Consejo Superior PUCV aprueba documentos que abordan el acoso, el hostigamiento y la discriminación arbitraria en la Universidad

Entre las medidas contenidas, se establecen medidas de protección y acompañamiento para las partes involucradas en la denuncia, con la finalidad de que la Universidad disponga de los recursos humanos y profesionales que se requieran, según el caso.

23.05.2018

Tras sesionar de manera extraordinaria durante las dos últimas semanas, el Consejo Superior de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso aprobó el martes 22 de mayo una Política Institucional, un Protocolo y Reglamento frente a Denuncias, y un Programa de Acciones de Sensibilización y Prevención relacionados con las temáticas de acoso, hostigamiento y discriminación arbitraria.

Como ha sido de conocimiento público, la propuesta inicial fue elaborada por una comisión que estuvo conformada por académicos de distintas carreras, y por representantes de los dos sindicatos de trabajadores y de la Federación de Estudiantes de la Universidad.

Entre los aspectos abordados en los documentos que serán publicados y distribuidos en las instancias correspondientes, se destaca que todo integrante de la comunidad universitaria que se considere víctima o testigo de hechos que puedan constituir acoso sexual, discriminatorio o psicológico; hostigamiento, violencia de género o discriminatoria; o discriminación arbitraria, podrá presentar en cualquier momento la o las denuncias respectivas, aun cuando los hechos a que ellas refieran hayan ocurrido con anterioridad a la aprobación del Protocolo y Reglamento.

Las denuncias serán recibidas y resueltas por una comisión cuyos integrantes pertenecen a los distintos estamentos que componen la Comunidad Universitaria –académicos, trabajadores y estudiantes-, junto a representantes de Rectoría. Por su parte, la investigación de las denuncias será de responsabilidad de un fiscal perteneciente a la Prosecretaría General de la PUCV.

Asimismo, se establecen medidas de protección y acompañamiento para las partes involucradas en la denuncia, con la finalidad de que la Universidad disponga de los recursos humanos y profesionales que se requieran según el caso.

Adicionalmente, el Consejo Superior definió que una vez que se promulgue el decreto respectivo, este Reglamento entrará en vigencia de forma inmediata, decisión que confirma el tratamiento prioritario que este órgano dio a estas materias.

Como se indicó en su momento, y dado lo urgente de contar con estas herramientas de actuación institucional, la aprobación se realizó en el menor tiempo posible, cuidando el proceso justo y garantizando los derechos fundamentales de todas las partes involucradas.

En este contexto, la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso se transforma en una de las pocas Instituciones de Educación Superior del país que cuenta con un protocolo que le permitirá abordar de un modo más robusto las denuncias sobre acoso, hostigamiento y discriminación arbitraria.

Dirección General de Vinculación con el Medio