María José y María Loreto Herrera: Trabajo en equipo y emprendimiento

Ex alumnas de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso instalaron una tienda de alimentos saludables a granel el año pasado en Viña del Mar con un principio claro e intransable: comercio justo. Además, entregan herramientas a quienes buscan emprender a través de cursos, charlas y talleres.

Noviembre de 2019.

María José y María Loreto son gemelas y durante toda su vida han tenido una conexión especial. Juntas emprendieron desde pequeñas con la venta de artesanías o dulces y también se desempeñaron como atletas destacadas, tanto en el colegio como en la universidad.

Motivadas por el énfasis que se le da al deporte decidieron ingresar a la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. En la PUCV ambas adquirieron los conocimientos y herramientas principales para trabajar en proyectos que les permitan innovar y emprender.

"Al ser emprendedora y dueña de tu tiempo te abres a un montón de posibilidades para poder aprender cosas nuevas. Tienes la opción de decidir dónde y en qué quieres trabajar y eso se da por haber adquirido  experiencia en otros rubros", aseguran las hermanas Herrera.

María Loreto trabajó por más de ocho años liderando equipos de trabajo de distintas áreas en una empresa del rubro de la tecnología; en tanto, María José se desempeñó por el mismo período de tiempo en la industria automotriz, implementando estándares de trabajo en la red de servicios como gerenta de distrito.

"Nuestra idea siempre fue regresar a Viña del Mar por eso decidimos renunciar a nuestros trabajos anteriores. Después de un tiempo trabajando una empieza a poner en la balanza y se cuestiona: sigo siendo una máquina generadora de dinero o empiezo a priorizar otras cosas para la sociedad y para una. Hoy tenemos la libertad de elegir porque nuestro foco no está puesto en ganar dinero", señalan.

En julio de 2017 comenzó a funcionar Super Justo en la casa de las hermanas Herrera y en enero de 2018 lograron instalarse con un local en el sector de Recreo en Viña del Mar. En la actualidad forman parte del barrio con una oferta de productos alimenticios saludables que busca romper con la idea que "comer sano cuesta caro".

Más y mejor emprendimiento

María José y María Loreto tienen el propósito de contagiar a los jóvenes con el espíritu emprendedor y hace un tiempo realizan clases en la PUCV como profesoras agregadas en la Escuela de Ingeniería Comercial impartiendo los ramos de Estrategia de Calidad de Servicios; Taller de Responsabilidad Social y Sustentabilidad con los Negocios de Barrio, y Liderazgo y Emprendimiento Personal. Este último curso corresponde a una asignatura de formación fundamental por lo que estudiantes de distintas carreras pueden tomarlo.

"Nos dimos cuenta que hay un montón de habilidades sociales o temas de autoconocimiento que no tienen espacio en las universidades. Antes de emprender hay que construir un liderazgo personal. Tuvimos muy buenos resultados el semestre pasado con alumnos de distintas escuelas, lo que posibilita que se conozcan y realicen dinámicas en grupo", comentan.

El mensaje de las gemelas Herrera no solo busca entusiasmar a las nuevas generaciones de estudiantes, sino que también pretende apoyar a las y los emprendedores a través de charlas, capacitaciones y asesorías que cuentan con un seguimiento periódico.

"En las asesorías que hacemos a emprendedores hay personas que son profesionales y saben mucho sobre sus rubros, pero les faltan herramientas para darse a conocer, ordenarse con las cuentas y mayor claridad con sus propios objetivos de trabajo para poder lograr sus sueños", declaran.

Proyectos y metas

Tanto María José como María Loreto no se conforman con el trabajo que están realizando y apuntan a seguir creciendo. Super Justo está en proceso de expansión y para el próximo año esperan contar con nuevos locales en la comuna de Viña del Mar, tanto en el centro de la ciudad como en Reñaca. Más adelante esperan llegar a otras regiones del país.

"Nosotras apuntamos a arrendar la marca. Esto incluye una asesoría mensual que permitirá una mejora continua y también que se potencie el trabajo con los proveedores. Además, queremos consolidarnos a través de un posicionamiento en nuestras redes sociales", indican.

Para ambas el camino del emprendimiento comenzó y no tiene viaje de regreso. La confianza en las personas, el compromiso con los proyectos en que se involucran y la preocupación por la satisfacción de sus clientes, son los principios que guían su trabajo como Sinergem (Sinergía de Gemelas).

"Emprender es un salto de visión y de oportunidades para poder decidir cosas. Creemos en un comercio consciente. Si tu foco está en mantener una vida tranquila, en el sentido de no marearte con la lógica consumista de nuestra sociedad, no gastes más de lo que necesitas", afirman.

En el área pedagógica el próximo año esperan sumar a más carreras a sus clases en la PUCV. En materia personal, María José es mamá de una pequeña y Loreto continua realizando clases de yoga junto a su marido en Punto Alma en Recreo.