Ex contralor Ramiro Mendoza expuso sobre modernización del Estado en la PUCV

Invitado por la Fundación para el Progreso, El Mercurio de Valparaíso y nuestra Casa de Estudios, el abogado se reunió con académicos y estudiantes de la región. En la ocasión, fue entrevistado por el director del diario, Carlos Vergara.

03.08.2018  

“Hablemos de democracia: reflexiones en torno a la Modernización del Estado, tras la búsqueda de la razonable burocracia” se tituló la conferencia realizada por el ex Contralor General de la República y actual decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Adolfo Ibáñez, Ramiro Mendoza.

La ponencia se efectuó en la Sala Quinto Centenario de Casa Central de la PUCV y fue organizada en conjunto por la Fundación para el Progreso, El Mercurio de Valparaíso y nuestra Casa de Estudios. Entre los asistentes estuvo el rector Claudio Elórtegui; el decano de la Facultad de Derecho de la PUCV, Alan Bronfman y el director de la Escuela de Derecho, Manuel Núñez, entre otros académicos y estudiantes.

Al respecto, el gerente de la Fundación para el Progreso Valparaíso, Juan Pedro Lührs , agradeció a la PUCV y al Mercurio de Valparaíso por su invaluable aporte en el fomento de debates trascendentes dentro de la región.

“La idea es observar cómo los servicios públicos interactúan con las personas y la sociedad. Hemos naturalizado los trámites eternos, el rebotar por oficinas detrás del sello para un formulario. Nos acostumbramos a llegar al alba a determinados lugares para asegurarnos una atención y a no esperar nada de los funcionarios. Hay otro camino posible: la era digital nos ofrece un mundo inmenso al alcance de nuestra mano. Existen alternativas que hace décadas eran inimaginables. También hay un clamor popular por generar transformaciones en el aparato público y el Estado debe hacerse cargo para mejorar la vida de millones de chilenos y devolverles parte de su tiempo, facilitando sus proyectos personales”, precisó.

El ex contralor comenzó su conferencia con la pregunta ¿Modernizar o Transformar al Estado?  Luego agregó que en el contexto latinoamericano no estamos tan mal, hay avances positivos y recordó que en países cercanos hay personas que deben recorrer cientos de kilómetros para renovar la cédula de identidad o esperar varias horas antes de recibir una atención médica, aunque esto último también ocurre en Chile.

“Los esfuerzos del Estado de Chile son reactivos. Por ejemplo, cuando ocurrió el caso del fraude fiscal de Juan Pablo Dávila, luego se creó la Ley de Probidad en 1999, la que fue promulgada por Eduardo Frei. Luego del caso MOP-Gate en el Gobierno de Lagos, se dio inicio al Programa de Mejoramiento de la Gestión”, reflexionó.

MODERNIZACIÓN POR CAPAS

Mendoza planteó que un primer paso para enfrentar la modernización es avanzar por capas. Por ejemplo, una alternativa es el uso de las tecnologías de la inteligencia artificial o las soluciones digitales, considerando que en Chile existen 22.5 millones de celulares activos, pero también se debe considerar a los adultos mayores que no saben ocuparlos.

“Hay que preocuparse de la calidad del servicio que se presta a nivel estatal y ocupar indicadores. En general, no se mide esto. En otros países más avanzados, los organismos estatales realizan auditorías de desempeño, lo que requiere de otras competencias y talentos”, explicó.

Respecto a la realización del presupuesto nacional, el abogado agregó que “no se sabe cómo se hace. Tampoco quienes lo aprueban. Se requiere pensar en un presupuesto por resultados y avanzar en la capacidad adaptativa del Estado, pero sin hacer experimentos”.

Entre las sugerencias que efectuó el ex contralor para avanzar hacia una mayor modernización están: rescatar la sencillez, buscar la “debida legalidad”, rescatar ideas sistémicas, mejorar la coordinación entre los diversos servicios, vincular la potestad con autoridad, hacer bien las cosas y rescatar la prudencia, evitando la trampa del Gatopardo: “donde todo cambia para que siga igual”.

¿Hay voluntad política para modernizar el Estado? Ramiro Mendoza planteó que existe voluntad política pero en procesos reaccionarios, es decir falta una mayor proactividad del aparataje estatal y esto se podría abordar a través de un consejo fiscal asesor. “Las medidas que se toman no son relevantes. Hay que establecer un proceso continuo de modernización pensado en las personas y su relación con el Estado”, indicó.

Mendoza reconoció que hay avances. Antes para saber de un proceso se requería contar con contactos en la Contraloría. Hoy es posible cotejar información por internet, pues contamos con más transparencia. “Una buena opción es cambiar los indicadores, pues los servicios públicos terminan presos por los incentivos económicos a los funcionarios que van asociados a esos indicadores. Una buena opción es reactivar los convenios entre los distintos servicios. Los que no se cumplen no tienen ningún castigo. Hay que escudriñar formas diferentes de hacer el trabajo público”, concluyó.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio