En la PUCV se realizó Jornada Nacional Pastoral de Educación Superior

En el encuentro participaron representantes de Universidades Católicas, Institutos de Educación Superior y Centros de Formación Técnica de distintas diócesis de nuestro país desde Iquique a Valdivia.

24.11.2016

Esta semana se efectuó en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, la Jornada Nacional Pastoral de Educación Superior que reunió a más de 40 representantes diocesanos de todo el país, desde Iquique a Valdivia, provenientes de Universidades Católicas, Institutos de Educación Superior y Centros de Formación Técnica.

El lema que convocó esta jornada fue “Encuentro de experiencias, de gozo y gracia” y según sus organizadores fue un momento de comunión y reflexión como también un espacio para diseñar el plan de trabajo para el trienio 2017 – 2019 que recoja las inquietudes, necesidades y sueños de la Pastoral de Educación Superior (PES).

El encuentro se inició con la Eucaristía presidida por Monseñor Chomalí, Arzobispo de Concepción, quién en su homilía reflexionó sobre el aporte que la Pastoral de Educación Superior tiene que entregar a los estudiantes.  

La actividad fue organizada por el Área de Educación de la Conferencia Episcopal de Chile y Monseñor Chomalí ofreció las palabras inaugurales en la Sala Obispo Emilio Tagle de la Casa Central PUCV.

“Hay que tener muy presente a nuestro país, lo que está aconteciendo en Chile y el mundo. Tenemos que ver cómo con la luz de Cristo y de la Razón, podemos ser un aporte. En ese sentido, el hecho de estar terminando el Año de la Misericordia, que es también un inicio, tenemos que tenerlo presente en todo lo que vamos a emprender”, indicó.

Monseñor Chomalí además agregó que se requiere pensar en la historia, desde una perspectiva de largo plazo. “Es muy relevante no pensar que la historia comenzó ayer y terminará mañana. Eso no nos ayuda a mejorar nuestro país. Tenemos una larga historia que empezó con una semilla y que poco a poco a lo largo del tiempo ha dado frutos y será el Señor el encargado de reconocerlo. Nosotros somos herederos y tenemos que preguntarnos qué herencia vamos a dejar a las futuras generaciones”, complementó.

Los representantes de las diócesis que estuvieron presentes pertenecían a las comunas de Iquique, Antofagasta, Copiapó, La Serena, Valparaíso, Santiago, Rancagua, Talca, Linares, Chillán, Concepción, Temuco y Valdivia.

El académico y Dr. en Filosofía, Sergio Micco, efectuó la primera conferencia titulada “Mirada histórica y desafíos para el Chile de hoy”. El experto hizo un recorrido por los cambios que ha tenido el sistema de Educación Superior entre 1968 y 2016, donde las universidades han enfrentado un crecimiento exponencial de sus estudiantes. En 2015, se registró una matrícula de 1 millón 152 mil alumnos. En 2005, esta no superaba los 636 mil.

“Hoy todos los estratos sociales están plasmados en las instituciones de Educación Superior. Pasamos de contar con casas de estudios para personas de élite o estrato alto para enfrentar un proceso de masificación, donde la mayoría de las familias de clase media anhela tener hijos universitarios”, complementó.

BRUNNER ABORDÓ DESAFÍOS DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Posteriormente, se efectuaron las conferencias del padre Rafael Silva sobre la reforma educacional y en la jornada del martes en la tarde se realizó la conferencia del experto José Joaquín Brunner respecto a los cambios recientes en la Educación Superior.

Brunner se refirió a algunos “desequilibrios” de distinto tipo que surgen en el nuevo cuadro de la Educación Superior chilena, como la masificación, la ecología del aprendizaje y la preparación para la vida.

De este modo, la masificación trajo consigo un rápido incremento de profesionales y una gran heterogeneidad en el ingreso a la Educación Superior, mientras que al referirse a la “ecología del aprendizaje”, indicó que vivimos en un mundo con océanos de información, con los conocimientos cada día más especializados, en el que ahora lo fundamental es saber dónde buscar la información.

Otro desequilibrio sería en el ámbito de la preparación para la vida. “La UNESCO dijo hace muchos años que la educación era aprender a conocer, a hacer, a convivir y a ser. ¿La educación superior efectivamente está formando en todas estas dimensiones? ¿Estamos aprendiendo a ser más complejamente humanos? ¿Estamos adquiriendo las competencias para  convivir mejor en la diversidad?”, cuestionó Brunner.

“Los jóvenes están viviendo una vida sin mapas, sin muchos referentes, con mucha transversalidad generacional, con generaciones que quieren más comunicación horizontal. Eso me parece que está dando a lugar a una gran cantidad de nuevos fenómenos respecto a los cuales nuestra nueva reforma no tiene una discusión. Básicamente de la reforma discutimos una cuestión estrictamente economista, si ésta es un bien público o privado, que es un problema de terminología estrictamente económica”, fue parte de su diagnóstico.

Luego expusieron los padres Benjamín Donoso y Víctor Álvarez sobre “La Pastoral de Educación Superior para estos nuevos tiempos”.

El miércoles 23 continuó la jornada con la ponencia de la profesora de la Facultad Eclesiástica de Teología PUCV, Loreto Moya, titulada “El Papa y el mensaje a los jóvenes (Evangelii Gaudium, Laudato Si, Amoris Laetitia)”.

A continuación, se desarrollaron las presentaciones del Padre Rafael Osorio, Alejandro Cuturrufo y Pedro Lastra para finalizar con una peregrinación a raíz del término del Año de la Misericordia y una oración junto al Santísimo.

Por Juan Paulo Roldán/Nicolás Jara

Dirección General de Vinculación con el Medio