PUCV distingue a sus académicos por excelencia en investigación y docencia

Además, se reconoció a las unidades académicas más productivas en investigación.

21.11.2017

Por sexto año consecutivo, en una ceremonia que ya es tradición para la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, se hizo entrega de los premios a la Excelencia en Investigación y Docencia Distinguida 2017, como una manera de reconocer la fundamental e insustituible labor que realizan los académicos en la Casa de Estudios.

Como en años anteriores, se distinguió la labor en investigación durante el período de agosto 2016 a julio 2017, a partir de indicadores objetivos, como proyectos, artículos o citas por artículos, agrupándose en las áreas de Ciencias Básicas e Ingeniería, Ciencias Sociales y Humanidades, y Creación Artística. En docencia de pregrado, en tanto, se distinguió a académicos de todas las categorías por su desempeño. Además, por primera vez se premió a un profesor del Programa de Inglés como Lengua Extranjera.

En total, fueron 12 los académicos reconocidos por su labor en investigación y 91 en docencia. Del mismo modo, la Católica de Valparaíso destacó a las unidades académicas más productivas en materia de investigación, distinción que este año recayó en el Instituto de Matemáticas y el Instituto de Literatura y Ciencias del Lenguaje.

Durante la ceremonia, el rector de la PUCV, Claudio Elórtegui, felicitó a los académicos premiados, indicando que constituyen “el recurso más valioso, más estratégico y más determinante del destino institucional. No se puede concebir la docencia ni la investigación sin el aporte irreemplazable de los académicos”.

La autoridad manifestó que la realidad del sistema universitario, cada vez más competitivo, obliga a la Institución, y a cada uno de quienes pertenecen a ella, a redoblar los esfuerzos en pos de sus objetivos y a una gestión institucional cada vez más eficaz. “Ello, además, permitirá ir cumpliendo el rol público que nos ha caracterizado como Universidad y seguir respondiendo a la confianza que la sociedad chilena ha depositado permanentemente en nosotros”, continuó.

Por su parte, el profesor Rodrigo Navia, de la Escuela de Negocios y Economía, distinguido por excelencia en docencia, expresó su agradecimiento a todos aquellos profesores que, en sus palabras, “fueron fundamentales para que yo esté aquí ahora”.

Entre ellos, recordó la influencia del profesor Renzo Devoto (QEPD), a quien describió como “un joven profesor en mis años de estudiante, quien fue un ejemplo por su curiosidad y dedicación. Tuve la posibilidad de compartir con una persona destacada por su humanidad y justicia”.

En representación de los distinguidos por excelencia en investigación, la profesora Romina Pedreschi, de la Escuela de Agronomía, expresó que la investigación constituye una actividad prioritaria para la definición de una universidad compleja, añadiendo que “la interacción entre investigación y docencia no se puede comprender con un enfoque reduccionista. La aparente dicotomía entre ambos es indisoluble en el sistema complejo universitario”.

“Sin su interacción permanente (entre investigación y docencia) en el proceso de creación del conocimiento, no seriamos capaces de entender cómo se genera el conocimiento y su posterior transmisión. La investigación, por tanto, debe tomar un rol protagónico en el nuevo modelo educativo, como factor motivador de los estudiantes dentro de un marco más flexible”, concluyó.

Por Nicolás Jara

Dirección General de Vinculación con el Medio

Fotografías: Ángela Tobón