Alumnos extranjeros cursan magíster en comunicación de la PUCV

En su 12° versión, el programa impartido por la Escuela de Periodismo, cuenta con cuatro estudiantes extranjeros, provenientes de Ecuador, Nicaragua y Polonia.

23.06.2016

La misión del Magíster en Comunicación de la Escuela de Periodismo de la PUCV es formar profesionales postgraduados capaces de desarrollar conocimientos y habilidades teóricas y prácticas que les permitan generar conocimientos en el ámbito de la comunicación aplicada, además de ser un aporte en el desarrollo organizacional. Sin duda, dicha misión es uno de los ejes principales por los que este programa de posgrado es atractivo tanto para alumnos chilenos como internacionales. 

Justyna Ostaszewska, licenciada en Filología Hispánica de la Universidad de Adam Mickiewicz, Polonia, se encuentra cursando el primer año de dicho posgrado. De acuerdo a ella, desde que comenzó a escribir su tesis sobre el connotado  e influyente poeta chileno, Nicanor Parra, sintió un profundo nexo con nuestro país y la necesidad de viajar hasta aquí. Una vez en Chile, la alumna quedó maravillada con nuestra cultura, la calidez de su gente y la hermosura de sus paisajes, decidiendo retornar y realizar el plan de estudio del magíster impartido por la Escuela de Periodismo de la PUCV.

Justyna, tras su intensa búsqueda por encontrar alguna institución que cumpliera con sus intenciones de estadía, gozara de prestigio y tuviese una malla acorde a sus horizontes educacionales, se enteró del Programa dictado por la Escuela. Añade que se siente muy a gusto, aunque confiesa que el idioma y el contexto histórico y cultural de nuestro país son sus mayores trabas.

Por su parte, Flor Layedra, licenciada en Comunicación Social con mención en Comunicación Organizacional de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil, Ecuador, quien también se encuentra cursando su primer año del magíster, señala que el programa no es muy ofrecido en el mercado regional, ni siquiera, de acuerdo a lo investigado por ella, en el europeo, añadiendo que éste ve al periodismo y al campo de la comunicación organizacional como dos entes que se enlazan en la comunicación.

“En mi búsqueda, tuve muchos problemas en cuanto a los programas de postgrado que se ofrecen en América Latina, puesto que en Ecuador influye bastante el contenido de tu maestría, el tiempo que éste dura y la presencialidad para que se te sea aceptado. Mi país cuenta con una entidad que se llama Senescyt (Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación) que avala lo que estudias en el extranjero y, de todos los consultados, la PUCV era la que se encontraba dentro de las universidades que esta institución aceptaba,  y que, además, contaba con una muy buena reputación”, declaró.

María Soledad Vargas, directora del Magíster en Comunicación de la PUCV, expone que el diálogo intercultural que se genera con la incorporación de estudiantes internacionales proporciona una riqueza y un aporte importantísimo dentro del aula. Declara que, durante el año pasado, tuvo la posibilidad de realizarle clases a dos de estos estudiantes, percatándose que sus trabajos son, en su mayoría, comparativos entre nuestro país y el de origen, lo que les permite poder conjugar la teoría y la práctica.

Por otro lado, la también docente del Magíster, advierte que ya existen planes que éste se desarrolle, además, en el Centro de Estudios Avanzados (CEA) de la PUCV establecido en Santiago, así como de concretar el proceso que certifique su calidad ante la Comisión Nacional de Acreditación (CNA- Chile).

Cabe recordar que el Programa, el que se ha venido desarrollando de forma ininterrumpida, tiene una duración de cuatro semestres en los que el alumno desarrolla un plan de estudio en orden a la Gestión Estratégica de la Comunicación, los Campos Periodísticos y Organizacionales, la Comunicación Digital y Publicitaria, la Estructura Socio económica de los Medios y la Psicología de la Comunicación, entre otras.

Por Camila Tallar
Dirección de Relaciones Internacionales
Vicerrectoría de Desarrollo
Pontificia Universidad Católica de Valparaíso