Comunicado de Rectoría ante violentos hechos en Casa Central

Sábado 22 de octubre de 2016

Considerando los violentos hechos ocurridos en Casa Central de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso el viernes 21 de octubre, protagonizados por un grupo de manifestantes en el marco de la huelga legal que mantiene el Sindicato N° 1, Rectoría declara lo siguiente:

Lamentablemente el proceso de negociación entre el Gobierno Universitario y el Sindicato N° 1 ha debido desarrollarse en el marco de una huelga legal, la primera en 23 años, debido a la negativa del sindicato de hacerlo en el periodo que correspondía, a pesar de las reiteradas invitaciones que se le hicieron.

De esta forma, se han debido realizar varias reuniones entre la Comisión Negociadora de la administración universitaria y la directiva sindical desde que se iniciara la huelga. La primera solicitud de reunión realizada por la directiva sindical a este rector durante todo el proceso de negociación se realizó recién el jueves 20 de octubre, en el transcurso de la tarde, y el encuentro se concretó  al día siguiente, a las 15 horas, oportunidad en la que participaron el rector, la Comisión Negociadora y la directiva de la entidad sindical, y que tuvo por objeto escuchar la postura de esta última. Una vez concluida la reunión, alrededor de las 16 horas, continuó el trabajo entre el sindicato y la comisión negociadora.

En las reuniones realizadas en el periodo de huelga, las posiciones se han ido acercando, como ha sido reconocido por la propia dirigencia sindical. La mayor dificultad se ha centrado en el llamado bono de armonía, en relación al cual se le informó a la dirigencia sindical con anterioridad a la votación de huelga, que se pagaría solo si el proceso concluía con acuerdo entre las partes en ese momento previo. Es falso que haya existido acuerdo de palabra sobre su pago.  

Con el ánimo de avanzar en la solución, Rectoría flexibilizó su posición y el mismo viernes 21 ofreció pagar el bono correspondiente al día 10 de octubre por la suma de $ 90.000, pese a que ello no correspondía toda vez que se encuentra vencido el Contrato Colectivo. Junto con ello, en forma adicional se ofreció un préstamo de $100.000.

Aproximadamente a las 18.15 horas, un numeroso grupo de manifestantes compuesto mayoritariamente por funcionarios del Sindicato N° 1, ingresó con inusitada violencia verbal y física a Casa Central, interfiriendo el desarrollo de una ceremonia de graduación en el Salón de Honor y con clara intención de realizar una “toma” de las dependencias, provocando diversos daños y destrozos. Asimismo, realizaron movimiento y acopio de mobiliario para bloquear accesos, y hubo un intento de fogata en uno de los patios.

Frente a estos hechos, a las amenazas, intimidación, gritos e insultos  que recibimos quienes nos encontrábamos en Rectoría, y en defensa de la integridad de los funcionarios y directivos que ahí se encontraban, puesto que además cortaron la energía eléctrica y el servicio de internet, se solicitó el auxilio de la fuerza pública. Solo ante el aviso de que Carabineros se haría presente, los manifestantes abandonaron el recinto.

Condenamos enérgicamente esta violencia verbal y física tan opuesta al ser universitario, la que no nos amedrentara. Acciones de esta naturaleza son inaceptables, no caben en nuestra institución y merecen el más amplio repudio de la comunidad universitaria.

Lamentamos que se siga entregando por parte del Sindicato N° 1 información errónea, como ha ocurrido reiteradamente en este proceso. A pesar de ello, volvemos a manifestar nuestra voluntad de continuar dialogando en el espíritu que permitió construir durante los últimos 20 años y diez procesos de negociación colectiva "el mejor Contrato Colectivo del sistema universitario chileno" (según opiniones formuladas públicamente por dirigentes del Sindicato N° 1, incluso algunos de los actuales).

Claudio Elórtegui Raffo

Rector

Pontificia Universidad Católica de Valparaíso