PUCV entrega becas a hijos del personal académico y de administración y servicios

Beneficio cubre el cien por ciento del arancel semestral.

07.03.2016

“No me esperaba quedar y estudiar en la PUCV. Estoy sorprendida con el Campus Curauma, los profesores, todo de primer nivel”. Con estas palabras describe su llegada a la Universidad Pamela Ramírez, alumna de primer año del Instituto de Biología, quien fue una de los 32 beneficiados con la beca que ofrece la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso para los hijos del personal académico y de administración y servicios.

Este beneficio cubre el cien por ciento del arancel semestral, es decir las familias de los funcionarios sólo tienen que cancelar la matrícula respectiva de cada año, lo que representa un gran apoyo económico para que los nuevos universitarios puedan cursar con éxito sus estudios sin tener que preocuparse de los gastos. 

“El beneficio es muy bueno, no se da en todos lados, y creo que da una oportunidad a las personas que se lo merecen”, añade Pamela, recordando que el beneficio también responde al mérito personal de quienes pasaron por el proceso de selección universitaria. Su madre, Gisela Cepeda, es funcionaria del Colegio Rubén Casto, y dice sentirse orgullosa con la llegada de su hija a la PUCV.

“Llevo 6 años trabajando en la Universidad y ahora tengo la posibilidad de que mi hija entre a estudiar acá. Es una gran gratitud y orgullo lo que siento, por un lado por contar con este gran beneficio, y también porque el ingresar es un logro de ella. Si tú estás en la Católica de Valparaíso hay un prestigio y un reconocimiento que te respalda”, comparte.

El rector PUCV, Claudio Elórtegui, destacó que un rasgo importante de esta Universidad es la preocupación por las personas, en particular por quienes forman parte de la comunidad universitaria y sus grupos familiares.

“Hace 20 o 25 años, la proporción de personas en esta tradicional ceremonia estaba fuertemente concentrada en hijos de académicos. Eso ha ido cambiando con el tiempo y lo hemos podido apreciar nuevamente hoy. Es un hecho muy positivo y una muy buena noticia”, mencionó la autoridad, añadiendo que  “les damos la mayor acogida y bienvenida a estos nuevos estudiantes de nuestra Casa de Estudios, para que esta universidad, que es la de sus padres y sus madres, sea como un segundo hogar y algo propio”.

Paulina Marín, quien ingresó a estudiar la carrera de Periodismo, indicó que “éste es un privilegio que no tienen muchos. He estado con personas cercanas que tienen que hacer miles de trámites para poder entrar a estudiar. El recibimiento que hemos tenido ha sido muy bueno. Los funcionarios también son bastante cariñosos, me conocen desde chica acá, ha sido todo muy bueno”.

Su madre, Verónica Bernal, secretaria del Capítulo Académico quien se desempeña hace 37 años en la PUCV, expresó que “agradezco a la Universidad la oportunidad que da a los hijos de todos los funcionarios que trabajan acá. Es un privilegio que tienen pocos, es una de las pocas universidades, si es que no la única, que cubre el cien por ciento del arancel de la carrera. Es algo que valoramos muchísimo. Yo me siento feliz, habiendo trabajado toda mi vida acá, de que mis hijos estudien en esta universidad”.

Por Nicolás Jara

Dirección General de Vinculación con el Medio

Fotografías: Ángela Tobón