Astronauta Ellen S. Baker en la PUCV: “Podemos volver a la Luna en cinco o 10 años más”

La doctora y experta en Oncología expuso frente a más de 200 escolares de 13 establecimientos de la región. La norteamericana ha participado en tres misiones espaciales y ha registrado más de 686 horas en el espacio.

07.10.2016

La astronauta norteamericana Ellen S. Baker efectuó la conferencia “Perspectiva Orbital” en el Salón de Honor de Casa Central de la PUCV, invitada por la Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados de nuestra Casa de Estudios, donde expuso frente a más de 200 escolares de 13 establecimientos de la región.

Baker se unió a la NASA en 1981 y en la ocasión expuso sobre algunos de los desafíos que existen para comprender mejor el universo y también sobre los riesgos de viajar al espacio. La experta lamentó que durante los últimos seis años, Estados Unidos no ha mandado ningún astronauta fuera de nuestras órbitas, pero por otro lado, ha aumentado la cooperación entre Rusia, China y EE.UU.

La doctora norteamericana que es experta en Oncología planteó que los viajes al espacio representan algún grado importante de riesgo, pues los astronautas se exponen a la radiación.

Los astronautas en el espacio desarrollan actividad física diariamente y cuentan con trotadoras, bicicletas estáticas y pueden levantar pesos. Uno de los efectos que han encontrado a raíz de la gravedad cero es que se adelgazan las piernas y se hincha la cara. Algunos astronautas vuelven con un hinchazón interna en el cerebro, lo que les afecta la visión.  

“Uno de los grandes riesgos que hay en el espacio es la presencia de elementos en flotación como la existencia de pequeños meteoritos. Durante las misiones hay preocupación por el daño que se pueda generar en la nave. Se puede estar hasta seis meses en órbita”, agregó.

MENOS INVERSIÓN EN LA CARRERA ESPACIAL

El lanzamiento para llegar a la órbita puede tardar ocho minutos y medio a una velocidad de 20 mil kilómetros por hora. Un astronauta puede ver 16 amaneceres y 16 atardeceres en un día.   

¿Ha bajado mucho la inversión en la carrera espacial norteamericana?

“Estamos operando junto a los rusos la estación espacial. Son nuestros mayores socios, pero también tenemos vínculos con europeos, canadienses, japoneses y chinos. Lo que tienen los rusos ahora, y nosotros hemos perdido por temas presupuestarios, es la posibilidad de llevar a los astronautas al espacio. Gran parte de los costos operativos siguen siendo de los Estados Unidos”.      

“Estamos trabajando en la posibilidad de mandar nuevamente a nuestros astronautas al espacio y tenemos algunas empresas privadas que están desarrollando nuevos cohetes. Hay futuro en el espacio. China está trabajando con nosotros. Han presentado buenas misiones. Espero que continúen sus vínculos con Rusia, Europa y Estados Unidos para volver a futuro a la Luna”.

¿Hay posibilidades reales de habitar la Luna?

“Podemos hacerlo y sabemos cómo hacerlo. Sólo falta el dinero y la voluntad política. Marte es más difícil, pero somos personas con inteligencia, podemos ver la manera de lograrlo. Ahora no tenemos el financiamiento pero podemos volver a la Luna en cinco a 10 años más si tuviésemos el dinero”.

¿Cuál es el valor real que aporta la ciencia para contribuir al desarrollo de los países?

“Es como el valor de cualquier investigación científica en general: es aprender más acerca de nuestro mundo y ser capaz para aplicar ese conocimiento para que el mundo sea un lugar mejor  y para desarrollar nuevas tecnologías. Eso es la ciencia.

Eso no siempre se aprecia en los países en vías de desarrollo…

“Hay mucha investigación en ciencias en América Latina y ustedes podrían propiciar una asociación con la agencia espacial de Europa y trabajar juntos. Nosotros tenemos un astronauta de Brasil. Si se asocian  podrían conseguir otras fuentes de financiamiento”.

¿Qué investigaciones realizó en el espacio?

“Los astronautas realizan los experimentos, pero los científicos en el planeta son los que diseñan las investigaciones. No me consideraría una investigadora, pero efectué experimentos. Por ejemplo, realizamos mediciones sobre el impacto que hay en la capa de ozono. Hicimos muchos experimentos biológicos para analizar la fisiología y estudiamos nuevos compuestos aplicando dinámicas de fluidos y física con científicos de distintas partes del mundo”.  

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio  

Fotografía: Ángela Tobón