Expertos internacionales analizaron la importancia de la promoción de los derechos humanos en las compras públicas

El conversatorio fue organizado por el Centro Vincular de la PUCV, en conjunto con el Laboratorio Internacional de Aprendizaje sobre Contratación Pública y Derechos Humanos, y el Instituto Danés para los Derechos Humanos.

10.10.2017

El  rol de las compras públicas en la promoción y respeto de los derechos humanos por parte de las empresas fue el tema de análisis del conversatorio realizado por el Centro Vincular de la Escuela de Negocios y Economía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso,  junto al Laboratorio Internacional de Aprendizaje sobre Contratación Pública y Derechos Humanos, y el Instituto Danés para los Derechos Humanos.

La actividad, que contó con el patrocinio del Programa de Derechos Humanos y Empresa de la Facultad de Derecho de la PUCV, se realizó en el Centro de Estudios Avanzados y Extensión de la Universidad y contó con la participación de los expertos internacionales en compras públicas y derechos humanos Natalie Evans, del municipio de Londres; Pauline Gothberg, representante de los municipios de Suecia; Daniel Morris, del Instituto Danés para los Derechos Humanos; Nicole Van der Meulen, perteneciente a la International Corporate Accountability Roundtable (ICAR); y Geo Quinot, profesor de la Universidad Stellenbosch, Sudáfrica.

En la ocasión, los expositores abordaron la necesidad de involucrar a los gobiernos en el incentivo de buenas prácticas al interior de las empresas que participan en los procesos de compras públicas, para que éstas, a su vez, traspasen esa filosofía a toda su cadena de suministros, evitando los abusos. “Que los gobiernos involucren estas prácticas es decirle a las empresas ‘si ustedes quieren trabajar con nosotros deben cumplir estas reglas’. Los derechos humanos son parte integral y deben estar ahí en el proceso de compras públicas”, aseveró Geo Quinot.

Natalie Evans agregó que “compramos todo en nombre de los ciudadanos, trabajamos por ellos. Los individuos no eligen cómo el dinero público es gastado, por tanto es una gran responsabilidad. Si hablamos de compras públicas, lo vamos a hacer bien”.

Por su parte, Daniel Morris puso como ejemplo a Suiza, cuyas propuestas deben transparentar las metas, desclasificando a quienes llevan a cabo malas prácticas. “El tema legal es la base, desde ahí hay que empezar a conformar este proceso de negocio, pero ¿qué más podemos hacer? Insertar cláusulas en contratos, obtener más información y que los negocios las incluyan”, indicó.

En cuanto a los desafíos para el área, los expertos concordaron en que problemáticas como la corrupción, los daños al medio ambiente, la sustentabilidad y las remuneraciones justas a los empleados son algunos de los focos de trabajo más importantes, así como una gestión más moderna de los proyectos, ventajas que agregan valor a la cadena de suministro de una compañía.

Dante Pesce, director ejecutivo del Centro Vincular y miembro del Grupo de Trabajo de Derechos Humanos y Empresa de la ONU,  señaló la necesidad de contar con voluntad política para hacer los cambios planteados por los expertos y así perfeccionar los mecanismos de contratación pública, incorporando dimensiones sociales más activas que promuevan el respeto de los derechos fundamentales de las personas.

Aprovechando la visita de los expertos, el Centro Vincular también llevó a cabo un taller en el que participaron cerca de 40 personas. La actividad tuvo como objetivo el intercambio de experiencias entre las agencias de compras públicas de Chile Compra y otras siete de países de Latinoamérica, más la secretaria de la Red de Compras Gubernamentales de las Américas.

“El propósito de este taller es aprender de experiencias prácticas y cómo incorporar la dimensión de respeto de los derechos humanos en el marco de la contratación pública, en base a mejores experiencias mundiales. Así se pueden identificar desafíos, oportunidades y caminar hacia la construcción de una agenda que fortalezca la integración de los derechos humanos a la contratación pública en Latinoamérica”, concluyó Dante Pesce.

Por Waleska Moyano

CEA