50 nuevos alumnos se incorporan al Programa Propedéutico de la PUCV

En la Sala Quinto Centenario de la Casa Central se realizó la ceremonia de inauguración del Año Académico, la que fue encabezada por el vicerrector Académico, Nelson Vásquez.

09.05.2019

El Programa Propedéutico PUCV es una iniciativa desarrollada por nuestra Casa de Estudios que busca fortalecer la experiencia académica de estudiantes talentosos de 4° medio y con altas capacidades -provenientes de establecimientos educacionales municipales y subvencionados- desarrollando competencias necesarias para acceder y permanecer en la universidad.

En esta quinta versión, se incorporan 50 estudiantes de 31 establecimientos educacionales, quienes tendrán un proceso formativo integral de mayo a octubre de 2019, abordando tanto su aprendizaje -a través de tres áreas académicas- como su desarrollo psicoafectivo, integrando a sus familias y sus comunidades educativas, en todo el proceso.

Esta semana se realizó la ceremonia de inauguración del Año Académico del Programa, la que fue encabezada por el vicerrector Académico, Nelson Vásquez y la directora de los programas de Inclusión de Talento Académico, Carolina Vidal.

Al respecto, el vicerrector Nelson Vásquez señaló que la PUCV debe proyectarse a futuro a través de los mejores estudiantes y los más talentosos que llegan a la Universidad.

“Vemos a la sociedad chilena que está cambiando fuertemente, lo que se expresa sobre todo con los jóvenes. También percibimos que el talento y las capacidades de las personas están distribuidos en la sociedad, independiente de la condición socioeconómica. Una universidad católica que está comprometida con la sociedad debe hacer esfuerzos para atraer a los jóvenes que más talento y mérito tienen. De esta manera, no sólo estamos contribuyendo al desarrollo del país, sino que también cumplimos con la misión de la PUCV”, indicó.

Esta iniciativa se inserta dentro del Área de Inclusión del Talento Académico de la Vicerrectoría Académica, y su directora Carolina Vidal, destacó su relevancia institucional.

“Los programas de talento académico de nuestra área buscan poner en práctica la propuesta valórica de la PUCV, en cuanto a propiciar la equidad e inclusión educativa.  El Programa Propedéutico busca abrir espacios de aprendizaje efectivo, que permitan un crecimiento académico a los estudiantes que muestran talento”, afirmó.

En el desarrollo del Programa Propedéutico han sido fundamentales las relaciones colaborativas que se han propiciado con las Unidades Académicas de la PUCV y en la ceremonia se reconoció el sustancial aporte realizado por el Instituto de Matemáticas, en especial con el desarrollo del programa diferenciado que comenzó el año pasado con el objetivo de fortalecer el avance curricular de aquellos estudiantes interesados en estudiar carreras vinculadas a la ingeniería.

Gracias a esta iniciativa, los estudiantes pueden cursar una asignatura matemática de primer año de universidad, la que después puede ser reconocida si ingresan a nuestra Casa de Estudios.

UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA

En la ceremonia, se dirigió a los asistentes la jefa del Servicio Docente del Programa Propedéutico PUCV, Mariana Astudillo, quien señaló que “enseñar matemática a jóvenes de cuarto medio con el rigor universitario era todo un desafío, pero trabajar con un grupo selecto de jóvenes, siempre dispuestos a escuchar, aprender y aplicar las herramientas entregadas hizo que ese desafío se lograra convirtiéndolo en una experiencia muy enriquecedora. Agradezco a Propedéutico y a la PUCV por permitirme participar de esta gran iniciativa”.

Finalmente, la estudiante egresada de la 4° generación del Programa, Paulina Calderón, que en la actualidad cursa la carrera de Educación Especial en nuestra Universidad, agradeció por la oportunidad recibida a través del Propedéutico.

“¿Qué fue Propedéutico para mí? Más allá de que facilitó mi entrada a la Universidad, fue un programa que me permitió conocer personas increíbles, con las cuales a lo largo del trayecto formamos un vínculo muy especial. También me permitió desarrollarme en distintas áreas, mediante el trabajo de habilidades académicas, sociales, valóricas, entre otras (…) No solo posibilitó mi entrada a este mundo, sino que además me entregó las herramientas para poder desenvolverme y permanecer en la Universidad. Y, según yo lo más importante, me dio la posibilidad de elegir, de escoger que camino iba a seguir en esta nueva etapa de mi vida”, concluyó.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio

Fotos: Ángela Tobón Coral