Escuela de Ingeniería Civil firmó convenio de colaboración con Bomberos de Chile

El acuerdo favorecerá el desarrollo de proyectos de tesis, investigación, asistencia técnica y asesoría con el objetivo de contribuir a la seguridad de las personas afectadas por incendios y de los voluntarios de la institución.

04.07.2017

Recientemente, se firmó un convenio marco de colaboración entre la Escuela de Ingeniería Civil de la PUCV y la Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos de Chile con el objetivo de colaborar mutuamente para la generación de conocimiento que permita contribuir a mejorar la seguridad de las personas que sufren incendios y avanzar hacia una mayor protección de los bomberos que ingresan a las estructuras siniestradas.

“Como Universidad nosotros somos una institución que está llamada a desarrollar conocimiento a través de la investigación y la Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos necesita de ese saber en su quehacer diario. En los incendios, por ejemplo, los materiales combustibles se consumen rápidamente, pero otros permanecen. La pregunta que tenemos que hacernos es si la estructura incendiada cuando es de albañilería u hormigón armado se puede usar o hay que demoler”, advierte el profesor de la Escuela de Ingeniería Civil, Pablo Alcaíno.

En el documento, la PUCV se compromete a colaborar en desarrollar estudios de carácter académico de la carrera de Ingeniería Civil, la realización de prácticas profesionales y tesis de pregrado, prestación de servicios profesionales, investigaciones, seminarios, cursos, entre otros aspectos.  

El experto de la PUCV señala que el acero pierde muchas propiedades con temperaturas elevadas, pero hay dudas respecto al comportamiento de otras estructuras. “No hay mucha investigación en el mundo. A nivel local el interés se acentuó con el gran incendio ocurrido en Valparaíso en 2014, donde muchas casas de albañilería se quemaron y no se sabía si podían volver a habitarse. Acá hay un nicho de conocimiento que no se ha desarrollado”, complementó.

VOCACIÓN DE SERVICIO

El acercamiento entre la Escuela de Ingeniería Civil y Bomberos surgió debido a que algunos alumnos son voluntarios de la institución. Tal es el caso del joven Álex Pérez, quien postuló a una nueva línea de fondos concursables para desarrollar investigación con Bomberos de Chile. Afortunadamente, la propuesta fue muy bien evaluada y se armó un equipo interdisciplinario dentro de esta unidad académica donde participaron alumnos y profesores, lo que representó el primer paso para una vinculación mayor.

“Todas las instituciones con vocación de servicio público como la PUCV tienen que influir en el quehacer de la sociedad. Qué misión más social que la alianza para colaborar con Bomberos, la institución mejor evaluada después de lo que vivimos a nivel nacional. El convenio se firmó con la Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos de Chile y abarca a todo el país”, complementó Alcaíno.

En un principio, la Escuela de Ingeniería Civil se enfocará en evaluar la resistencia residual de las estructuras de hormigón armado que se vieron sometidas a un incendio. “Desde el punto de vista profesional, la idea es generar herramientas técnicas que nos permitan correlacionar el nivel de deterioro de las propiedades de resistencia de una estructura con los niveles de incendio de acuerdo a mediciones experimentales”, agrega el experto.

El profesor Alcaíno señala que si hubiésemos tenido ese conocimiento antes del gran incendio de 2014 en Valparaíso, probablemente la reconstrucción habría sido más simple y más rápida. “Muchas veces cuando una estructura enfrenta un incendio está la duda de si los bomberos pueden entrar o no. Tenemos que trabajar para dar directrices a los voluntarios con mediciones realizadas en terreno y así seguir una tabla con indicaciones para saber si es seguro o no ingresar a los inmuebles, conociendo los niveles de seguridad”, planteó.

El académico complementa que el objetivo máximo de todas las ingenierías es garantizar la integridad física de las personas. “Cuando hacemos los diseños de los edificios, puentes y sistemas de agua, son números que abordamos con rigurosidad matemática pues la finalidad es prestar servicios a las personas y usuarios. Si hacemos nuestro trabajo de manera correcta, estamos garantizando el bienestar de las personas en eventos catastróficos como sismos, incendios y tsunamis”, concluyó.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio