Profesores del Programa de Inglés PUCV se capacitan con la Universidad de Cambridge para favorecer el aprendizaje de sus estudiantes

Durante el primer semestre, los académicos han podido acceder a diversos recursos y seminarios orientados a motivar a los alumnos a que tengan un trabajo más independiente en su proceso de aprendizaje.

28.07.2020 

El Programa de Inglés como Lengua Extranjera (PILE) desde su creación en 2011 ha considerado altos estándares de calidad internacional, enmarcados en los descriptores del Marco Común de Referencia de las Lenguas y una modalidad de enseñanza actualizada apoyada por recursos audiovisuales generados por la Universidad de Cambridge.

Asimismo, ha tenido como objetivo atender el conjunto de competencias de comunicación oral y escrita en idioma inglés, necesarias de desarrollar por los profesionales del Siglo XXI, con el fin de facilitar la inserción y participación de los egresados de la PUCV en contextos multiculturales e interdisciplinares.

Durante el primer semestre, el PILE ha estado capacitando a los profesores de inglés del programa para abordar la enseñanza en línea. Esto se enmarca dentro de los compromisos que el modelo educativo de la Universidad establece a los profesores: actualización en su especialidad y actualización en su enseñanza universitaria.

De acuerdo a lo explicado por la coordinadora del programa, Claudia Parra, han recibido mucho apoyo a la enseñanza online desde la Universidad de Cambridge, a partir de marzo cuando se masificó la pandemia.

“Ellos visualizaron la dificultad que teníamos que enfrentar tanto a los estudiantes en el ámbito de la certificación, como también en la implementación de clases en los programas de inglés. Desde marzo, hemos tenido reuniones semanales con Cambridge para ir monitoreando los procesos y nos han enviado links a distintos recursos que hemos compartido con los profesores. Hace unos días, asistimos al seminario internacional CambridgeDay2020 que se iba a realizar en Brasil y se abrió virtualmente, donde participamos los que formamos parte de la comunidad de profesores de inglés como segunda lengua”, precisó.

Durante este seminario virtual, realizado entre el 20 y el 24 de julio pasado, los académicos pudieron asistir a conferencias efectuadas por destacados expertos internacionales como Herbert Putcha, Penny Ur y Samantha Lewis, quienes han entregado, desde su propia experiencia una serie de lineamientos para abordar las clases virtuales. Con el profesor español Alberto Costa han estudiado una serie de opciones para evaluar y monitorear el avance de lo aprendido a través del programa Write and Improve que es un programa de Cambridge para el desarrollo de la escritura, cuyos resultados están alineados con el Marco Común Europeo de Referencia (MCER).

“Cuesta trabajar en la motivación de los estudiantes en clases virtuales para que hagan preguntas y participen más. Hemos constatado las dificultades que tienen los profesores de otros países para pasar de una clase presencial a otra online y cómo organizar el trabajo a través de distintas plataformas. Asimismo, se requiere que el estudiante tenga un rol más activo para avanzar en su aprendizaje; que reflexione sobre el trabajo autónomo y que sienta que se puede mover desde un nivel de aprendizaje a otro en función de su propio progreso, que se apropie de ese avance y tenga el control de ese progreso”, complementó.

En ese sentido, la ausencia de clases presenciales obliga a los académicos y a sus alumnos a abordar este desafío desde la creatividad, el pensamiento crítico, la colaboración y la comunicación en un esquema para que el estudiante sea más proactivo. Este desafío se relaciona con generar experiencias de aprendizajes y actividades didácticas más consistentes y relevantes para los contextos virtuales.

LA IMPORTANCIA DEL TRABAJO COLABORATIVO

El equipo de profesores y profesoras ha efectuado un trabajo colaborativo para apoyarse durante estos meses de pandemia, considerando la dificultad de realizar clases desde la virtualidad. “Hemos sostenido reuniones en grupo para recoger las dificultades y avanzar con lo que estamos haciendo. El uso de las tecnologías ha sido el complemento de lo que realiza el profesor. En ese sentido, al estar en constante coordinación o contacto con entidades internacionales nos van mostrando como han ido ajustando las metodogías a la enseñanza virtual con experiencias didácticas más de vanguardia y acordes a alumnos que vienen preparados para aprender de forma diversa”, advierte la coordinadora.

Un aspecto interesante se relaciona con las evaluaciones que se han ampliado a través del uso de audios, videos, comprensión lectora y escritura para propiciar la producción en el idioma inglés.

En el PILE participan 27 profesores y en este semestre se sumó otra académica que trabaja desde Concepción, que es especialista en educación remota. Durante el primer semestre, los profesores se capacitaron también a través de Aula Virtual.

“Durante el primer semestre hemos sido capaces de mejorar las evaluaciones. Este aprendizaje va a quedar cuando volvamos a las clases presenciales.  Dentro del programa de inglés tenemos una evaluación de logros en el ámbito oral. En ese sentido, hemos armado grupos de tres alumnos. Cuando hay problemas de conectividad, se han reagendado las fechas. Algunos alumnos han mandado videos para evaluar la producción oral. Hemos acordado ampliar los tiempos de evaluaciones considerando las dificultades de conexión”, concluyó.

Todo alumno que ingresa a la Universidad debe efectuar una prueba de diagnóstico para conocer su nivel de inglés. Es una asignatura obligatoria en un total de 53 carreras de la PUCV. En la actualidad, el PILE ofrece 105 cursos con más de 2.600 estudiantes en clases. Agregando próximamente a las carreras de Ingeniería Industrial y Derecho, el programa va a tener 250 cursos como se había programado en sus inicios.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio