PUCV graduó a 50 nuevos doctores y avanza en la internacionalización de sus programas de postgrado

“La Universidad ha incrementado de manera sostenida su capacidad de crear, aplicar y comunicar el conocimiento, alcanzando un lugar destacado en el grupo de universidades nacionales que investigan y que poseen una proyección internacional”, advirtió el rector Claudio Elórtegui.

07.12.2018

En una solemne ceremonia realizada en el Salón de Honor de la Casa Central de la PUCV, se efectuó la graduación de los 50 nuevos doctores que finalizaron con éxito sus estudios en los 16 programas que dispone la Universidad y que abarcan diversos ámbitos del conocimiento. En la ocasión, los doctores obtuvieron los diplomas y la medalla que representan el máximo grado que otorga nuestra Casa de Estudios.

Los nuevos graduados firmaron un libro luego de obtener sus diplomas en el escenario del Salón de Honor. La ceremonia fue presidida por las máximas autoridades de la Universidad, encabezada por el Pro Gran Canciller y Administrador Apostólico de la Diócesis de Valparaíso, Monseñor Pedro Ossandón.

Al respecto, el rector de la Universidad, Claudio Elórtegui, señaló que esta ceremonia constituye un momento de profunda significación institucional y de gran trascendencia para la comunidad universitaria. “Hoy la PUCV ha querido hacer un reconocimiento a los 50 nuevos doctores de las áreas de las ciencias, el derecho, las humanidades, didáctica,  ingeniería, recursos naturales y otras (…) Somos una de las instituciones que gradúan el mayor número de doctores en nuestro país”, indicó.

El rector recordó que seis de los 50 nuevos doctores graduados en la ceremonia son extranjeros, lo que confirma el avance en internacionalización que presentan nuestros programas de postgrado. “Destacados profesionales de distintos países escogieron a nuestra Universidad para realizar sus doctorados (…) La PUCV ha incrementado de manera sostenida su capacidad de crear, aplicar y comunicar el conocimiento, alcanzando un lugar destacado en el grupo de universidades nacionales que investigan y que poseen una proyección internacional”, advirtió.     

Los nuevos doctores internacionales que se graduaron en el Salón de Honor provienen de El Salvador, Venezuela, Ecuador y España.

VICERRECTOR DESTACÓ SELLO VALÓRICO DISTINTIVO

Por su parte, el vicerrector de Investigación y Estudios Avanzados, Joel Saavedra, planteó que quienes tomaron la difícil tarea de ser investigadores y dedicar su vida a la generación del conocimiento, deben trabajar sin egoísmos y en equipo para generar mejores soluciones a las problemáticas del siglo XXI.

“En este escenario y más allá de las contingencias, les invito a no claudicar y a seguir enfocando sus capacidades y creatividad para continuar empujando la frontera del conocimiento y para ello debemos seguir promoviendo nuestra manera de hacer las cosas y con un sello valórico distintivo, con el objetivo de conformar equipos que complementen sus conocimientos y los ordenen de forma innovadora para crear lo nuevo”, explicó.

En representación de los nuevos doctores de la PUCV, se dirigió a los asistentes la Doctora en Acuicultura, Marcela León, quien se refirió al aporte que pueden efectuar las mujeres a la ciencia. “Somos muchas las mujeres que nos apasiona la investigación científica y que pese al doble esfuerzo que nos significa, sabemos que podemos aportar con nuestros conocimientos en forma significativa al desarrollo de nuestro país. En ese sentido, quiero agradecer a la PUCV y a sus profesores por mantenerse fiel a su misión de resguardar la igualdad de oportunidades de los estudiantes que acceden a sus aulas y gracias a ello han formado un destacado número de investigadoras calificadas que hoy contribuyen al desarrollo de las ciencias en Chile”, agregó.

La Dra. Marcela León durante la realización del programa doctoral efectuó una pasantía en Grecia, lo que le permitió ampliar sus fronteras del conocimiento. “Esta experiencia me llenó de cosas positivas y me permitió crecer como profesional y desarrollar una parte importante de la tesis, que no tenía posibilidad de llevar a cabo en Chile. Crecí como persona, conocí una cultura sin igual, rodeada de personas maravillosas y en el marco del hermoso paisaje de Creta. Ha sido por lejos, una de las experiencias más relevantes que me ha tocado vivir junto a mi madre e hija, que me acompañaron en este hermoso sueño”, concluyó.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio 

Fotos: Ángela Tobón Coral