Más de 70 obras se estrenaron en el XV Festival Internacional de Música Contemporánea Darwin Vargas

En esta nueva edición el certamen dio un salto cualitativo respecto a sus anteriores versiones en cuanto a la cantidad de música que se ofreció, la calidad de las obras, el arribo de exponentes internacionales de renombre y el énfasis en mostrar creaciones de músicos nacionales.

23.10.2018

Entre el 8 y el 12 de octubre pasado se efectuó la XV versión del Festival Internacional de Música Contemporánea Darwin Vargas, evento organizado por el Instituto de Música de la PUCV.

En esta nueva edición el certamen dio un salto cualitativo respecto a sus anteriores versiones en cuanto a la cantidad de música que se ofreció, la calidad de las obras, el arribo de exponentes internacionales de renombre y el énfasis en mostrar creaciones de músicos nacionales.

“Durante 15 años, el Festival Darwin Vargas ha mantenido su continuidad y este año tuvo un especial énfasis a la hora de abrirse a la ciudadanía con eventos como la intervención artística que se realizó en Viña del Mar y marcando más presencia en Santiago, a través de noticias en los medios de comunicación y la convocatoria que tuvimos. El Festival ha tenido una resonancia mucho más allá de los límites regionales, lo que nos deja bastante tranquilos”, expresó el director ejecutivo del Festival y académico del IMUS, Félix Cárdenas.

Este año, se estrenaron más de 70 obras y la organización tiene contemplado alargar el evento a 10 días considerando más de una intervención pública, aparte de la realización de los conciertos, las conferencias, masterclass, mesas redondas y workshop.

El Festival de Música Contemporánea Darwin Vargas se realizó en el Parque Cultural de Valparaíso, el Centex del Ministerio de las Culturas y en el Cine Arte de Viña del Mar, y en todas las presentaciones hubo un gran marco de público.

ESTRENO DE “ALLENDE”

Entre los invitados internacionales estuvo Eddie Mora, compositor costarricense ganador del Grammy Latino 2017 en la línea de música clásica; Alexandros Markeas, académico y compositor del Conservatorio de Paris; Diana Syrse, compositora y cantante mexicana radicada en Europa; el prestigioso violinista brasileño radicado en EE.UU., Carmelo de los Santos, y el clarinetista mexicano, Alejandro Moreno.

Uno de los puntos más destacados del Festival fue el estreno de la cantata popular “Allende”, compuesta en 1978 por el maestro Gustavo Becerrra-Schmidt. Esta creación había sido creada para el conjunto Quilapayún y ésta fue la ocasión para saldar una deuda con su autor y propiciar un intercambio entre la tradición académica y el movimiento de la Nueva Canción Chilena.

“La partitura de la Cantata Popular Allende llegó gracias a un descubrimiento del periodista y crítico de música Álvaro Gallegos. Fue un acierto su estreno. Es un documento histórico y se trata de una obra de un compositor que es de referencia para la academia musical chilena, como lo es Gustavo Becerra. Fue escrita en 1978, pero no se presentó en vivo por falta de recursos. El festival ha tomado un tinte de comprometerse con las músicas de Chile y América Latina. Este tipo de estrenos ha ayudado para que el festival tenga una línea editorial y se comprometa con nuestras sonoridades”, expresó Cárdenas.

Durante la jornada de cierre se presentó el Duo Scelsi, el conjunto de guitarras eléctricas Planeta Minimal, el Ensamble f(r)actura, el Ensamble de Percusión Xilos, y el Ensamble Antara. Estos últimos estrenaron una atractiva pieza para flautas y paisaje sonoro titulada ‘Piuqué’, del compositor chilote Claudio Pérez-Llaiquel. El Ensamble Xilos, en tanto, ofreció una excelente adaptación de “Uncle Meat”, de Frank Zappa.

“Hemos generado líneas de cooperación con instituciones y agrupaciones. Por ejemplo, tenemos vínculos con el Ensamble Musicahora de la Universidad de La Serena; el Laboratorio de Música Electroacústica de la Universidad de Chile, la colaboración de la Orquesta Marga Marga, Planeta Minimal y la Orquesta Andina”, complementó Cárdenas.

El ganador del concurso para compositores fue un exalumno del IMUS, Danielo Valenzuela. “Esto nos llena de orgullo, pues nuestros exalumnos también están marcando presencia y entrando en un circuito que es competitivo a nivel nacional. El Festival Darwin Vargas es un espacio ganado por los jóvenes compositores. Para el concurso, generalmente postulan jóvenes. Este es uno de los festivales que ha programado más obras de mujeres en comparación a otros. Hemos ido marcando ciertas pautas que lo hacen ser un festival más maduro, que sobrepasó el límite regional y se ha posicionado tanto en Chile como en el extranjero”, concluyó el director del certamen.

Darwin Vargas fue uno de los primeros profesores del IMUS que impulsó el taller de composición. La primera versión del certamen con su nombre se efectuó en 2004, anteriormente se había realizado sólo como festival de música contemporánea. Fue un maestro que marcó la formación de muchos compositores a nivel nacional.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio