Programa de Ciencias para la Familia de la PUCV conforma equipo internacional de investigación

El grupo es integrado por 20 instituciones de cinco continentes. En el estudio se abordarán las fortalezas y debilidades que se observan en la familia, desde la perspectiva del análisis de la pobreza y las relaciones humanas, como también desde el ámbito económico y estructural. El equipo fue bendecido por el Papa Francisco.

22.05.2019

Entre los días 13 y 18 de mayo recién pasado, el director del Programa de Ciencias para la Familia de la PUCV, Juan Pablo Faúndez, participó en el Expert Meeting organizado en la Santa Sede por el Observatorio Internacional de la Familia y el Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II para las Ciencias del Matrimonio y la Familia de Roma.

La cita tenía por objeto reunir durante una semana a los directores de los centros y programas de familia que han sido invitados desde los cinco continentes para desarrollar un proyecto de investigación. Gracias a esta reunión se logró coordinar entregas, fijar períodos de avance y potenciar las redes de apoyo para la investigación que será inédita en su tipo. Un grupo de 20 instituciones tendrán por delante este trabajo que concluirá en mayo de 2021 y que abordará las fortalezas y debilidades que se observan en la familia, desde la perspectiva del análisis de la pobreza y el ámbito de las relaciones humanas (pobreza relacional), como también desde el ámbito económico y estructural.

El Gran Canciller del Pontificio Instituto Juan Pablo II para el Matrimonio y la Familia, Monseñor Vincenzo Paglia, destacó la importancia de esta primera reunión planteando que “se han profundizado las bases metodológicas para dar paso a la realización de una gran investigación minuciosa y detallada sobre la potencialidad y la fragilidad de la institución familiar. Por ello hemos reunido a expertos desde diversas partes del mundo con el objeto de que enfrenten esta problemática, abordando la institución desde la teología, la moral, la antropología y la realidad social. Todo ello a la luz de lo que ha señalado el Papa Francisco en el número 2 de Amoris laetitia: 'Cuando se habla de la familia tenemos que estar con los pies en la tierra'”.

Lo relevante para la PUCV es que el Programa de Ciencias para la Familia de la Facultad Eclesiástica de Teología es el único del país que ha sido convocado a este trabajo y uno de los pocos de Latinoamérica.

Al respecto, el profesor Faúndez ha valorado la convocatoria planteada desde la Santa Sede y ha agradecido el apoyo que la Rectoría de la PUCV ha dado a este proyecto: “como he comentado en distintos contextos, estamos muy contentos por esta invitación, la que de alguna manera responde al compromiso y dedicación con los que, desde un comienzo, hemos volcado en todas las actividades emprendidas desde el nacimiento del Programa de Ciencias para la Familia de la PUCV”, señaló.

AGRADECIMIENTOS

El académico agradeció al anterior Gran Canciller, al actual Pro Gran Canciller, al rector Claudio Elórtegui y especialmente al anterior decano, Kamel Harire, “quien apoyó desde un inicio el nacimiento de nuestro Programa, dándonos alas para llevarlo hasta donde estamos llegando en este momento. Sin la confianza depositada en nosotros no hubiésemos concretado esta posibilidad de trabajo internacional conjunto que nos mantendrá vinculados con instituciones relevantes a nivel global y que profundizamos en la reflexión sobre la familia en los diversos continentes”, añadió.

Desde el punto de vista del apoyo interno más directo, el profesor Faúndez agradeció también al vicerrector de Investigación y Estudios Avanzados de la PUCV, Joel Saavedra, pues les ha permitido orientar el proyecto desde las perspectivas de apoyo que ofrece la Vicerrectoría, al tratarse de una investigación de relevancia institucional.   

La coordinación de los distintos centros y programas de familia a nivel internacional, con sus respectivos investigadores contará con la conducción del director del Centro Internacional de Estudios de la Familia (CISF), profesor Francesco Belleti; y desde la organización institucional, el Observatorio Internacional de la Familia ha instalado su sede en la Universidad Católica San Antonio de Murcia, lo que ha implicado el gran compromiso de su rector, José Luis Mendoza, y del decano de la Facultad de Ciencias Humanas, Canónicas y Religiosas, Javier Belda.

El trabajo investigativo específico en nuestra Casa de Estudios comenzó a fines de 2018 cuando el director del Programa de Ciencias para la Familia de la PUCV fue informado de esta convocatoria. “Desde aquel momento dimos noticia al claustro de profesores de la Facultad de Teología y al Comité Ejecutivo del Programa para coordinar la dedicación del equipo central de la investigación. Próximamente, convocaremos tanto al comité científico asesor nacional como al comité internacional de nuestro Programa para solicitar a ellos tareas específicas. Se trata de una investigación que debe estar orquestada muy bien desde un comienzo, por lo que los pasos deben articularse con precisión”.

Al terminar la semana de reunión de expertos, el Papa Francisco junto a Monseñor Vincenzo Paglia, compartieron directamente con el equipo internacional dando su bendición a la tarea que se emprenderá en cada nación y que mantendrá en permanente vínculo a los distintos centros de investigación. 

Dirección General de Vinculación con el Medio