será porque cambia.

El encuentro, en el que la Academia también homenajeó a los miembros del Capítulo Valparaíso, contó con la presencia del rector Claudio Elórtegui, del presidente de la Academia Chilena de Ciencias Sociales, Políticas y Morales del Instituto de Chile, José Luis Cea; y el también Miembro de Número, Agustín Squella.

Dirección General de Vinculación con el Medio