Estudiante BETA-PUCV gana beca para terminar su educación media en Singapur

Cada año, UWC Chile otorga aproximadamente 5 becas para que jóvenes chilenos cursando su enseñanza media completen sus estudios secundarios en uno de sus colegios.

25.07.2016

Motivada por sus ganas de conocer una nueva cultura y generar un cambio desde la educación, Emiliana Reinoso, estudiante del Liceo Eduardo de la Barra de Valparaíso, ganó unas de las becas ofrecidas por United World Colleges (UWC) para cursar tercero y cuarto medio en uno de los 15 colegios internacionales que son parte de esta asociación.

UWC es un movimiento educacional que reúne alumnos de todo el mundo, seleccionados por mérito personal, sin distinción de raza, religión, política o su situación económica, con el fin explícito de fomentar la paz y el entendimiento internacional.

Cada año, UWC Chile otorga aproximadamente 5 becas para que jóvenes chilenos cursando su enseñanza media completen sus estudios secundarios en uno de estos colegios. A nivel global, se otorga becas a jóvenes de más de 180 países, provenientes de los más diversos contextos.

Emiliana ingresó al programa para talentos académicos BETA-PUCV, iniciativa impulsada por Vicerrectoría Académica, en el año 2011, cuando cursaba sexto básico. Durante su paso por el programa presentó interés en el área de matemática, siendo finalista de las Olimpiadas Nacionales de Matemática (ONM) en el 2013, 2014, 2015, obteniendo bronce en Campeonato Nacional de Matemática (CMAT) el 2015; literatura, quedando seleccionada el 2014 en el concurso “Valparaíso en 100 palabras”; historia, música y teatro.

¿Cómo te enteraste de UWC?

“Me enteré de las becas por medio de una amiga llamada Paula Vidal el 2014. Nos conocimos en el terminal de buses de Valparaíso, mientras viajábamos con la delegación de seleccionados regionales para las Olimpiadas Nacionales de Matemática. Paula me contó que su hermana había ganado una beca a Singapur hace algunos años y que ahora ella quería postular. Me explicó en qué consistía esta red de colegios internacionales, y después averigüé en la página web.

Finalmente, mi amiga fue seleccionada para estudiar en Noruega en el año 2015 y yo ese mismo año comencé mi postulación a UWC. También en ese tiempo, Germán Gallardo, ex alumno de mi liceo y becado en Pearson College UWC (Canadá), me ayudó a resolver algunas de las tantas dudas que tenía con respecto a esta iniciativa.”

¿Qué te motivó a postular?

“Postulé a UWC porque vi en esta beca una oportunidad para aprender y reunirme con estudiantes secundarios provenientes de distintas culturas con los que podía compartir ideales, desafíos, vivencias, ampliando así mi visión de mundo y dándome la opción de retribuir lo aprendido a diversas comunidades.

Otra motivación importante fue la visión con respecto a la educación que plantea el movimiento y que comparto. Para mí la educación es un medio fundamental para unir personas y culturas por la paz. Es por ello que es tan necesario que avancemos como sociedad en materias educacionales, haciéndola accesible para todos, a través de metodologías efectivas en el aprendizaje.

El desafío para nosotros como estudiantes está ahí, en expresar nuestras ganas de avanzar, en no quedarnos dormidos, siendo proactivos, actuando en unión y tratando de aportar en lo que más podamos desde que nos levantamos hasta el final del día.”

¿Cuáles son tus expectativas de esta experiencia?

“No quiero hacerme expectativas al respecto. Intentaré dar lo mejor de mí. Sé que es una experiencia única, que incluye grandes desafíos. De hecho, vivir físicamente lejos de mi familia, mis amigos, de este puerto que me vio crecer y el idioma ya es un desafío. Pero me parece maravilloso. Voy super dispuesta a retroalimentarme de lo que allá pueda encontrar, dispuesta a entregar y recibir, a conocer otras formas de vida, religiones, cultura, tierras… En fin, voy a aprender.”

¿Qué crees que te entregó el programa BETA para este nuevo desafío que enfrentas?

“Comencé a ir a BETA en sexto básico. Allí conocí personas maravillosas, llenas de magia y talento. La forma de trabajo del programa es admirable, porque cuenta con profesionales que aman lo que hacen, con mucha vocación y, por otra parte, con estudiantes adolescentes que asisten viernes y sábado a clases de calidad con todas las ganas y disposición de aprender.

BETA cumple un rol académicamente muy bueno, amplía nuestras fronteras en el aprendizaje y su dinámica. Sin embargo, el rol social del programa es igual de importante desde mi perspectiva, porque se preocupan de cada estudiante, nos escuchan, se comprometen con nuestra realidad y nos brindan oportunidades para desarrollar nuestras habilidades y poder avanzar.

n BETA se trabaja con amor, y en este sentido quiero destacar la labor de las coordinadoras estudiantiles, especialmente la que corresponde a mi nivel, Marcela González. En esta etapa que estoy viviendo me ha ayudado mucho. Debo agradecer a todo el programa por las bellas experiencias que viví.”

¿Algún mensaje para chicos que no se atreven a postular a este tipo de iniciativas?

“Mi mensaje es atrévanse. En la vida no siempre llegan a la puerta de la casa las oportunidades, uno también puede ir a buscarlas. Si realmente quieren algo, vayan, inténtenlo, puede que no resulte, pero no pierden nada con intentarlo. Si alguna vez están cansados, pero están haciendo lo que les gusta y están seguros de que es positivo, avancen.

No se queden atados por deseos de otros, ni por el infaltable juicio de quién nos mira, porque los juicios siempre existirán, hagan lo que hagan. Todos nos equivocamos, errar es humano, el miedo al error nos limita de aprender. Es importante conocernos, escucharnos, querernos, desapegarnos de aquello que nos impide progresar y hacer lo que nos gusta. Luchen por alcanzar sus sueños.”

Por Nadia Flores

BETA PUCV