Programa de Ciencias para la Familia organizó conversatorio centrado en las políticas públicas sobre la familia

El Programa de Ciencias para la Familia de la Facultad Eclesiástica de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso organizó un tercer conversatorio donde distintos especialistas compartieron sus planteamientos y dialogaron con el público en torno al escenario de las políticas públicas sobre la familia en año electoral.

16.08.2017

“Políticas públicas son aquellas acciones de gobierno con objetivos de interés público que surgen de decisiones sustentadas en un proceso de diagnóstico y análisis de factibilidad para la atención efectiva de problemas públicos determinados”, señaló la abogada María Soledad Quintana, experta en Derecho de Familia y académica de la Escuela de Trabajo Social de la PUCV, en el discurso de bienvenida del tercer conversatorio del Programa de Ciencias para la Familia de la Facultad Eclesiástica de Teología.

La profesional se refirió al marco jurídico de las políticas públicas, específicamente al derecho de familia. “La carta magna con su articulado establece como deber del Estado dar protección y propender al fortalecimiento de la familia, pues se la reconoce como núcleo fundamental de la sociedad dada su importancia que trasciende a las personas singularmente consideradas”, precisó la abogada. La académica planteó esta pregunta en su presentación “¿Cómo nuestras leyes obedecen este mandato constitucional?”.

En primer término, la profesora abordó las modificaciones llevadas a cabo en los últimos tiempos en relación al derecho de familia. “Algunos cambios han representado significativos avances en la protección de los menores, otras en cambio, el comienzo de la desintegración de instituciones tan relevantes para la sociedad como el matrimonio”, comentó la especialista.

Actualmente existen cambios legislativos sobre los temas relativos a filiación. “Si nos remontamos a un pasado no muy lejano, en Chile existían diversas clases de hijos con diferentes derechos. La ley 19.585 declaró la igualdad de derechos de todos los hijos ante la ley, cualquiera fuera el origen de su filiación. Antes, el hijo llamado natural llevaba la mitad de la porción hereditaria del hijo denominado legítimo. En tanto, la ley 20.680 se hizo cargo de que el régimen de cuidado personal de los hijos, es de especial importancia, dada la cantidad de niños que nacen fuera del matrimonio (más del 70%). La ley en todas sus disposiciones manifiesta, explícita o implícitamente, que el interés superior de los hijos es el que debe primar por sobre cualquier otra consideración en el momento de determinar cuál de los progenitores detentará el cuidado personal y cómo será la relación con el otro de los padres”, explicó la abogada.

Asimismo, la experta destacó que las políticas públicas referentes a la niñez han demostrado ser insuficientes e insatisfactorias de acuerdo con datos proporcionados por el Observatorio de la Niñez y la Adolescencia, ya que uno de cada cuatro niños vive en pobreza multidimensional; cerca del 6% en hogares altamente hacinados y más del 1% en situación de indigencia. “Estos niños son atendidos por el Sistema Judicial chileno y el Servicio Nacional de Menores (SENAME), instituciones que hasta la fecha han demostrado su ineficacia, pues no se aproximan ni si quiera a los estándares mínimos que se necesitan para dar cumplimiento cabal a los requerimientos de la Convención de Derechos del Niño ratificada en 1990 por Chile”, informó la profesora.

El conversatorio estuvo dirigido por el periodista Claudio Elórtegui Gómez, miembro del comité ejecutivo del Programa de Ciencias para la Familia, y contó con la presencia del vicerrector académico de la PUCV, Nelson Vásquez.

PROTECCIÓN DENTRO DE LA FAMILIA

El Pbro. Gonzalo Bravo, director de la Corporación La Matriz y académico de la PUCV, compartió las frases del Papa Francisco en el documento “Amoris Laetitia”, donde señala que no existe un ideal de familia. “La familia es una especie de collage formada de muchas realidades diferentes, integrada de gozos, dramas y sueños. La familia es un espacio donde uno busca estar protegido y no agredido. Lamentablemente ocurre muchas veces lo contrario”, indicó.

El académico reflexionó sobre el olvido descarnado de los miembros más vulnerables de la familia (la vida que está por nacer, la debida protección de la infancia e incluso el cuidado de los adultos mayores). “No hay elementos que fortalezcan o potencien, por ejemplo, el deber de cuidar a un padre. No hay ningún tipo de legislación que anime a cuidar a quienes nos cuidaron”, concluyó.

Enrique Montenegro, director de Personal y Perfeccionamiento de la PUCV, se refirió al aumento de los divorcios en Chile. “En Chile tenemos una tasa de 50 mil divorcios por año. Llama la atención que dentro de este número los divorcios de matrimonios jóvenes (de cinco años o menos) se han incrementado en un 525% de acuerdo a datos del Registro Civil. La mayoría de los jóvenes ahora prefiere vivir en pareja”, afirmó.

ROL DE LAS MUJERES

Eugenia Colomer, directora del Instituto de Ciencias Religiosas de la PUCV y miembro del directorio de Radio Stella Maris, se refirió a los roles de las mujeres al interior de la familia.

“Hay muchos cambios en la sociedad actual. La disminución de la natalidad y el aumento de las familias monoparentales, donde el 80% está a cargo de mujeres. Puede quedar en el imaginario colectivo que las causas de los problemas de la familia tienen que ver con el ingreso de la mujer al mundo laboral. Se suele afirmar que esto no hubiese ocurrido si las mujeres se hubiesen quedado en las labores domésticas. Por lo tanto, se valora y ayuda poco desde las políticas públicas a cambiar esta visión”, analizó.

DIPLOMADO EN CIENCIAS PARA LA FAMILIA

“El Diplomado que impartiremos coloca a la familia como una institución clave para comprender a la sociedad y a la cultura humana, tanto en su evolución histórica como en el presente y en su proyección futura. Nos encontramos en un momento crucial en el que urge interpretar adecuadamente los cambios socio-culturales que están afectando a la familia”, señaló Juan Pablo Faúndez, director del Programa de Ciencias para la Familia de la Facultad Eclesiástica de Teología de la PUCV.

El académico informó que el Diplomado en Ciencias para la Familia será dictado por un equipo de 12 académicos de distintas disciplinas, teniendo como objetivo identificar los fundamentos interdisciplinarios de la institución familiar, desde una perspectiva cristiana, en diálogo con el mundo, con el fin de comprender y colaborar en sus desafíos actuales.

El programa contempla 13 sesiones que se impartirán los días viernes, desde el 1 de septiembre al 1 de diciembre de 2017. Las clases se realizarán entre las 18 y 21.15 horas en Casa Central de la PUCV (Avenida Brasil 2950, Valparaíso).

Natalia Cabrera

Facultad Eclesiástica de Teología