Corporación La Matriz y PUCV suscriben convenio que contempla apoyo a inmigrantes

El documento, que fue firmado por el rector Claudio Elórtegui y el párroco Gonzalo Bravo, favorecerá el desarrollo de emprendimientos, el fomento del turismo, avances en educación y el mejoramiento del barrio, entre otras iniciativas.

14.12.2017

En el atrio de la Iglesia La Matriz, en pleno corazón del barrio puerto, se firmó un convenio marco de colaboración entre la Corporación La Matriz y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Mediante la rúbrica del documento se formalizó una relación de cooperación de larga data, la que se proyectará a través de una serie de esfuerzos conjuntos con el propósito de trabajar en diversas áreas de interés mutuo: desarrollo de las personas, capacitación, fomento del empleo, apoyo a micro-empresas, emprendimiento, mejoramiento del barrio, cuidado y desarrollo del patrimonio estructural, fomento del turismo, entre otros.

El texto fue firmado por el rector de la PUCV, Claudio Elórtegui; y el presidente de la Corporación La Matriz y párroco del templo, padre Gonzalo Bravo. Entre los asistentes, estuvo el vicerrector Académico, Nelson Vásquez; el director general de Vinculación con el Medio, Juan Torrejón; el director de El Mercurio de Valparaíso, Carlos Vergara; entre otros invitados.

Al respecto, el rector Elórtegui recordó que la voluntad de trabajo en conjunto entre ambas instituciones se ha plasmado en la realización de varios proyectos, entre ellos: la creación de la orquesta infanto-juvenil y un conjunto folklórico, el apoyo al Comedor 421, la realización de la celebración de la Misa a la Chilena y la previa a las Fiestas Patrias, el Concierto y Cena de Navidad, la creación de una ruta turística donde participan los vecinos del sector, la elaboración de una serie de productos elaborados en el sector con asesoría de la Escuela de Arquitectura y Diseño de la PUCV, entre otros.

“La Universidad ha colocado sus capacidades para contribuir a mejorar las condiciones de vida de las personas que residen en este sector que es patrimonial. La PUCV está aportando con sus capacidades instaladas para mejorar este espacio a través de distintas realidades. Se creó una orquesta infanto-juvenil, entregamos herramientas para labores de emprendimiento, el desarrollo de rutas turísticas, lo que se ha financiado con recursos de CORFO. La idea es avanzar por medio de una alianza y llegar a organismos del sector público para contribuir al desarrollo de este sector tan emblemático del barrio puerto”, precisó.

APOYO A INMIGRANTES

El rector Elórtegui anunció que previo a la visita del Papa Francisco en enero próximo, la PUCV se comprometió a través de esta alianza a acoger a inmigrantes haitianos que han llegado a la ciudad, los que han aprendido español y próximamente se van a integrar como trabajadores de la Universidad, recibiendo todos los beneficios de los funcionarios de esta Casa de Estudios.  

“La Corporación La Matriz ha estado capacitándolos en la enseñanza del idioma español y a partir de eso, queremos continuar ese esfuerzo otorgando oportunidades laborales, en especial entre aquellos que provienen de Haití para que tengan los mismos derechos que los otros trabajadores de la Universidad”, complementó.

Por su parte, el párroco de La Matriz, Gonzalo Bravo, señaló que “me parece notable que la PUCV tomé el liderazgo en esta línea, gracias a esta necesidad que estamos asumiendo y que es una oportunidad de apoyar al inmigrante, que tiene tantos sueños y esperanzas. Que la Universidad lo pueda concretar, se vincula con la línea de asegurar una expectativa de educación superior, de trabajo digno, tanto para las personas como a sus familiares. Hay que privilegiar este gesto de humanidad. Los chilenos hemos sido muy acogidos en el exterior. Esta es una oportunidad para retribuirlo con nuestros hermanos que están buscando ese brazo solidario y restablecer condiciones de justicia para todos”, añadió.

El director regional de CORFO, Gianni Rivera, recordó que han apoyado una serie de iniciativas efectuadas en La Matriz, entre ellas, el desarrollo de una ruta turística con vecinos del sector. “Nos enorgullece haber puesto una cantidad importante de recursos para la Corporación La Matriz y la PUCV. El último proyecto apoyado llegó a los 120 millones de pesos para trabajar con el turismo vivencial. Queremos mostrar cómo vivimos los porteños y cómo lo hacemos de manera fraterna para recibir a los inmigrantes, incorporándolos a la vida laboral”.

Samuel Belony llegó desde Haití y próximamente se incorporará a la PUCV como funcionario. “He tenido una buena experiencia en Chile. Acá en La Iglesia La Matriz he llegado a otra familia. La gente me ha recibido como a un hermano más. Espero mejorar mi nivel de español y aportar desde mi trabajo”, concluyó.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio

Fotos: Ángela Tobón Coral