Consorcio Science Up se adjudica segunda etapa del proyecto Ciencia e Innovación para el 2030

La segunda etapa del proyecto financiado por CORFO, y conformado por las universidades Católica de Valparaíso, de Santiago y Católica del Norte, tiene una duración de seis años.

23.12.2020

El Consorcio Science Up integrado por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad de Santiago y Universidad Católica del Norte, implementará el plan estratégico diseñado en la primera etapa 2018-2020, que permitirá a las Facultades de Ciencias transitar a un desarrollo más conectadas con la sociedad y el sector productivo. Para ello, se pondrá especial atención a las comunidades en que cada una de estas universidades se encuentran inmersas (Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso y Santiago).

Las tres universidades, todas con una fuerte vocación social y regional, se han propuesto como objetivo general para esta segunda etapa formar estudiantes altamente competentes en la formación disciplinar de las ciencias con capacidades para desarrollar investigación aplicada, transferencia y desarrollo tecnológico, innovación de vanguardia y emprendimientos de base científica tecnológica. Fruto de la sinergia generada en la primera etapa del proyecto, las tres universidades buscarán además posicionar el Consorcio Science Up a nivel nacional e internacional.

El proyecto plantea objetivos específicos en tres ámbitos fundamentales a implementar en su plan estratégico:

- Armonización curricular: Diseñar e implementar cambios curriculares y extracurriculares en programas de formación de estudiantes de pre y postgrado de las Facultades de Ciencia del Consorcio Science Up. Esto con un particular énfasis en el desarrollo de competencias de I+D+i y emprendimientos de base científico tecnológico.

- Vinculación con el entorno socioeconómico: Consolidar la vinculación de las tres universidades con la sociedad civil y organizaciones del sector productivo público y privado nacional e internacional.

- Liderazgo y participación femenina: Aumentar y fomentar la participación y el liderazgo de las mujeres en la docencia, proyectos de investigación, transferencia tecnológica, innovación y emprendimientos de base científico tecnológico, al interior de las Facultades de Ciencia.

Cabe mencionar que para el buen desarrollo de este trabajo se contará con un Consejo Consultivo Internacional, compuesto por destacadas profesionales del ámbito de la innovación, emprendimiento y transferencia tecnológica de las Universidades de Pittsburgh y Carnegie Mellon de Estados Unidos, y de la Universidad de Bristol de Reino Unido, quienes aportarán no solo desde la perspectiva de sus competencias, sino también desde la experiencia en la construcción y diseño de estrategias que permitan, en todo momento, fomentar la participación y liderazgo femenino al interior de las Facultades de Ciencia.

Las universidades, conscientes que el desarrollo de la ciencia y la tecnología no solo tiene un impacto a nivel económico sino que también pueden influir y mejorar la calidad de vida de los habitantes, incluirán en su trabajo actores clave que faciliten una vinculación bidireccional permanente con el medio productivo.

Para Joel Saavedra, vicerrector de Investigación y Estudios Avanzados, "el Consorcio Science Up nos permite dar una mirada renovada a la formación de los científicos, de aquellos que desarrollan ciencia básica, y buscar cómo, a través de la innovación, la transferencia tecnológica, y de los futuros emprendimientos, podemos acercar los desarrollos científicos a la sociedad. De esta manera se puede ir en directo beneficio de las personas, de los más necesitados, de lo que realmente requiere el mundo de la ciencia, es decir, una transferencia tecnológica que permita avanzar en un futuro pleno, que no nos coloque en las incertidumbres como hoy día tenemos en la pandemia".

En este contexto, para Saavedra, "uno de los ejemplos claros en los últimos tiempos de la importancia de las ciencias y sus derivados es exactamente la pandemia. Esta pandemia muestra que la forma de combatir los distintos desafíos y/o amenazas que tenemos en el mundo viene de la mano de la ciencia. Y en particular este proyecto nos permite pensar de una manera distinta cómo establecer un trabajo interdisciplinario y transformar la formación de los científicos de manera que puedan adquirir herramientas más allá de las ciencias. De esta manera podrán involucrarse con científicos de otras carreras y disciplinas, muchas veces tan distintas a las ciencias, pero que en conjunto son capaces de resolver problemáticas mayores".

La cuarta revolución industrial representa para las universidades del Consorcio Science Up, volver a pensar y modernizar los procesos de enseñanza, con metodologías de aprendizaje activo para la innovación educativa en carreras científicas, además de contar con programas e infraestructura que permitan la promoción del pensamiento crítico. Por ende, el trabajo que se desarrollará también debe ser acompañado por cambios culturales que permitan disminuir las brechas en términos de las desigualdades de género en el ámbito profesional y en las propias disciplinas y trabajar mancomunadamente con el sector productivo en la resolución de problemáticas a partir de proyectos de investigación aplicada desarrollados tanto por estudiantes como académicos.

Facultad de Ciencias