Expertos participan en debate constitucional en la PUCV

En el encuentro organizado por la Fundación Edmundo Eluchans Malherbe y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, intervinieron los abogados y académicos Jorge Burgos, Alejandro Guzmán, Pablo Rodríguez y Agustín Squella.

06.09.2016

Opiniones sobre la legitimidad de la Constitución de 1980 o si es necesario una nueva Ley Fundamental para Chile, son los temas centrales abordados en el primer debate que organizan conjuntamente la Fundación Edmundo Eluchans Malherbe y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

En este encuentro, que fue moderado por el abogado y columnista Héctor Soto, participaron el ex parlamentario y ex ministro Jorge Burgos; el Doctor en Derecho y profesor de la PUCV, Alejandro Guzmán; el decano de la Facultad de Derecho de la Universidad del Desarrollo, Pablo Rodríguez; y el académico de las universidades de Valparaíso y Diego Portales, Agustín Squella.

Con respecto a ésta y las próximas jornadas, Edmundo Eluchans Urenda, presidente de la Fundación, señaló que la idea es aportar en temas trascendentales para el desarrollo y futuro del país, en un ambiente universitario, serio, con altura de miras, plural y respetuoso. "Nos gustaría poder sumar luces para permitir el buen entendimiento entre todos los chilenos. Deseamos, con la modestia de nuestros recursos y capacidades, pero llenos de compromiso y vocación pública, colaborar, aunque sea mínimamente, en la tarea de que nuestra patria llegue a ser el lugar justo y próspero en el que todos queremos vivir”, añadió.

Por su parte, el vicerrector académico de la PUCV, Nelson Vásquez, expresó que tras esta discusión está el país que queremos. “La calidad de una democracia depende de la estabilidad de las instituciones. Desarmar la institucionalidad cuesta tiempo. Constituir otra, con consenso social y legitimidad, cuesta mucho más. Nuestra Universidad, a través de este debate, quiere contribuir al análisis profundo de las implicancias que esto tiene para nuestro país”, manifestó.  

DEBATE CONSTITUCIONAL

El encargado de abrir el encuentro fue Jorge Burgos, quien junto con indicar que la Constitución de 1980 fue ilegítima de origen, ha permitido a partir de la década del 90 el desarrollo democrático chileno.

“Creo que hay una buena oportunidad para debatir una nueva Constitución, y construirla a partir de las diferentes formulaciones que ha tenido el país, incluida la del 80, que a mi juicio tiene elementos muy interesantes”, indicó.

Respecto a las formas de discusión, que puede ser en el propio Congreso, a través de una asamblea constituyente, o una comisión constituyente, sentenció que “es importante la deliberación democrática cuando se hace con respeto y prudencia”.

El abogado Pablo Rodríguez, junto con valorar el intercambio de ideas generado durante la jornada, defendió la postura de que la Constitución de 1980 puede ser reformada, pero en ningún caso sustituida.

Al respecto, argumentó que para cambiarla completamente debería “existir una crisis profunda de orden institucional y político, lo que puede significar el aumento de la ideologización de las posiciones y, por lo tanto, aumento de la violencia, del desentendimiento y del enfrentamiento, lo que sería negativo para nuestro país”.

“Las constituciones han prometido mucho y han dado poco”, aseveró el académico Alejandro Guzmán, quien agregó que esta realidad justifica la frustración de los chilenos. “Me temo que el debate por una nueva Constitución sirva para despertar el fervor de muchas personas que creen que la norma es capaz de solucionar los problemas”, complementó.

Sobre las razones que se han argumentado para una nueva Carta Fundamental, Guzmán dijo que “muchas de las cosas que se piden ya están en el corpus constitucional chileno (…) Para qué una nueva Constitución, si todo lo que están proponiendo ya existe”.

Finalmente, Agustín Squella reconoció la demanda de la ciudadanía por una nueva Constitución y respaldó el proceso constituyente en curso, que es institucional y que respeta la actual carta fundamental.

“Pienso que a estas alturas del siglo XXI, una sociedad madura como la chilena, madura desde el punto de vista político, tiene perfecto derecho a plantearse, por primera vez en la historia del país, porque nunca hemos tenido una Constitución que pase el test de la democracia, una Constitución que responda a esas reglas y de la que podamos sentirnos orgullosos”, agregó.

CONVENIO

Esta actividad es fruto de un convenio entre la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y la Fundación Edmundo Eluchans Malherbe, que creó una cátedra que tiene como propósito perpetuar la imagen de quien fuera alumno y profesor del Curso de Leyes de los Sagrados Corazones, actual Escuela de Derecho de la PUCV.

Tanto en ésta como en próximas instancias, se abordarán temáticas de interés público vinculados al derecho, a la enseñanza universitaria, a la política, al periodismo y a la acción social.

El encuentro fue encabezado por el vicerrector académico de la Casa de Estudios, Nelson Vásquez, y el presidente de la Fundación, Edmundo Eluchans Urenda, y contó con la asistencia de autoridades parlamentarias y comunales, de la Facultad y Escuela de Derecho PUCV, además de académicos y estudiantes, entre otros invitados.

Por Juan Pablo Guerra

Dirección General de Vinculación con el Medio

Fotografía: Ángela Tobón