PUCV realizó conversatorio sobre investigación socialmente responsable

Especialistas de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y de la Universidad de Playa Ancha, analizaron desde sus respectivas disciplinas el valor de la responsabilidad social en las universidades y en sus procesos formativos.

22.06.18

Para reflexionar sobre el sentido de la Investigación desde la perspectiva de la Responsabilidad Social y los desafíos que ello implica en la actualidad, el Observatorio de Responsabilidad Social de la PUCV realizó el conversatorio “La Investigación socialmente responsable”, que contó con la participación del vicerrector de Investigación y Estudios Avanzados PUCV, Joel Saavedra, la académica del Instituto de Biología, Corina González, y la representante de la Facultad de Humanidades de la UPLA, Patricia González.

En la oportunidad, la coordinadora del Observatorio de Responsabilidad Social PUCV, Gladys Jiménez, destacó la importancia de la dimensión ética del tema abordado en el conversatorio e invitó a los investigadores a cuestionarse qué, cómo y para qué se investiga. “No podemos olvidar que la responsabilidad social es transversal a la Universidad como institución y a las personas, investigadores y profesionales que la integran, teniendo en cuenta que debemos mirar al otro como un hermano para que, de esta forma, podamos auto-transformarnos y entender que no se puede crecer sin el otro”, señaló.

Luego, el vicerrector de Investigación y Estudios Avanzados PUCV, Joel Saavedra, indicó en su presentación: “Para avanzar en el tema de la responsabilidad social, hay que pensar en las nuevas generaciones y, de la misma manera, entender que es un tema transversal a toda la comunidad educativa y no solo hay que limitarlo al ámbito de la investigación. Nuestros futuros profesionales, deben conocer y ser responsables con el territorio en que se insertan y, para ello, deben salir de sus laboratorios y entender que la ciencia puede cambiar la vida de las personas, sobre todo, ahora que existe un desarrollo tecnológico importante”.

“Asimismo, en Chile falta una cultura científica, donde las autoridades entiendan que no todo es ciencia aplicada y que no siempre se alcanzan resultados concretos a partir de las investigaciones que realizamos. Necesitamos un modelo educativo que deje de lado la inmediatez y otorgue valor a la generación de conocimiento”, agregó.

Por su parte, la académica del Instituto de Biología PUCV, Corina González, explicó el valor del trabajo colaborativo entre académicos, y cómo a partir de éste, se pueden obtener mejoras significativas en el desarrollo de una investigación transformadora. Al respecto comentó: “Tras años de investigación, decidí involucrarme en el proceso y formar junto a un grupo de docentes de Ciencias interesados en investigar para transformar, el Grupo PRETeC (Profesores Reflexionando por una Educación Transformadora en Ciencias), que es una comunidad de aprendizaje, donde hemos desarrollado diferentes proyectos y un espacio de mejora profesional y de reflexión que nos ha permitido un crecimiento en lo personal y profesional”.

“Al estar inserta en mi propia investigación, he asumido junto a los integrantes de PRETeC los desafíos de estar siempre abiertos a trabajar las necesidades del grupo de interés, compartir el control con los participantes, generar espacios de co-construcción de conocimiento, comunicar en varios niveles como académicos, políticas públicas y establecimientos educacionales, entre otros, obteniendo muy buenos resultados”, explicó.

Finalmente, Patricia González, de la Universidad de Playa Ancha, vinculó los conceptos de conocimiento y universidad, explicando cómo en el siglo XII se produce el primer encuentro entre ambos y cómo, posteriormente, se ha desarrollado su evolución histórica. “Para el Estado Moderno la Universidad es una institución fundamental. No obstante, este sentido ha cambiado en ciertos períodos, donde la universidad se ha convertido en un espacio de disputa, alcanzando su máximo sentido restrictivo bajo la lógica de la competencia impuesta por la doctrina neoliberal, reduciendo a la investigación a una competencia por recursos, considerando la generación de conocimiento como una mercancía y al investigador como un productor de ella”.

“Esta es la base del fuerte cuestionamiento que existe en la actualidad, sobre el rol crítico que la Universidad debe tener en cuanto a ser una institución socialmente responsable”, concluyó.

 Por Marcelo Vásquez

Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados