Católica de Valparaíso distingue a ex alumnos en Cena Alumni realizada en Rancagua

Los seis egresados que recibieron el premio de manos del rector Claudio Elórtegui, “han mostrado un desempeño profesional destacable a lo largo del tiempo, en sus ámbitos particulares y escenarios específicos, dando testimonio del sello valórico de la Universidad”.

06.11.2017

Como una instancia para rememorar experiencias y anécdotas en el paso por las aulas, a profesores que dejaron una huella en su formación, y a compañeros y amigos que hicieron durante su época universitaria, fue catalogada por gran parte de sus asistentes la Cena Alumni PUCV realizada en Rancagua.

“Es a través de sus ex alumnos que la Universidad ha alcanzado niveles de prestigio, que históricamente ha tenido y sigue teniendo, en el país y a nivel internacional”, destacó en la ocasión el rector Claudio Elórtegui.

Sobre este tipo de encuentros que desde hace algunos años la Casa de Estudios viene realizando en distintas regiones, indicó que lo que se busca es, esencialmente, “fortalecer los vínculos con los ex alumnos que se encuentran a lo largo de todo el país (…) Rancagua es una ciudad desde la cual recibimos todos los años una cantidad muy importante de estudiantes”.

EX ALUMNOS PREMIADOS

Durante el encuentro se distinguió a un grupo de seis ex alumnos “que han mostrado un desempeño profesional destacable a lo largo del tiempo, en sus ámbitos particulares y escenarios específicos, dando testimonio del sello valórico de la Universidad”.  

Y precisamente sobre este premio, el rector Elórtegui explicó que “la idea es reconocer el rol de los ex alumnos, que son los embajadores permanentes de la Universidad en la sociedad”.

Los galardonados en esta oportunidad fueron Giovanni Giachetti (Escuela de Ingeniería Informática), Gustavo Parada (Escuela de Ingeniería Bioquímica), María Eugenia Manaud (Escuela de Derecho), Cristóbal López (Escuela de Comercio), Vanessa Montes (Escuela de Ingeniería Eléctrica) y Pamela Yáñez (Escuela de Trabajo Social).

“Recibir este premio representó para mí una alegría muy grande y una sorpresa. Por la PUCV siempre he sentido un gran cariño, el que no ha pasado pese a que son muchos los años desde que egresé. Y que la Universidad haya pensado en mí, es muy gratificante”, señaló Gustavo Parada.

“MANTENER VÍNCULOS CON EL ALMA MATER”

Como “fantástica” calificó María Eugenia Manaud este tipo de actividades que la Católica de Valparaíso realiza con sus egresados. “Nunca había tenido la oportunidad de reencontrarme con ex alumnos. Esto no existía hace años atrás, por lo que lo considero una muy buena idea que los egresados se reúnan y mantengan los vínculos con su alma mater”, afirmó la actual presidenta del Consejo de Defensa del Estado.

Esta idea fue reforzada por Giovanni Giachetti, quien es director de Investigación y Desarrollo de la Universidad Tecnológica de Chile, Inacap: “me parece que es una muy buena la iniciativa, y es algo que se debe mantener y potenciar, buscando incentivar a los exalumnos”.

Cristóbal López planteó que “es una forma interesante de vincular a los ex alumnos y así poder generar lazos con la Universidad”.

PUCV: “UNIVERSIDAD QUE FORMA EN VALORES”

Instancias como éstas no solo permiten a los participantes reencontrarse con compañeros y profesores, sino que también con ex alumnos de otras generaciones, especialmente anteriores. “Nos contaron historias de la Escuela, de cuando ingresó el primer hombre, parte de aquella historia que uno no conocía. Incluso había ex alumnas que fueron compañeras de profesoras mías”, contó Pamela Yáñez.

Al respecto, agregó que “mantengo un profundísimo cariño y orgullo por la Universidad, particularmente por la Escuela de Trabajo Social. En ella hice el pregrado, el postgrado y el postítulo, y además hice clases. Para mí es un espacio tremendamente cercano y significativo”.

Sobre los buenos recuerdos que guarda de su época universitaria, Giovanni Giachetti  manifestó que “nosotros tenemos la particularidad de haber sido la primera promoción de Ingeniería Civil en Informática en la Universidad, y vivimos muchas experiencias como pioneros de la carrera (…) Eso nos unió mucho como grupo, y los amigos que hicimos durante la carrera perduran hasta el día de hoy (…) Tuvimos a los mejores profesores que podríamos haber tenido, y la relación que se generó entre los compañeros fue muy buena”.

Y en relación a la PUCV, expresó que “tiene un sello, una característica muy interesante, que es la formación en valores. Las personas aprenden a desarrollar otras competencias, más allá de las habilidades profesionales, que son las de relacionarse, de vincularse, de interactuar”.

Lo anterior fue complementado por María Eugenia Manaud, quien concluyó que a la Católica de Valparaíso “siempre la he visto como una muy buena universidad, en general en todas sus disciplinas. De ella egresan muy buenos profesionales en todos los ámbitos”.

Por Juan Pablo Guerra

Dirección General de Vinculación con el Medio

Fotos: Ángela Tobón Coral