Cátedra de la Fundación Edmundo Eluchans ofrece debate sobre la independencia de la justicia

El panel estuvo integrado por el ministro de la Corte Suprema de Justicia y exalumno PUCV, Sergio Muñoz y el presidente del Colegio de Abogados de Chile, Arturo Alessandri.

16.11.2018

Bajo el lema “La Justicia en Chile hoy: ¿Qué tan independiente es?” se efectuó un interesante debate en el Salón de Honor de la Casa Central de la PUCV, el que fue organizado por la cátedra de la Fundación Edmundo Eluchans Malherbe y que contó con destacados panelistas: el ministro de la Corte Suprema de Justicia y exalumno PUCV, Sergio Muñoz y el presidente del Colegio de Abogados de Chile, Arturo Alessandri. El panel fue moderado por el periodista Héctor Soto. 

Entre los asistentes estuvo el vicerrector de Desarrollo, Arturo Chicano, quien arribó en representación del rector Claudio Elórtegui; el decano de la Facultad de Derecho, Alan Bronfman; el Profesor Emérito y ex rector, Bernardo Donoso; el presidente del directorio de la Empresa Portuaria de Valparaíso, Raúl Celis; el Fiscal Regional, Pablo Gómez; el integrante del directorio de la Fundación Edmundo Eluchans, Alex Avsolomovich, entre otros abogados, académicos y estudiantes de la PUCV.  

El presidente de la Fundación, Edmundo Eluchans Urenda, señaló que “tenemos un vínculo importante con la PUCV y particularmente con la Escuela de Derecho. Mi padre fue estudiante y profesor acá. Hay una sala que lo recuerda. Se entrega un premio con su nombre al mejor egresado e impartimos dos cursos optativos en la carrera de Derecho, uno sobre descentralización y otro de políticas públicas. Chile es un país es muy centralizado. Las regiones tienen que hacerse presentes y hacer oír su voz”.

El abogado Arturo Alessandri se refirió al nombramiento de los jefes y destacó que ellos gozan de inamovilidad en sus cargos pues sólo pueden ser removidos por una falta grave y no por sus resoluciones. También expuso sobre la necesidad de ampliar la cantidad de jueces y salas para abordar causas tributarias en regiones. En 2018, existen más de 100 causas pendientes en este ámbito.

Otro tema que le preocupa a Alessandri es el impacto del poder de los medios en las decisiones de los jueces. “Nadie es inmune al poder de los medios. Las redes sociales influyen y amedrentan a las personas. Algunas personas pecan de un protagonismo excesivo, alterando el derecho de inocencia. Las redes pueden influir en el sistema judicial”, advirtió.

Sobre este mismo punto, el ministro Sergio Muñoz planteó que los medios de comunicación pueden llegar a impactar en las decisiones de los magistrados, por lo tanto se privilegia la prudencia y la ponderación entre los jueces.

“Los comentarios llegan con posterioridad a la determinación. Eso está siempre latente. Hay que evitar el juicio público o político por los medios de comunicación. Hay una mirada política respecto al conflicto y esto en definitiva se ha tratado de evitar. El juez no puede extraerse de lo que es vivir en sociedad. Entre más interés público que originen los hechos, mayor será la preocupación por los medios de comunicación. Es algo que los jueces nos tenemos que acostumbrar y generar buenas prácticas para tratar de revertirlo”, agregó.

Muñoz advirtió que es nocivo para el sistema judicial que se filtre información a la prensa antes de que llegue a los tribunales, pues los medios pueden influir en las decisiones y todas las personas tienen el derecho a la presunción de inocencia, la imparcialidad en el juzgamiento y la garantía de ecuanimidad de las partes.

LA PUERTA GIRATORIA

Sobre la pregunta: ¿Qué tan independiente es nuestro sistema judicial? Muñoz señaló que se ha pasado de una forma de ejercicio del poder judicial de manera vertical a otra más horizontal, pensando en las personas en igualdad y sin exclusiones.

Además, advirtió que el concepto de “puerta giratoria” no es tal pues de los 300 mil casos resueltos desde el inicio de la reforma procesal penal en Chile, sólo 3 mil han sido zanjados en contra de la voluntad del ministerio público. Claro que algunos casos son emblemáticos y llamativos para la opinión pública, sobre todo para quienes ocupan cargos en el gobierno.

“En el orden interno y objetivo, la justicia chilena es absolutamente independiente y aplica el ordenamiento jurídico en la forma que es dada desde la Constitución, la Ley y los Reglamentos. El tema fundamental es que el juez sea imparcial desde el punto de vista subjetivo y entre sin perjuicios, sin alicientes y ningún aspecto extraño al proceso. En ese sentido, hemos dicho que puede haber algún aspecto que incida en la determinación del juez. Esperamos que no sea así, pero tampoco podemos ignorarlo. Esto se ve en lo político, los medios de comunicación y la opinión pública”, añadió.

Muñoz planteó que hay otros aspectos que han dejado de tener validez en nuestro sistema de justicia como los llamados por teléfono o mensajes de ciertas personas influyentes para ejercer presión durante los procesos. “En eso ha avanzado mucho la administración de justicia para desterrar estas malas prácticas. Sumando y restando, somos bastante independientes e imparciales en la administración de justicia”, concluyó.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio

Fotos: Ángela Tobón Coral